PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La transformación digital de las pymes lastra la modernización de la economía española

Según el índice de la Economía y Sociedades Digitales (DESI) 2018, informe de Comisión Europea, España ocupa el puesto número 10 de los 28 Estados miembros de la UEDigitalización.
|

España avanza en digitalización.Así lo pone de manifiesto el índice de la Economía y Sociedades Digitales (DESI) 2018, que resume cinco indicadores del rendimiento digital de Europa y que permite un seguimiento de la evolución de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) en la competitividad digital.

Según dicho estudio, España ocupa el décimo puesto en digitalización en la UE, con la mayoría de los países nórdicos a la cabeza, y sube un puesto en este ránking con respecto al año anterior.

PUBLICIDAD

Sin embargo, a pesar de mostrar un mejor rendimiento en todas las dimensiones que mide DESI, España sigue por detrás de la media de la UE en lo que se refiere a capital humano.

PUBLICIDAD

En este sentido, los niveles de competencias digitales básicas y avanzadas de los españoles siguen siendo inferiores a la media de la UE.

Solo el 55 % de las personas entre 16 y 74 años tienen capacidades digitales básicas y el porcentaje de especialistas en TIC representa una proporción menor dentro de la población activa en comparación con la UE (3% frente a un 3,7% en la UE).

PUBLICIDAD

Con las consecuencias que esto tiene para el desarrollo y la competitividad de la economía de nuestro país.

Adigital, la Asociación Española de la Economía Digital, señala que, si bien es muy positivo el avance de España en digitalización, es necesario seguir trabajando para la mejora de las competencias digitales de su población.

De ellas depende tanto el acceso al empleo y el consumo de bienes y servicios como la participación ciudadana.

PUBLICIDAD

“Es un hecho que el futuro del crecimiento económico de España pasa por la innovación y la digitalización».

«Que casi la mitad de los españoles carezca de competencias digitales supone un gran riesgo para el desarrollo de nuestra economía y para la empleabilidad y el progreso profesional de los ciudadanos”, afirma José Luis Zimmerman, director general de Adigital.

PUBLICIDAD

Bajo esta premisa, Zimmerman expresa que “es fundamental una apuesta firme por un modelo educativo digital, continuo e inclusivo, acompañado también de una actualización del mapa de titulaciones universitarias y del fomento de la formación profesional permanente en el ámbito digital».

«Y todo ello desde una perspectiva de género: trabajando para reducir la brecha tanto en las vocaciones formativas como en el acceso a esa formación y al mercado laboral posterior».

Del mismo modo, Adigital recuerda que aprovechar todo el potencial de la economía digital supone también aumentar el número de especialistas TIC y reciclar las capacidades de la mano de obra.

La carencia de capacidades digitales ralentiza el crecimiento económico y la capacidad de innovación de las empresas.

Según los datos del informe de Adigital, “España Nación Digital”, nuestro país se encuentra todavía lejos de las economías digitales líderes a nivel mundial.

PUBLICIDAD

Esto revela que la necesidad de establecer un Plan Estratégico para la Transformación Digital de España, que tenga en cuenta el carácter transversal de la digitalización y refuerce los mecanismos de colaboración entre los actores públicos y privados para establecer una dinámica que impulse la innovación y favorezca la inversión en I+D+i.

Cultura digital y pymes

Desde la patronal de las pymes, CEPYME, se observa que hay mucho por hacer aún.  La digitalización de las pymes es una tarea pendiente que no acaba de llegar “a la última milla”.

Así lo expresó el presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva, en una jornada celebrada de forma reciente con la asociación DigitalES sobre “La transformación digital de las pymes”.

El responsable de la patronal reclamó una mayor “cultura digital” en las pequeñas empresas para hacer la “aterrizar” la tecnología en los cambios de los procesos de negocio.

Junto a Cuerva, la directora general de DigitalES, Alicia Richart, que destacó el papel protagonista del tejido empresarial de pymes en España y su peso en la economía del país, de ahí la necesidad de aprovechar las ventajas competitivas que la tecnología y la digitalización ofrecen a estos negocios.

Para esta experta en tecnología “la revolución digital está ya en la agenda política, y nos ha costado mucho conseguirlo, pero el gran reto está en que llegue a la agenda de las pymes”.

Durante la jornada se conocieron diferentes estrategias de negocio y casos de uso para desarrollar un itinerario de digitalización donde “el gasto no es la barrera”, dado que las tecnologías del mercado están al alcance de casi todos.

Así lo explicaron desde compañías como Nokia, Ericsson, Everis o IBM. También los operadores de red como Telefónica y Orange hablaron de los proyectos de digitalización que las pequeñas empresas.

Un sector económico clave y con gran recorrido. Según un estudio de AT Kearney, el gasto de las empresas en programas digitales ha crecido solo en el último año un 20%. Según Fortune, el gasto de las compañías en digitalización fue de 400 mil millones de dólares anuales.

“La inversión digital sigue creciendo exponencialmente, sin embargo, el gran reto sigue siendo la consecución del valor”, señalan desde la consultora.

El 73% de los negocios no tienen una estrategia digital coherente, y el 39% de las organizaciones tienen falta de habilidades digitales y experiencia.

En esta misma línea hay que referir las iniciativas de “España empresa digital” por parte del presidente de la Comisión de digitalización de la Cámara de Comercio de España, Carlos López Blanco, y la intervención de Antonio Fernández, subdirector general de Apoyo a la Pyme del Ministerio de Industria quien explicó la necesidad de incorporar a las pymes a este entorno digital.