PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cuáles son los límites salariales en la NBA y en qué consiste el llamado “impuesto de lujo”

Los límites salariales y el impuesto de lujo en la NBA Chris Paul con James Harden, ambos jugadores de la NBA. NBA.
|

Todos los equipos de la National Basketball Association (Asocación Nacional de Baloncesto) o NBA están sujetos a determinados límites salariales, para alcanzar una mayor igualdad competitiva.

Para la temporada 2018/2019, el límite ha quedado fijado en 101,869 millones de dólares, superando los 100 millones por primera vez en la historia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pues bien, en caso de que un equipo de la NBA exceda notablemente esos límites salariales, tiene que pagar una cantidad en concepto de impuesto de lujo o luxury tax.

Para esta temporada, el umbral del impuesto de lujo se ha situado en 123,733 millones de dólares. De este modo, todo equipo cuyo gasto salarial supere los 123 millones tendrá que pagar una cantidad por el luxury tax.

¿Cómo se calcula el límite salarial?

Los límites salariales de la NBA se calculan en la forma descrita en el Convenio Colectivo de la NBA, acordado entre la NBA y la National Basketball Players Association (NBPA), Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto.

PUBLICIDAD

Según el Convenio, el límite salarial de cada temporada se calcula en base al Basketball Related Income (BRI), o Ingresos relacionados con el baloncesto, que incluye todos los ingresos de los equipos de la NBA como resultado de las operaciones relacionadas con el baloncesto.

Esta cantidad (BRI) se multiplica por el 44,74% y se divide por 30, que es el número de equipos que hay en la NBA, realizando después una serie de ajustes.

PUBLICIDAD

Estos cálculos se llevan a cabo antes del 1 de julio, ya que esta es la fecha que marca el inicio de las operaciones de la temporada.

PUBLICIDAD

Para esta temporada, el límite salarial de la NBA se ha fijado en 101,869 millones de dólares.

Por último, se establece también un gasto mínimo en salarios, que equivale al 90% del límite salarial.

Para la presente temporada, al gasto mínimo asciende a 91,682 millones de dólares.

¿Cómo se calcula el impuesto de lujo?

El método de cálculo del impuesto de lujo también está previsto en el Convenio Colectivo de la NBA.

Según el Convenio, el impuesto de lujo se fija en el 53,51% del BRI.

PUBLICIDAD

En la presente temporada, el umbral del impuesto de lujo se ha situado en 123,733 millones de dólares.

Ahora bien, ¿cuánto dinero tiene que pagar cada equipo si su gasto salarial supera esta cantidad?

Depende de cuál sea el exceso del umbral del impuesto de lujo, ya que el Convenio establece una escala progresiva.

Si un equipo supera el umbral entre 0 y 5 millones, tendrá que pagar 1,5 dólares por cada dólar de exceso.

A modo de ejemplo, si un equipo tiene un gasto salarial de 125,733 millones de dólares, supera el umbral en 2 millones y, por tanto, debe pagar impuesto de lujo por un total de 3 millones de dólares.

Si se supera el umbral entre 5 y 10 millones (por ejemplo, con un gasto salarial de 131 millones), el equipo tendrá que pagar 1,75 dólares por cada dólar de exceso.

En caso de que el exceso sea entre 10 y 15 millones, el impuesto de lujo será de 2,5 dólares por cada dólar excedido.

Por último, si se supera el umbral entre 15 y 20 millones, habrá que pagar 3,25 dólares por cada dólar excedido.

¿Consigue su objetivo el impuesto de lujo?

La finalidad del impuesto de lujo en la NBA es clara: restringir la contratación de los mejores jugadores por parte de aquellos equipos que tienen elevados recursos económicos, para lograr así una mayor igualdad deportiva en la competición.

El problema reside en que los propietarios de ciertas franquicias de la NBA tienen fortunas millonarias y no tienen problema en pagar el impuesto de lujo y recuperar todo o parte de ese dinero con títulos, camisetas y otros ingresos.

Mientras tanto, otros equipos no cuentan con esa capacidad económica y ponen todos sus esfuerzos en estar siempre por debajo de los límites establecidos para no tener que pagar el impuesto de lujo.

Por tanto, no puede afirmarse que el impuesto de lujo esté consiguiendo una competición más equilibrada.

En todo caso, a la NBA le favorece su existencia, ya que todo el dinero que se paga por impuesto de lujo se lo queda la liga.

No obstante, el Convenio de la NBA establece que hasta un máximo del 50% de los pagos por impuesto de lujo se podrá destinar a los equipos que no pagan el impuesto.

Efectos de las sanciones en el impuesto de lujo: el caso “Chris Paul”

¿Cómo puede un equipo ahorrarse cientos de miles de dólares con una sanción a un jugador suyo?

Recientemente, tuvo lugar una bochornosa pelea durante el partido entre Lakers y Rockets, por la cual la NBA sancionó a Chris Paul, jugador de Houston Rockets, con dos partidos de sanción y casi 500.000 dólares de multa.

¿Cómo funciona la multa? Los 500.000 dólares se restan del salario de Chris Paul.

De este modo, aunque el base norteamericano deja de percibir casi 500.000 dólares, los Rockets siguen pagando ese dinero, que se lo queda la NBA.

Esta sanción podría suponer una ruina para los Rockets, si no fuera por el impuesto de lujo.

En la NBA, uno de los equipos que excede el límite salarial es Houston Rockets, por lo que a final de temporada tendrá que pagar varios millones por el impuesto de lujo.

Pues bien, se permite que el 50% de la cantidad retenida por la NBA en concepto de multa se deduzca del gasto salarial de los Rockets. En este caso, el 50% de la cantidad retenida sería aproximadamente 250.000 dólares.

Esto desplegará efectos a final de temporada, cuando se liquide el impuesto de lujo.

De este modo, Houston superará el umbral del impuesto de lujo en menor medida (250.000 dólares menos) y, por ello, tendrá que pagar una cantidad menor en concepto de luxury tax.