PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La cárcel barcelonesa de Brians 2 propone dar el tercer grado a Oriol Pujol, dos meses después de ingresar en prisión

ingresó en prisión el pasado 17 de eneroOriol Pujol Ferrusola aceptó una condena de 2 años y medio de cárcel por tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental; el Ministerio Público en un principio pedía 5 años y dos meses. Foto: EP
|

La Junta de Tratamiento de la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), ha aprobado por unanimidad una propuesta de clasificación en tercer grado para el exdiputado de CiU en el Parlamento catalán Oriol Pujol, lo que le permitiría salir de día para trabajar o hacer actividades de reinserción y dormir en la cárcel entre semana.

Esta decisión se produce cuando el recluso ni siquiera ha cumplido dos meses de prisión, ya que ingresó en ella el pasado 17 de enero.

PUBLICIDAD

Tras recibir la propuesta, el Servicio de Clasificación de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, que depende de Amand Calderó, deberá estudiar la propuesta y decidir si la valida, lo que puede producirse en los próximos días, ha informado la Consejería de Justicia.

PUBLICIDAD

Oriol Pujol aceptó el pasado 24 de julio una pena de dos años y medio de cárcel por haber cobrado comisiones de empresarios afines del sector de las ITV a cambio de utilizar su influencia política para favorecer sus negocios.

El pasado 19 de junio ratificó un pacto alcanzado con la Fiscalía Anticorrupción en julio de 2017 aceptando esta condena por tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental.

PUBLICIDAD

Eludió así la celebración de un juicio popular del que podría haber salido peor parado.

En un principio, el Ministerio Público pedía cinco años y dos meses de cárcel para el exdiputado, 310.000 euros de multa, y 3 años y 4 meses para su esposa, y para su esposa, Anna Vidal

Con dicho pacto, el hijo del expresidente autonómico catalán Jordi Pujol consiguió, además, que su mujer, Anna Vidal, también acusada, eludiera la cárcel a cambio de una pena multa.

PUBLICIDAD

Pujol solicitó no ingresar en la cárcel porque las penas, por separado, no son superiores a dos años.

Además, alegó que su ingreso en prisión “perjudicaría gravemente” a su entorno familiar y su arraigo laboral y social en plena recomposición.

PUBLICIDAD

Dijo que tiene tres hijos, dos de ellos mayores de edad de los que costea los estudios universitarioslos pagos de una hipoteca, los gastos sanitarios.

También argumentó que ha reconocido los hechos, ha renunciado a la actividad política y pública, y que está intentando rehacer su vida, trabajando como agente comercial de una empresa e incluso haciendo labores de voluntariado.

Propuso sustituir la pena de cárcel por una de trabajos en beneficio de la comunidad, y reiteró su arrepentimiento por los hechos.

El pasado enero, la magistrada de la Sección 20 de la Audiencia de Barcelona, encargada de resolver la ejecución de la condena denegó la petición de suspensión de la pena de prisión solicitada.

Señaló que cometió hechos “muy graves” porque, en lugar de prestar el servicio a la sociedad inherente a sus cargos políticos, se aprovechó en beneficio propio.

PUBLICIDAD

“No actuó en interés del pueblo al que representaba, sino en el suyo propio”, y no fue de forma aislada, sino que actuó desde su privilegiada posición política y actividad pública hasta el 2010 a 2012, percibiendo comisiones dinerarias a través de empresas regentadas por su esposa, indicó.

El tribunal aseveró que su actuación “ha supuesto un ataque muy importante” al Estado de Derecho, pues a su entender afecta a su propia esencia y provoca desconfianza en la ciudadanía hacia sus representantes.

Insistió en que no hay ningún elemento que aconseje suspender la pena y atender a la petición de Oriol Pujol ya que, con su ingreso en prisión para cumplir su condena, “se restablece la confianza del ciudadano en la norma jurídica, lo que no se lograría en caso contrario, por cuanto ante la suspensión de las penas de prisión impuestas por la comisión de tan graves hechos se vería desprotegido por el ordenamiento jurídico”.