En su 40 aniversario, el lenguaje de la Constitución pasará el examen de la RAE para hacerlo inclusivo

Es un encargo del Gobierno que no afectará a lo sustancial de la Carta Magna pero irá más allá de lo simbólicoLos llamados "padres" de la Constitución de 1978: De pie, de izquierda a derecha, Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez Llorca, Miguel Herrero de Miñón; sentados, en la misma dirección, Miguel Roca, Manuel Fraga Iribarne, Gregorio Peces Barba y Jordi Solé Turá.
|

La ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha encargado a la Real Academia Española (RAE) un estudio respecto a “la adecuación” de la Constitución española a un lenguaje que incluya a las mujeres, porque tenemos una Constitución “en masculino”, de “ministros y diputados, que se corresponde a hace 40 años”, dijo ayer en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados.

Esta reforma hacia un lenguaje “inclusivo, correcto y verdadero a la realidad de una democracia que transita entre hombres y mujeres” no afectaría a la sustancia de la Constitución pero “sí a un plano no solo simbólico”, afirmó la vicepresidenta.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Masculino genérico

Ya en sus primeros artículos, el texto de la Carta Magna incluye palabras como “trabajadores”, “ciudadanos” o “españoles” sin que exista formación del femenino.

La RAE o la Fundéu, hasta ahora, han marcado la pauta de que el masculino plural, en español, sirve igual para hombres y mujeres, aunque reconocen que existe ‘en la calle’ una fuerte tendencia a evitar esos masculinos genéricos y en su lugar se opta por otras soluciones del tipo “profesorado” o “alumnado” para referirse a maestros y alumnos, por ejemplo.

Informe listo en octubre

La RAE hará “un trabajo serio y despolitizado”, según su director, Darío Villanueva, y no tendrá el informe hasta octubre debido a que el pleno de esta institución ya no vuelve a reunirse hasta ese mes.

PUBLICIDAD

Los trabajos comenzarán de inmediato y, previsiblemente, se pondrá en marcha una comisión, si bien la “última decisión” sobre el informe le corresponderá al pleno de la academia, que es donde se debatirá el documento tras su salida de la comisión.

Villanueva señaló que la academia entregará “un trabajo riguroso desde el punto de vista lingüístico y gramatical”, “conforme a la doctrina lingüística” de esta institución.

PUBLICIDAD

Siguientes pasos

Cuando la vicepresidenta y ministra reciba el estudio de la RAE lo trasladará tanto a la Comisión de Igualdad como a la Constitucional del Congreso, porque, “sí que será necesario empezar por tener un texto de la Constitución que incluya a las mujeres”, con independencia de que haya reforma posterior o no.

PUBLICIDAD