PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El FC Barcelona podría rescindir el contrato a Arda Turan después de que la Fiscalía turca le haya imputado 3 delitos

El jugador barcelonista, Arda Turán, con la camiseta del Medipol Basaksehir, equipo al que había sido cedido hasta 2020 en enero del año pasado.
|

Pista libre. Eso es lo que tiene el FC Barcelona para rescindir el contrato que le une al futbolista turco, Arda Turán, después de que éste haya sido acusado por la Fiscalía de su país de tres delitos: tenencia ilícita de armas, lesiones intencionadas y acoso sexual. 

Por todos ellos el Ministerio Fiscal solicita 12 años y medio de prisión.

PUBLICIDAD

Turan está actualmente cedido por el Barça al Medipol Basaksehir, un equipo de Primera División turca de Estambul. Es decir, todavía es propiedad del FC Barcelona.

PUBLICIDAD

La acusación contra el jugador supone la existencia de una «causa justificada», una condición en los que la FIFA permite que cualquier club rescinda un contrato unilateralmente con el jugador, sin estar obligado a pagar indemnización alguna y sin exponerse a una sanción deportiva.

La conducta del turco supone, sin duda, una rémora para la imagen del FC Barcelona; no se puede permitir tener entre sus filas a jugadores pendencieros que, lejos de representar un ejemplo y ser un referente de conducta deportiva, manchan la reputación del club con este tipo de acciones.

PUBLICIDAD

Los hechos que se imputan a Arda Turan tuvieron lugar en una discoteca de Turquía durante la madrugada del pasado miércoles.

Dentro del local, Arda dirigió reiteradas proposiciones sexuales a la mujer del cantante turco Berkay Sahin, que se encaró con el futbolista.

Tras intercambiarse varios insultos, Arda Turan le rompió la nariz al artista turco de un puñetazo.

PUBLICIDAD

No contento con ello, Arda siguió al cantante hasta el hospital, donde sacó una pistola y disparó contra una fotocopiadora, sin causar heridos.

Hay que recordar que el centrocampista otomano todavía está cumpliendo una sanción de 16 partidos por empujar, amenazar e insultar a un árbitro asistente en la liga turca. 

PUBLICIDAD

¿EN QUÉ CONSISTE LA «CAUSA JUSTIFICADA»?

Actualmente es el Basaksehir el equipo que se hace cargo del salario de Arda Turan.  estas noticias concernientes al jugador pueden perjudicar la imagen del Barcelona. Por ello, los culés podrían estar interesados en rescindir su contrato.

El Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA regula la rescisión de los contratos de futbolistas. Concretamente, es el artículo 14.1 del Reglamento FIFA el que establece la rescisión sin consecuencias para el club pero hay que justificar la «causa justificada», pues los órganos de la FIFA o el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) no siempre aceptan cualquier causa esgrimida como “justificada”.

En otros casos similares, se han aceptado como “causa justificada” diferentes motivos disciplinarios, como agredir a un compañero de equipo, insultar a un directivo del club o ausentarse reiteradamente de los entrenamientos.

Si en supuestos de este estilo se ha aceptado la “causa justificada”, no cabe duda de que agredir a una persona en una discoteca, acosar sexualmente a una mujer y poseer y disparar una pistola ilícitamente sería también considerado una “causa justificada”.

Además, hay que tener en cuenta que, aunque ningún tribunal turco se ha pronunciado todavía al respecto, hay evidencias fotográficas y diferentes videos que muestran como Arda Turan llevó a cabo todas esas acciones.

PUBLICIDAD

Por último, también hay que tener en cuenta el Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales.

Con base en el artículo 13 de este Real Decreto, la relación laboral se puede extinguir cuando concurran las causas válidamente previstas en el contrato, por lo que habría que atender concretamente a lo dispuesto en el contrato entre el Fútbol Club Barcelona y Arda Turan.

Además, el artículo 14 del Real Decreto establece que los clubes podrán imponer sanciones a los jugadores por conductas extradeportivas siempre y cuando repercutan grave y negativamente en el rendimiento del deportista o en la imagen del club.

En cualquier caso, con base al artículo 14 del Reglamento FIFA, el Barça podría rescindir su contrato con Arda Turan, sin necesidad de acudir a lo dispuesto en el contrato.

SANCIÓN DEL BASAKSEHIR 

Ante los hechos ocurridos, el Basaksehir turco, club en el que se encuentra cedido Arda Turan, ya ha sancionado al futbolista con una multa de unos 370.000 euros.

En el comunicado oficial del pasado martes, el club afirma lo siguiente:

“Queremos hacer saber que los hechos reflejados en la prensa respecto a la actuación de nuestro futbolista, que estuvo tres días de permiso por los partidos de la selección nacional, no son compatibles en absoluto con la ética y el concepto profesional del club de fútbol Istanbul Basaksehir”.

MALA CONDUCTA DENTRO Y FUERA DEL CAMPO 

Arda Turan nunca ha destacado por su conducta ejemplar, ni dentro ni fuera del terreno de juego.

En enero de 2015, durante el partido de Copa del Rey entre Atlético y Barcelona, Arda le lanzó una bota al linier, que pasó cerca de su cabeza. Sorprendentemente, no hubo sanción.

Más recientemente, el pasado mes de mayo, Arda Turan recibió un castigo histórico en la Liga de Turquía por su conducta en el tiempo de descuento del Basaksehir-Sivasspor. El centrocampista fue sancionado a 16 partidos por empujar al juez de línea y, posteriormente, insultar y amenazar al árbitro tras ser expulsado.

Además, la Federación de Fútbol de Turquía (TFF) le impuso una multa adicional de 7.700 euros.

DECADENCIA DEPORTIVA

Arda Turan llegó al Atlético de Madrid en 2011 procedente del Galatasaray. El Atlético pagó alrededor de 12 millones de euros por el centrocampista turco.

Tras varias temporadas a un excelente rendimiento, en las que Arda fue pieza indispensable del Atlético, que llegó a la final de la Champions de Lisboa en la temporada 2013/2014, el Barcelona se interesó por el jugador otomano.

En julio de 2015, el Fútbol Club Barcelona anunció el fichaje de Arda Turan por casi 40 millones de euros. Aterrizó en el Barça con etiqueta de estrella.

Sin embargo, las cosas no le fueron como esperaba.

Arda prácticamente desapareció durante sus dos temporadas en la Ciudad Condal.

Ante tal situación, el pasado mes de enero el Barça hizo oficial la cesión del centrocampista al Estambul Basaksehir FK hasta el 30 junio del 2020, cuando finaliza oficialmente su contrato con el club azulgrana.

Tiran tenía, en ese momento, el sexto salario más alto de la plantilla 2017-18. Su salida amortiguó al máximo el impacto de los 20 millones de euros que quedaban por amortizar a sabiendas de las dificultades para recibir una buena suma de dinero por su traspaso.