PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las juventudes de la CUP atacan el domicilio del juez Llarena, esta vez han lanzado pintura amarilla a su portal

"Señala" al juez del 'caso procés' "como símbolo del régimen del 78"Arran ha colgado un vídeo del ataque en Twitter, en el que se ve cómo dos sujetos encapuchados y de espaldas lanzan pintura amarilla contra el portal y los telefonillos.
|

Miembros de la organización juvenil Arran, vinculada a la CUP, han atacado esta madrugada el domicilio particular del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, ubicado en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Han lanzado un cubo de pintura amarilla contra el portal y los telefonillos.

Como es sabido, el instructor del caso ‘procés’ está en la diana de los separatistas tras haber procesado a 25 líderes independentistas, y lleva meses sufriendo ataques, que van desde un escrache, a pintadas tildándolo de «fascista» e instándole a abandonar el municipio.

PUBLICIDAD

Arran ha colgado en Twitter el vídeo de esta última acción, en el que se observa a dos individuos cometiendo el ataque, encapuchados y de espaldas:

PUBLICIDAD

Así lo han dejado:

PUBLICIDAD

«El pueblo manda, Arran obedece. Ocho meses después, por petición popular y con una resolución de la instrucción judicial que prevé sentencias desmesuradas, lo hemos vuelto a hacer: señalamos al juez Llarena como símbolo del régimen del 78″, manifiesta Arran en el vídeo.

Recuerda que el pasado 25 de marzo ya hizo una pintada en la segunda residencia del magistrado, en la localidad de Das (Gerona), que fue borrada en septiembre por Ciudadanos; por un «comando dirigido por Inés Arrimadas y Albert Rivera», dice Arran.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En ella se tildaba al magistrado de “fascista” y se le instaba a abandonar el municipio.

La reacción de Arran fue ésta: «Un comando dirigido por Inés Arrimadas y Albert Rivera ha borrado la obra de arte frente a la casa del fascista juez Llarena en Das, la Cerdanya. Si este twit alcanza las 300 RT, volveremos a pintar!».

ARRAN DICE QUE ATACARÁ ‘LAS VECES QUE HAGA FALTA LA JUSTICIA ESPAÑOLA Y SUS HERRAMIENTAS REPRESIVAS’

El tuit consiguió 11.300 retuits, y los jóvenes de la CUP han cumplido su amenaza. Los Mossos d’Esquadra ya han abierto una investigación para identificar a los responsables.

La portavoz de Arran, Núria Martí, ha manifestado hoy, en declaraciones a los medios en la Ciudad de la Justicia que han hecho esto porque «la juventud se tiene que dotar de las herramientas que tenga a su alcance para atacar un sistema judicial heredero del franquismo».

Además, ha advertido que atacarán «las veces que haga falta la justicia española y sus herramientas represivas».

Por su parte, el Ministerio del Interior ha instado a una revisión del protocolo de seguridad del magistrado tras sufrir este nuevo ataque. Fuentes del Departamento han dicho que el dispositivo de seguridad sobre el juez del Supremo no ha fallado a pesar de este ataque. No obstante, han señalado que el riesgo cero no existe y que los protocolos se revisan de forma periódica, que es lo que se hará en este caso concreto.

El pasado julio, el juez Llarena, su esposa, Gema Espinosa, y 15 amigos suyos también sufrieron un escrache independentista de los denominados Comités de Defensa de la República (CDR) en Mont-ras (Gerona).

Los Mossos también abrieron diligencias para investigarlo.

Además, los separatistas han vertido críticas contra el magistrado. Por ejemplo, el consejero encarcelado Josep Rull, lo ha acusado de haber perdido su “prestigio” y de estar actuando en coordinación con el Gobierno. 

Por su parte, el presidente del Parlamento autonómico catalán, Roger Torrent, ha afirmado que el juez Llarena pretende “adulterar las mayorías parlamentarias” con su decisión de suspender de cargo público a 6 diputados. Según Torrent, se les imputan “delitos inexistentes, acusados a través de un relato falso que intenta atribuir una violencia que no ha existido nunca”.

Además de la demanda por parte de los cinco políticos huidos –Puigdemont y Meritxell Serret, Antoni Comin, Clara Ponsatí y Lluis Puig- contra Llarena, 11 de los implicados en la causa del ‘procés’ presentaron  incidentes de recusación presentados contra los cinco magistrados (Manuel Marchena, Andrés Martínez, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Antonio del Moral) que juzgarán este asunto en el Alto Tribunal.

La Sala del 61 del Tribunal Supremo rechazó el pasado 5 de septiembre, por unanimidad, apartar a los jueces del caso procés.

También un colectivo denominado QuerellatsXRepública, presentó una demanda colectiva contra él y otros tres magistrados de la Sala Segunda del Alto Tribunal, que criticaron la resolución del tribunal alemán que cuestionó la existencia de violencia en el ‘procés’.

Ante las presiones recibidas y por la demanda del expresidente autonómico catalán Carles Puigdemont y cuatro exconsejeros ante los tribunales belgas, el pasado 18 de septiembre el Congreso de los Diputados mostró su respaldo a este magistrado.

«Por llevar a cabo una instrucción complicada en un ambiente difícil de una forma independiente y firme», este diario distinguirá al juez Llarena en los premios Confilegal 2018, en la categoría de Independencia.