PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más de mil autónomos se han acogido a la Ley de Segunda Oportunidad desde 2015

La Ley de Segunda Oportunidad surge como la tabla de salvación a la que pueden agarrarse los autónomos que hayan adquirido deudas con un banco o una entidad privada de crédito.
|

En total han sido 1.042 los autónomos que se han acogido a la Ley de Segunda Oportunidad desde su implementación allá por julio del 2015.

La evolución ha ido in crescendo año a año, pasando de poco más de 150 autónomos en el 2015 a más de 300 en el pasado ejercicio 2018. Lo que supone un incremento del 93% entre una fecha y otra, de acuerdo con Sin Deudas Bcn.

La Ley de Segunda Oportunidad surge como la tabla de salvación a la que pueden agarrarse los autónomos que hayan adquirido deudas con un banco o una entidad privada de crédito.

REQUISITOS

Sin embargo, para ello deben cumplir una serie de requisitos y circunstancias para solventar estos problemas de índole económica.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los autónomos pueden acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad a través de dos fases:

FASE EXTRAJUDICIAL 

Acuerdo extrajudicial con los acreedores y ante notario para cumplir con la deuda (un acuerdo en el que, por ejemplo, se establezcan las fechas de pago).

FASE JUDICIAL 

Si no se ha podido llegar a un acuerdo en la anterior, habrá que recurrir al juez para que este exonere por completo al autónomo de su deuda mediante la presentación del concurso en el Registro Mercantil.

PUBLICIDAD

No obstante, para llegar a esta segunda fase es necesario haber intentado previamente llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores.

Además, y siempre actuando desde la buena fe, el autónomo tendrá que probar que en los últimos diez años no ha sometido a su negocio a un proceso concursal ni haber sido condenado por delitos de falsedad documental, contra la Hacienda pública o el orden socioeconómico.

NUEVA SENTENCIA EN LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD 

El pasado 2 de julio, una sentencia del Tribunal Supremo aprobó una enmienda de la Ley de Segunda Oportunidad que supone muy buenas noticias para los autónomos.

PUBLICIDAD

Gracias a esta sentencia, los autónomos que se encuentren en quiebra podrán librarse de hasta un 70% de sus deudas con la Administración Pública y abonar el importe restante de forma fraccionada.

PUBLICIDAD

En este caso, serán los juzgados de lo mercantil los que actúen sobre las deudas con la Agencia Tributaria y la Tesorería General de la Seguridad Social de estos autónomos.

Dicho de otro modo, a los autónomos se les condena así más de la mitad de la deuda contraída con las administraciones públicas.

Lo que concierne a lo que se conoce como el crédito ordinario subordinado, y que comprende los intereses, los recargos, las sanciones y un 50% de la cuota.

El resto sería el llamado crédito privilegiado, que se podría abonar en un plan de pagos en función de la capacidad económica real del autónomo.

PUBLICIDAD

Un fraccionamiento que podría llegar hasta los cinco años.

A pesar de todo, el juez tendrá que oír en el juicio a todas las partes personadas para aprobar este plan de pagos.

¿FUTURA REFORMA DE LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Este fallo judicial lo que provoca es que se deba acometer cuanto antes una reforma de la Ley de Segunda Oportunidad.

No obstante, también supone un paso adelante muy importante para el colectivo autónomo, ya que de esta forma podrán hacer frente a sus deudas de una manera mucho más cómoda.

Y es que, hasta la aparición de esta reciente sentencia, eran muchos los autónomos los que consideraban que la Ley de Segunda Oportunidad solo podía considerarse como tal gracias al título.

Una Ley pensada desde un primer momento para tratar de paliar los graves efectos que supuso la crisis económica entre los autónomos.

En definitiva, cada vez son más los autónomos que se acogen a la Ley de Segunda Oportunidad. Año a año ha ido incrementando el número de personas que han hecho uso de esta Ley.

De acuerdo con Sin Deudas Bcn, a raíz de la reciente sentencia del pasado 2 de julio, es muy probable que el volumen de autónomos acogidos a esta Ley crezca, batiendo a finales del 2019 un nuevo récord.