PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los que fueron, son y serán se reúnen en el Premio ‘Excelencia y Calidad en la Justicia’

Reconocimiento a los padres de la Constitución
|

De nuevo con el Tribunal Supremo como escenario solo dos días después de la apertura del Año Judicial, los poderes del Estado reunidos esta mañana en el acto de entrega del Premio ‘Excelencia y Calidad en la Justicia’ han vuelto a visualizar y a expresar públicamente su defensa de la Constitución y la necesidad de buscar el consenso para su reforma.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, no pudo estar por haber un pleno en el Congreso, pero le representó su secretario de Estado, Manuel Jesús Dolz.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los que fueron, son y serán juntos para premiar a José Pedro Pérez Llorca, Miquel Roca Junyent y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, “por su contribución decisiva en la elaboración del texto constitucional a la convivencia en libertad y el bienestar de los españoles”, tal como recogía el texto de invitación a este acto solemne.

Como decía Rodríguez de Miñón, una verdadera concentración de auctoritas y potestas que recibía en pie a los premiados.

En la mesa presidencial, junto a los padres de la Constitución, los que son: el presidente del Consejo General de Procuradores de España y organizador, Juan Carlos Estévez; la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes; y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas.

PUBLICIDAD

En las primeras filas, juntas, la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega y la “fiscala” general del Estado -como se ha referido a ella Pérez LLorca-, María José Segarra. También han acudido los presidentes de Sala del Tribunal Supremo, esta vez sin toga pero con igual solemnidad que en la apertura de tribunales, así como el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro y el del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira.

El poder legislativo ha contado con su espacio a través de los portavoces de la Comisión de Justicia. Allí estaba el del Grupo Parlamentario Socialista, Juan Carlos Campo, y la del Grupo Parlamentario Popular, María Jesús Moro.

PUBLICIDAD

Y la consejera de Justicia, Yolanda Ibarrola, como representante del gobierno regional.

PUBLICIDAD

Y en las butacas laterales, los que fueron: dos exfiscales generales del Estado, Eduardo Torres Dulce y Cándido Conde-Pumpido; el expresidente del Supremo y del CGPJ, Pascual Sala; el exvicepresidente del Constitucional, Ramón Rodríguez Arribas; el exministro de Justicia, Rafael Catalá, entre otros insignes.

En cuanto a los que serán, allí estaba la magistrada Encarnación Roca que suena como posible candidata a presidir el Tribunal Supremo y el CGPJ. Quién sabe si alguien más de los presentes para futuras quinielas.

Acierto pleno de premiar a los padres de la Constitución

La ceremonia de entrega de esta cuarta edición de los premios la ha inaugurado Carlos Lesmes que ha asegurado que reconocer en estos momentos a José Pedro Pérez Llorca, Miquel Roca Junyent y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón es “un acierto pleno” por lo que ellos y su trabajo han supuesto para España.

Por su parte, Juan Carlos Estévez ha recordado cómo era nuestro país a finales de los 70 en un momento en que “todos queríamos los cambios pero no sabíamos cómo se iban a producir”.

En cuanto a la Constitución, Estévez ha afirmado que “funcionó perfectamente bien hasta finales del siglo XX. A partir de ahí ya se ha ido perdiendo el consenso y, en este momento, quizás necesite una reforma pero no una demolición”.

PUBLICIDAD

Aprovechando la presencia de todos los poderes del Estado, Estévez ha manifestado su “público apoyo” a todos ellos, a los jueces y, “sobre todo, a los del Tribunal Supremo porque el poder judicial está maltratado a diario”.

Ha dejado claro, además, que se debe distinguir a las personas de las instituciones porque “si éstas se debilitan, se ponen el peligro los pilares de la Constitución”.

Como conclusión a su intervención, ha dicho que estos premios reconocen “a los 7 padres de la Constitución, al espíritu de defensa de la Carta Magna, la paz y la concordia de España”.

Reforma constitucional

Miquel Roca Junyent ha centrado sus palabras en torno “al valor de la palabra dada”, es decir, a “mantener siempre fiel el compromiso de defender hoy lo que acordamos hace 40 años”.

En cuanto a la reforma constitucional, Roca espera “que no se sacrifique el consenso” y ha defendido que “solo desde el respeto a las normas se alcanza la libertad”.

Por su parte, José Pedro Pérez Llorca ha recordado que lo que se ha premiado hoy es “a la Constitución” porque “nosotros solo fuimos unos buenos escribanos a los que se nos pidió consenso”.

En su opinión, la Carta Magna es “un texto normativo audaz y una apuesta decidida y fuerte en la defensa por el Estado de Derecho”. Y, en este contexto, se ha referido al artículo 24 para definirlo como “una miniconstitución en sí mismo”.

Pérez-Llorca ha recordado que en la historia de nuestro país “no hemos conseguido nunca reformar una Constitución sino que se han abolido y la que tenemos ahora bien se merece una reforma con el consenso social implícito”.

Para el tercer premiado, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, la Constitución es “una obra jurídica buena y una obra política excelente” en la que “algo pusimos de técnica”.

Con la referencia a Karl Marx de que “jamás la ignorancia fue de provecho a nadie” en cuanto a la reforma de la Constitución, Rodríguez de Miñón ha pedido que “tratemos de hacerlo con calidad técnica porque en el derecho y la salud hay que caer en buenas manos para que las cosas se hagan bien”.