PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Emilio Calatayud: «A los jóvenes les vendría muy bien 4 o 5 meses de mili para aprender disciplina y compañerismo»

El juez Emilio Calatayud es una autoridad en la jurisdicción de menores; su autoridad traspasa las paredes de su Juzgado y sus opiniones son un faro de sensatez, de claridad y, también de crítica, como estas que realiza en este artículo. Foto: RT.
| | Actualizado: 29/12/2018 22:32

Emilio Calatayud Pérez, 63 años, lleva 37 años de ejercicio profesional en la judicatura, de los que 30 años han sido como titular del Juzgado de Menores 1 de Granada. Durante este tiempo ha tenido que decidir sobre el destino de más de 20.000 menores. Es un hombre con las cosas muy claras, acostumbrado a llamar pan al pan y al vino vino. No tiene pelos en la lengua cuando lo que está sobre la mesa son los menores.

Por eso no le duelen prendas afirmar cosas como esta: «A los jóvenes les vendría muy bien 4 o 5 meses de mili para aprender disciplina y compañerismo, igualdad. Para mí sería fundamental hoy en día. Su supresión, por parte de Aznar fue un error». 

Son afirmaciones que ha hecho en el espacio «Entrevista» del canal internacional RT, y que presenta el periodista Francisco Guaita.

El problema principal, desde el punto de vista del magistrado, es la sobreprotección que los padres le dan a los hijos hoy en día.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Ahora hay peor educación y más incultura. Y la prueba está en el Congreso de los Diputados y en el Senado, y en los Parlamentos Autonómicos. Cuanto más jóvenes son los diputados y diputadas más analfabetos, más incultos y más maleducados. Así nos va», explica. 

CONDENA A CHAVALES DE 16 Y 17 AÑOS A LEER, QUE TIENEN EL 3º O EL 4º  DE LA ESO «APROBADO»

El magistrado confiesa que lo que más le duele es comprobar el fracaso del sistema educativo.

«A mí la sentencia que más me duele dictar es cuando condeno a chavales de 16 y 17 años a aprender a leer. Cuando están en un país, en una Comunidad Autónoma, donde la enseñanza es obligatoria hasta los 16 años. Me encuentro chavales que no saben leer. Y condeno anualmente a 250 chavales a sacarse la Enseñanza Obligatoria. Esa es la sentencia que, con el tiempo, más te agradecen: condenarles a estudiar».

«¡Que les hago leer el artículo del Código Civil que dice que los hijos deben obedecer a sus padres y no saben ni juntar las letras!. Y los que saben juntar las letras no saben lo que significan las letras juntas. Les pregunto, ¿tú cuando has dejado la escuela? En tercero. ¿Tercero o cuarto de qué? Tercero o cuarto de la ESO. ¿Pero cómo has llegado a tercero cuarto de la ESO si no sabes ni  juntar las letras? Si antes de tercero y cuarto está la primaria, está parvulillos, está primero y está segundo. Es que aprobamos por ley. Y así estamos», añade Calatayud.

PUBLICIDAD

Calatayud no tiene tampoco ningún reparo en criticar a los 5 presidentes del Gobierno, hasta Mariano Rajoy.

Porque tienen mucha culpa del actual estado de cosas.

«Felipe González quitó los manicomios. Entendiendo los manicomios como unidades de salud mental. Nosotros tenemos muchos chavales que están muy perjudicados mentalmente. En la Justicia de menores tenemos centros. Pero esos chavales cuando salen de los centros, ¿dónde van? Y tenemos mucho menor drogadicto, y como consecuencia de la drogadicción, cuando comienzan a consumir alcohol con 12 o 13 años pastillas, porros y demás, cuando llegan a los 16, 17 o 18 años están más «pa’llá que pa’ca». Y tenemos psicópatas, tenemos esquizofrénicos, que esos chavales cuando cumplen sus medidas salen a la calle ¿y dónde van? No hay recursos», señala.

PUBLICIDAD

«Aznar, quitó la mili».

«Zapatero quitó el derecho que tenían los padres de corregir a los hijos. Antes el Código Civil decía que los padres podrán corregir razonable y moderadamente a sus hijos. Ahora Zapatero cambió el artículo por el de que los padres podrán educar a sus hijos  sin atentar contra su integridad física o psíquica. ¿Cómo se hace eso? Toda autoridad tiene que tener un derecho sancionador. ¿Qué derecho sancionador tengo yo con respecto a mi hijo? Yo no soy partidario de un cachete. Pero confundir un cachete con un maltrato me parece una barbaridad», puntualiza.

PUBLICIDAD

«Se está vendiendo en España de que todos somos iguales ante la ley. Es verdad. Pero todos somos iguales ante la ley, pero unos somos más iguales que otros. Y yo soy más igual que mi hijo porque soy su padre, ni más ni menos. Yo tengo que tener una autoridad sobre mi hijo».

«Zapatero quitó el derecho de corregir y Mariano Rajoy no lo devolvió. Cuando ganó las elecciones Rajoy nos reunimos los jueces de menores. Y la primera conclusión fue volver a modificar el Código Civil para que los padres podamos corregir razonable y moderadamente a nuestros hijos. No hizo nada», sostiene.

MALOS TRATOS A LOS PADRES

De acuerdo con el magistrado, la proporción, por sexos, de menores que cometen delitos es de 75 por ciento de jóvenes frente a un 25 por ciento de chicas.

PUBLICIDAD

Sin embargo, «en el delito de violencia familiar, de maltrato a los padres, estamos en el 40 por ciento de chicas y el 60 por ciento de chicos. Se equiparan. Es un delito típico de la clase media, media-alta. Yo, en estos treinta años de ejercicio profesional con menores, he condenado a dos gitanos por maltratar a sus padres. Sólo a dos. ¿Por qué? Porque respetan a sus padres y a sus mayores. Eso lo hemos perdido nosotros. Ahora estamos teniendo no solo maltrato de hijos a padres, también de hijos adoptados a padres y mucho maltrato también de hijos adoptados internacionalmente a padres«.

En opinión del magistrado, la violencia les viene de la mala educación.

«Ahora dicen que hay que hacerles terapia para el control de impulsos. Antes te los controlabas tú. Estamos haciendo una juventud muy light que no aguanta la frustración. Yo echo de menos el sentido común. En los padres y en el legislador. Nuestros padres tenían menos formación pero tenían más sentido común», atestigua.

«Los niños son cada vez más altos y más guapos, pero son más inmaduros. A lo mejor lo que habría que hacer es subir la mayoría de edad. Porque cada vez son más niñitos. Y se legisla a golpe de populismo, pero no se ve el tema de los menores como son. Estamos sobreprotegiéndoles en todos los aspectos».

LAS APUESTAS, UN PELIGRO

A Calatayud, explicó, le preocupan mucho los anuncios de apuestas por televisión.

«Me parece vergonzoso. Me da vergüenza que uno de los problemas que tenemos con los jóvenes sea el juego. Y me da vergüenza que jugadores de primera división, del Real Madrid, o locutores o presentadores, anuncien pa´ganas donde se puede apostar, quién va a meter el primer gol, cómo va a terminar el partido… Yo tengo padres que se quejan de que sus cuentas corrientes están bajando como conseucneica de las apuestas que hacen sus hijos por Internet«, sostiene.

«Hace mucho tiempo que vengo diciendo que en España hace falta un pacto por el menor. Pero los políticos no han sido capaces de hacer un pacto por la educación, mucho menos van a hacerlo por el menor», concluye.