PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Kokorin, futbolista ruso en prisión preventiva, acude el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Se enfrenta a siete años de cárcelAleksandr Kokorin, jugador del Zenit de San Petersburgo, es el autor de la queja ante el TEDH.
|

Los futbolistas rusos Aleksandr Kokorin (Zenit de San Petesburgo) y Pavel Mamaev (Krasnodar) fueron detenidos el pasado mes de octubre por dar una brutal paliza a un conductor y a dos funcionarios rusos tras una noche de fiesta.

Desde entonces, ambos jugadores se encuentran en prisión preventiva en la peligrosa cárcel de Butirka, una de las más impactantes de Rusia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ahora, el internacional ruso Kokorin ha decidido presentar una queja ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

La clave es el artículo 5 del Convenio Europeo de Derechos Humanos

El Convenio Europeo de Derechos Humanos se creó en 1950 con el objetivo de defender los derechos humanos y las libertades fundamentales en toda Europa.

Para garantizar la protección de los derechos recogidos en el Convenio, se creó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, Francia.

PUBLICIDAD

Así, cualquier persona que haya sufrido en un estado miembro una vulneración de los derechos fundamentales reconocidos por el Convenio puede presentar una denuncia ante el TEDH.

Este es el caso de Kokorin, que se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 8 de octubre y cuyo juicio tendrá lugar el próximo 3 de abril.

PUBLICIDAD

Según el abogado del futbolista, hay una amenaza a su estado de salud, por falta de atención médica. Por ello, considera que la medida cautelar adoptada contra Kokorin es “una violación de los derechos humanos”.

PUBLICIDAD

La clave legal de este asunto es el artículo 5 del Convenio, relativo al derecho a la libertad y a la seguridad.

Según este precepto, toda persona detenida tiene derecho a ser juzgada en un plazo razonable o a ser puesta en libertad durante el procedimiento.

En este sentido, la jurisprudencia del TEDH siempre ha mostrado su preferencia por la libertad provisional frente a la prisión preventiva hasta la celebración del juicio, posicionándose a favor de la utilización de medidas cautelares más “suaves”, como la fianza o la comparecencia periódica ante el juez.

Se enfrenta a una pena de siete años de prisión

Kokorin y Mamaev se encuentran en prisión preventiva acusados de los delitos de agresión (“battery”) y gamberrismo (“hooliganism”).

En aquella noche del mes de octubre, los futbolistas rusos salieron de fiesta y acabaron agrediendo a un conductor y a dos funcionarios del Ministerio de Comercio e Industria, causando a uno de ellos un traumatismo craneoencefálico.

PUBLICIDAD

Las autoridades rusas iniciaron el proceso penal en base a los artículos 213 (gamberrismo) y 116 (agresión) del código penal ruso.

Si finalmente los futbolistas son condenados, la pena puede ser de hasta siete años de cárcel.