PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El TSJCat exige responsabilidades por los ‘sabotajes’ de los CDR, que han forzado hoy el cierre de algunas instalaciones

La FGE también ha condenado estos ataques, "que suponen un atentado contra el Estado de Derecho, entorpeciendo el normal funcionamiento de un servicio público"El Palacio de Justicia que alberga al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Barcelona. Fot: EP
|

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCat) ha condenado hoy «de manera rotunda y enérgica la cadena de sabotajes a las sedes judiciales» que han cometido esta madrugada los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en una veintena de juzgados catalanes, y ha pedido que se depuren responsabilidades.

Según ha informado el TSJCat en un comunicado, estos ataques han causado «una importante incidencia en la apertura de los edificios judiciales, al punto de obligar el cierre de algunas instalaciones».

PUBLICIDAD

La Fiscalía General del Estado también ha condenado estos ataques y ha advertido «que suponen un atentado contra el Estado de Derecho, entorpeciendo el normal funcionamiento de un servicio público».

PUBLICIDAD

La Sección Territorial de Cataluña de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) ha condenado «estos ataques vandálicos». «Rechazamos, criticamos y condenamos sin paliativos y reclamamos que no se vuelvan a producir», ha expresado.

 JJpD ha destacado que «tienen como finalidad deslegitimar de forma generalizada el trabajo de jueces y magistrados de la Administración de Justicia en Cataluña», y ha calificado los hechos de «lamentables».

PUBLICIDAD

«Recordamos que la Justicia es una institución fundamental en democracia para la resolución de los conflictos sociales y para garantizar los derechos de toda la ciudadanía», afirman.

JJpD recuerda que los «daños intencionados» que están provocando en edificios públicos suponen que «el coste de su reparación y la limpieza de las basuras va a cargo de los impuestos de todos los ciudadanos, y que eso perjudica a los trabajadores del servicio de limpieza de los juzgados de Cataluña».

PUBLICIDAD

Los CDR lanzaron anoche excrementos y basura en la Ciutat de la Justícia de Barcelona, en los juzgados de Vic, Mataró, Esplugues de Llobregat, Granollers, Mollet del Vallès, Gavà, Martorell, Berga, Manresa, Cerdanyola del Vallès, Rubí, Vilafranca del Penedès (Barcelona), Figueres, Olot, Sant Feliu de Guíxols, Ripoll, Girona, Santa Coloma de Farners (Girona), Solsona (Lleida), Tortosa (Tarragona) y en el Palacio de Justicia de Vinaròs (Castellón).

Además, en algunos de los edificios judiciales han hecho pintadas contra la Justicia, de lazos amarillos y han lanzado pintura amarilla.

Lo hicieron, según han publicado en Twitter, en protesta por el juicio en el Tribunal Supremo del ‘caso procés’, que arrancará el próximo 12 de febrero y del que afirman que “la sentencia ya está escrita”.

“No podemos normalizar la situación. Pronto empezará el #juicioFARSA y la sentencia ya está escrita. Quieren encarcelar a todo un pueblo. Ante este atentado contra el estado de derecho, nos mantenemos firmes y movilizadas”, han expresado en Twitter.

La protesta lleva como lema «mierda de justicia» y «juicio farsa».

PUBLICIDAD

La Sala de Gobierno del TSCat ha exigido hoy responsabilidades por estas actuaciones, que se ya han repetido en varias ocasiones, y considera que son «inaceptables en un Estado de Derecho».

Ha rechazado en su escrito cualquier acción que busque alterar el normal funcionamiento de las instituciones del Estado.

Según ha el TSJCat, estas acciones han tenido «influencia directa en el servicio al ciudadano, por no poder ser atendidos con la dignidad que merecen», y ha lamentado los perjuicios a jueces, fiscales, letrados y conjunto de profesionales.

«Estas acciones coordinadas, que vienen repitiéndose desde hace meses, constituyen un ataque material que no altera la normalidad con la que los representantes del poder judicial en cada partido judicial atienden y resuelven los asuntos que los ciudadanos les plantean en defensa de sus derechos», ha expresado.

EL VIERNES PASADO TAMBIÉN FUE ATACADA LA SEDE DE LA FISCALÍA SUPERIOR DE CATALUÑA

El pasado viernes fue atacada la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña, con pintura roja y amarilla, en el marco de una manifestación cercana convocada por los CDR para protestar por el traslado a Madrid de los políticos procesados para su enjuiciamiento en el Tribunal Supremo.

La Fiscalía General del Estado también condenó el ataque y reafirmó «el compromiso con sus funciones constitucionales y el apoyo a los compañeros de Cataluña». 

El Ministerio de Justicia se sumó a la condena del ataque a la Fiscalía Superior de Cataluña.

«Se equivocan los que, con la violencia, creen que lograrán condicionar a uno de los ministerios públicos más garantistas, autónomos y profesionales del mundo», publicó en Twitter.

Noticias relacionadas: 

Las juventudes de la CUP atacan el domicilio del juez Llarena, esta vez han lanzado pintura amarilla a su portal