La CNMV y Banco de España quieren reforzar a nivel educativo la cultura financiera

Encuesta de Competencias Financieras presentada esta semana por Banco de España y CNMV.
|

En los próximos días conoceremos el Plan de Educación Financiera 2018-21 que estará dotado con 2,8 millones de euros, algo más de 700.000 euros anuales. Esta iniciativa está impulsada desde la CNMV y el propio Banco de España. La idea es la de incorporar el concepto más amplio de cultura inversora más centrada en los activos inmóvil.

El propio Sebastián Albella, presidente de la CNMV destacó qu durante la presentación de la ‘Encuesta de Competencias Financieras’, la “inquietud” del regulador  por que la población española “cuente con los conocimientos necesarios para interactuar con entidades financieras y entender los diferentes productos”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El plan, que se publicará en los próximos días, persigue cuatro objetivos fundamentales: identificar los segmentos de población con necesidades específicas, reforzar la red de entidades colaboradoras, intensificar actuaciones específicas que tengan en cuenta la importancia creciente de la tecnología en la provisión de servicios financieros y la promoción de la educación financiera  en los centros de enseñanza, según ha indicado el presidente de la CNMV.

Escasa formación financiera

De acuerdo con la citada  Encuesta de Competencias Financieras impulsada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores sólo la mitad de los adultos españoles comprende conceptos financieros básicos como interés compuesto (46%), diversificación del riesgo (49%) o inflación (58%).

El porcentaje de respuestas correctas es menor entre las mujeres y aumenta ligeramente con el nivel educativo. Entre los adultos con estudios universitarios, dos de cada tres es capaz de definir correctamente el interés compuesto (57%), diversificación del riesgo (60%) o inflación (70%).

PUBLICIDAD

Desde esta perspectiva parece comprensible en cierta medida que situaciones derivadas como las relacionadas con las cláusulas suelo en las hipotecas, preferentes, deuda subordinada, ‘swaps’ haya llegado al consumidor por su falta de cultura financiera.

No hablamos de un saber avanzado, sino de elementos ya habituales para el desempeño cotidiano como, por ejemplo, la inflación. Un 42% de los españoles no alcanza a comprender bien lo qué es y, por tanto, cuando se aplica el popular índice de precios de consumo (IPC) no entiende su alcance real.

PUBLICIDAD

Así figura en la Encuesta de Competencias Financieras (ECF) presentada esta semana por el gobernador del BdE, Luis María Linde, y el presidente de la CNMV, Sebastián Albella. Más datos. Ni siquiera la mitad -solo el 46%- sabe lo que es un interés compuesto -esto es, un 1,5% anual por poner una referencia-, algo clave para evaluar bien el rendimiento que pueden generar sus inversiones, depósitos o simples cuentas. Pero es que no muchos más (el 49%) conocen cómo diversificar riesgos.

PUBLICIDAD

Los datos son similares a los que hay en otros países y da la sensación que la propia población española no lo percibe como un gran problema. El 46% de las personas consultadas en la ECF califica de «medios» sus conocimientos financieros e incluso un 8% los valora como «bastante o muy altos». Por el contrario, un 29% los ve «bajos» y otro 19% los reconoce como «muy bajos».

Curiosamente, apenas existen diferencias entre hombres y mujeres a la hora de valorarse -el 46% de ellos dice tener conocimientos «medios» frente al 44% de ellas-, pero sí se aprecia una brecha clara en el resultado de sus respuestas a las preguntas planteadas por el Banco de España y la CNMV. Se aproxima a los diez puntos, pero ninguno de los dos organismos ha podido dar una explicación concreta del motivo, más allá de que pueda acusarse de forma especial en las personas de mayor edad.

Sí aprecian diferencias más esperadas en el grado de conocimientos según el nivel de educación y también la renta familiar. Así, por ejemplo, hasta siete de cada diez personas con formación universitaria comprende bien lo que es la inflación, frente a un 48% entre quienes tienen estudios primarios. Y si hablamos de saber cómo diversificar los riesgos, la diferencia es de un 60% frente a un 38%, respectivamente.

A mayor renta más cultura financiera

Otro dato de este informe es que si se mira el nivel de ingresos, la distancia resulta todavía más evidente. De esta forma, tres de cada cuatro personas que ganan más de 44.500 euros anuales tiene claro lo qué es el IPC, algo que solo el 47% entiende entre quienes tienen emolumentos inferiores a 14.000 euros. Es más, hasta veinte puntos les separan si se trata de evaluar los riesgos de sus inversiones o contratos financieros: en los sueldos más bajos solo el 39% se maneja bien, mientras que en los altos suponen el 69%.

Y si consideramos el origen de cada persona encuestada, aragoneses y navarros son los que más conocimientos financieros aparentan tener, seguidos de vascos y riojanos. En el extremo contrario, andaluces, extremeños y murcianos son los que presentan más problemas.

PUBLICIDAD

Linde mostró su preocupación, en la presentación de la ECF, porque «amplios segmentos» de la población «parecen no estar familiarizados» con conceptos que resultan «esenciales» para gestionar bien sus finanzas. También Albella compartió su «inquietud» a ese respecto, antes de anunciar que ambos supervisores analizarán en detalles esas deficiencias en el Plan de Educación Financiera 2018-2021.

Otro dato de esta encuesta señala que el 97% de los españoles tiene hoy una cuenta corriente y un 56% tarjetas de crédito, otro 38% ha adquirido productos financieros y el 17% ha suscrito un préstamo o una hipoteca. Además, el 20% tiene plan de pensiones y el 30% seguro de vida.