PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

6 años de cárcel por dar una paliza a su novia y dejarla atada en casa durante 10 horas

Sala de vistas donde se habría celebrado el juicio si no se hubiera negociado la condena con la Fiscalía. Foto: EP.
|

Primero le dio una paliza a su novia. Luego la dejó atada y amordazada durante diez horas en el piso que compartían desde doce días antes  en Tudela de Duero Valladolid.

Fue la tarde del 5 de diciembre de 2018.

PUBLICIDAD

En el calor de una fuerte discusión, el hombre, José Antonio R.C., que tiene 47 años, agarró por el cuello a su pareja de hecho, de 34 años, y comenzó a darle puñetazos en la cara y después patadas. Sufrió la rotura de un diente y un corte en una ceja que necesitó tratamiento médico quirúrgico. También llegó a cortarle mechones de pelo.

PUBLICIDAD

Tras la paliza propinada, el acusado ató a su novia de pies y manos con una cuerda y le introdujo un trapo en la boca para evitar que pudiera pedir auxilio, ya que había decidido llevarse, sin su autorización, el vehículo que pertenecía a su pareja.

Así, tras abandonar la casa José Antonio, la víctima permaneció en esta situación, tendida en el suelo e inmovilizada por las ataduras, durante un largo cautiverio de diez horas.

PUBLICIDAD

El hombre tomó las llaves del coche de la mujer.

Con ese vehículo sufrió un accidente sobre las 23.00 horas de ese mismo día y se vio obligado a regresar a casa, cosa que hizo alrededor de las 02.00 horas del día 6 de diciembre.

Fue entonces cuando desató a la víctima.

PUBLICIDAD

Ella, dos horas después, aprovechando que el acusado dormía, llamó por teléfono a su madre y le contó lo que acababa de sufrir.

Como consecuencia, fue detenido y llevado al juzgado de Violencia sobre la Mujer.

PUBLICIDAD

TENÍA ANTECEDENTES POR MALTRATO

Allí, la mujer supo que el hombre del que se había enamorado tenía antecedentes.

Hasta en tres ocasiones había sido condenado. La última de ellas por sentencia firme el 12 de noviembre de 2018, el mismo mes en el que ella había decidido accedido a vivir con él, por un delito de lesiones en el ámbito de la violencia de género, un delito de coacciones y un delito de robo con vi

olencia.  

El Ministerio Fiscal pedía doce años y ocho meses día de cárcel. Sin embargo, llegó a un acuerdo con el abogado del acusado, que aceptó una pena de tres años y un día de de cárcel por un delito de lesiones, y una segunda pena. de otros tres años, seis meses y un día por una detención ilegal en concurso con otro de robo de vehículo a motor. En total, seis años, tres meses y dos días de cárcel.

En concepto de responsabilidad civil, el hombre se ha comprometido a resarcir a su víctima con 7.000 euros por distintos conceptos, así como a cumplir otras medidas de seguridad que le obligarán a permanecer alejada de la víctima durante ocho años por cada uno de los delitos y a no comunicarse con ella.

PUBLICIDAD

Debido a este acuerdo de conformidad, el juicio, previsto para hoy, 15 de abril, en la Audiencia Provincial de Valladolid, se va a limitar a una simple vista en la que el acusado dirá al tribunal que acepta la pena acordada.

Lo que convierte la sentencia en firme.

Al tener antecedentes penales, el sujeto continuará en prisión, donde se encuentra desde su detención, cumpliendo la pena impuesta.