PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ómnium Cultural reconoce que la International Trial Watch es suya

HASTA AHORA PASABA POR UNA PLATAFORMA DE "OBSERVADORES NEUTRALES" EN EL CONFLICTO CATALÁNEl vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, y las vicepresidentas segunda y tercera, Marina Llansana y Clàudia Pujol. Foto: ARA.
|

Finalmente la verdad ha terminado por emerger: La plataforma International Trial Watch (Vigilancia Internacional de Juicios) tenía que haberse llamado «Plataforma Internacional de Judicis», en catalán, para no engañar a nadie.

Porque Òmnium Cultural ha terminado por admitir que la ITW es un invento suyo.

PUBLICIDAD

Y lo han reconocido públicamente en una información que ha publicado el periódico digital ara.cat. 

PUBLICIDAD

«Òmnium Cultural impulsó la plataforma International Trial Watch (ITW), que intentó sin éxito hacer la tarea de observación internacional al juicio del Proceso«, dice la información, que cubrió la asamblea general ordinaria de la asociación separatista, celebrada en las Cotxeres de Sants, en Barcelona.

«Aunque a la iniciativa le terminaron de dar forma diversas entidades como la Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos, el Instituto Derechos Humanos de Cataluña, la Acción Noviolenta, el Centro Iridio, el Colectivo Praga y el Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos, fue Òmnium quien la impulsó».

PUBLICIDAD

«‘Ha existido porque se han puesto recursos, ideas y oficina técnica’, subrayaron las fuentes», de Òmnium.

La ITW, travestida como una aparente plataforma de observadores «neutrales», trató de reunirse con el magistrado Manuel Marchena, presidente del tribunal que ha juzgado a lo largo de 52 días a los 12 procesados por los acontecimientos que llevaron a la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Uno de esos procesados era Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, en prisión preventiva desde noviembre de ese año.

PUBLICIDAD

El tribunal denegó la petición de las defensas de que hubiera «observadores» en el juicio con el fin de «garantizar el respeto a los derechos humanos de los procesados».

ÒMNIUM-ITW, UNA VINCULACIÓN YA DENUNCIADA

Esta vinculación directa entre Òmnium Cultural y la ITW ya fue señalada por Pere Lluis Huguet, expresidente de la asociación ‘Llibertats’ para la defensa del Estado de derecho y la libertad, en su columna del pasado 17 de junio en el Diario de Tarragona.

PUBLICIDAD

En dicha columna indicaba que la ITW intervenía «con cierta habitualidad en ciertos medios de comunicación, y especialmente en TV3», poniendo en cuestión el juicio.

«Pero dicha organización sólo tiene de internacional el nombre en inglés, está domiciliada en Barcelona y compuesta por diferentes asociaciones, todas ellas residenciadas en Catalunya y de marcado perfil independentista«, añadía.

«El primer rasgo de un observador es la imparcialidad, quien con anterioridad al juicio ya tomó postura, como la mayoría de asociaciones que componen ITW, difícilmente puede ser un observador imparcial. No me considero tampoco yo un observador imparcial, como muchos intuirán tengo mil posicionamientos políticos como cualquiera, pero yo no pretendo ocultarlos poniendo mi nombre en inglés y aparentando cierta neutralidad política», remacha.