PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Camps acusa a Ximo Puig de ‘utilizar’ la Abogacía de la Generalitat contra él

Celebra el archivo de la causa de la Fórmula 1 y denuncia una 'campaña' contra él y el PP por parte del PSPVEl expresidente valenciano asegura que él ha intentado siempre "hacer lo mejor para los valencianos, por el interés general y por el bien común". Foto: EP
|

El expresidente valenciano Francisco Camps (PP) denunció ayer, tras conocer la decisión de la Audiencia Provincial de Valencia de archivar la causa en la que estaba procesado por presuntas irregularidades en la construcción del circuito de Fórmula 1 en Valencia, que el actual presidente valenciano, que el socialista Ximo Puig «utiliza a la Abogacía de la Generalitat para perseguir a los adversarios políticos».

Camps convocó a los medios de comunicación para trasmitir su opinión sobre el fallo de la Audiencia, que celebra, y recordó que «el único recurso que se presentó con escrito de acusación pidiendo 7 años de cárcel y 50 millones de euros de indemnización, así como 20 años de inhabilitación para cargo público ha sido el propio Ximo Puig, porque la Fiscalía Anticorripción decidió que no tenía sentido continuar con la causa».

PUBLICIDAD

«Ya no utiliza abogados privados, utiliza a la Abogacía de la Generalitat que pagamos entre todos, eso me parece escandaloso, que utilice los servicios jurídicos de la administración autonómica en contra de los que fuimos presidentes de la Comunitat Valenciana. Esto no creo que ocurra en ninguna parte del mundo civilizado», ha indicado.

PUBLICIDAD

Y ha añadido que «lo que tendría que hacer hoy mismo es irse de la presidencia de la Generalitat automáticamente» y que las costas «las tendría que pagar de su bolsillo».

A su juicio, hay una «campaña extraordinaria» contra su persona y el PP por parte del PSPV. 

PUBLICIDAD

Puede escucharlo haciendo estas declaraciones, en este vídeo de la agencia Europa Press:

RECUERDA QUE FUE ABSUELTO EN LA CAUSA DE LOS TRAJES Y DICE QUE AL ARCHIVARSE, PUIG FUE CONDENADO EN COSTAS Y ‘NO HA PAGADO’

Camps también ha recordado que hace 10 años fue absuelto en la causa de los trajes y que ésta fue recurrida ante el Tribunal Supremo «por el propio Ximo Puig, de su puño y letra», y tras archivarse se le condenó a pagar costas de la defensa «que a día de hoy no ha hecho».

PUBLICIDAD

«Es un moroso», ha destacado.

«No creo que los valencianos tengamos el presidente que nos merecemos», ha señalado Camps, que también ha criticado la «poca categoría personal y política», y ha afirmado que «el nivel político ha bajado hasta niveles incomprensibles».

PUBLICIDAD

«Desde que dejé la presidencia de la Generalitat, ya no ha vuelto a tener la Comunidad Valenciana un gobierno como dios manda: al servicio de los valencianos, que sepa estar a la altura de los valencianos», ha sentenciado.

Preguntado por las otras causas que tiene pendientes en los juzgados, ha señalado que seguirá defendiéndose «con la misma tranquilidad y la misma serenidad» con la que lo ha venido haciendo.

Camps espera «estar a la altura» manteniendo «el temple, el equilibrio» y defendiendo siempre su gestión frente a declaraciones «sin pruebas», que son «meras especulaciones».

También ha subrayado que «no hay peor colaborador de la Justicia que quien miente a la Justicia» y ha citado explícitamente el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa, y al exdirigente de Orange Market, Álvaro Pérez ‘el Bigotes’, que «vinieron a mentir» y cuyas declaraciones quedan ahora «enterradas» y desacreditadas con este archivo.

CAUSA ABIERTA EN LA AN POR EL CONTRATO CON LA GÜRTEL PARA FITUR 2009

Camps tiene una causa abierta por supuestos amaños en la adjudicación de la Generalitat a la empresa de la trama Gürtel Orange Market en la edición de Fitur de 2009.

PUBLICIDAD

Tras una instrucción de algo menos de un año en la Audiencia Nacional, el magistrado de la Audiencia Nacional (AN) José de la Mata, lo encausó a principios de junio por presunta prevaricación, aunque «sin perjuicio de ulterior calificación».

Hasta ese momento le había investigado también por presunto fraude.

La Fiscalía Anticorrupción acusa a Camps de estos dos delitos y solicita dos años y 6 meses de prisión.

Según señala en su escrito de acusación, Camps dio verbalmente instrucciones a la exdirectora general de promoción institucional Salvadora Ibars para que le adjudicasen a la filial de Gürtel en Valencia, Orange Market, el montaje de ese stand por 366.529 euros.

Por su parte, la acusación popular que ejerce el PSOE pide una condena de 9 años de prisión por un presunto delito continuado de malversación en concurso con prevaricación y tráfico de influencias.

DEFIENDE SU ACTUACIÓN

Francisco Camps defiende que las adjudicaciones de su gobierno a Orange Market fueron «correctas» y dice que su Gobierno actuó «bajo el imperio de la ley».

Tras conocer el pasado septiembre la decisión de la Audiencia Nacional de ordenar reabrir la investigación de Orange Market, Camps también convocó a los medios de comunicación en el despacho de su abogado, Pablo Delgado, e ironizó al decir que, tras hacerse públicas las grabaciones de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, con el comisario jubilado José Manuel Villarejo pensó que algo le iba a «caer».

Camps, en el despacho de su abogado, Pablo Delgado, el pasado 27 de septiembre, donde dio una rueda de prensa tras conocer que la AN acordó la reapertura de la investigación sobre las adjudicaciones a Orange Market. Foto: EP

«Algo me va a caer esta semana porque siempre que algo ocurre en la izquierda, a mí me cae algo desde los últimos nueve años», señaló, y emplazó a «hacer una cronología» de su «vida en los juzgados» y «la relación que hay con periodos electorales y con situaciones críticas de la izquierda de España».

Recordó su periplo judicial así: «Cuando salía de los trajes, entré en Nóos; cuando salía de Nóos, entré en Valmor; cuando Valmor desaparece, entro en el circuito; cuando el circuito está a punto de terminar entro ahora en la Audiencia Nacional».

Camps asegura que él ha intentado siempre «hacer lo mejor para los valencianos, por el interés general y por el bien común».