PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

«Es curioso que el CIS no haya reflejado en su Barómetro la excelente imagen del tribunal que ha enjuiciado el ‘caso procés'»

Según el magistrado de la Audiencia Nacional y exportavoz y exvocal del CGPJ Enrique López en una foto tomada en de noviembre de 2017, cuando recibió el premio como reconocimiento, por parte de la dirección de Confilegal, a su aportación a la política de comunicación de transparencia del CGPJ. Amapola Producciones.
|

«Es curioso que habiendo acabado el juicio sobre el ‘caso procés’ a mediados de junio pasado, tras 52 sesiones maratonianas de mañana y tarde, que fueron vistas a través de televisión y Internet, el Barómetro de julio del Centro de Investigaciones Sociológicas, hecho público hoy, no refleje, de ninguna de las maneras, la excelente imagen de la Sala de lo Penal que ha enjuiciado el ‘caso procés'».

«¿Por qué? Además, de esas 52 sesiones se produjeron innumerables horas de televisión, radio, internet, interminables páginas de periódicos. ¿Y todo eso no ha tenido ningún impacto, para bien, en la opinión de la ciudadanía sobre el funcionamiento de la Justicia?», se pregunta el magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Enrique López, exvocal y exportavoz del Consejo General del Poder Judicial, y «arquitecto» de la política de comunicación y transparencia implementada a partir de 2004 en el órgano de gobierno de los jueces, todavía vigente hoy, y que ha posibilitado la retransmisión en directo del mencionado juicio.

PUBLICIDAD

El Tribunal Supremo de España, junto con el de Inglaterra, son los dos únicos órganos judiciales de los 28 países que todavía componen la Unión Europea que permiten la entrada de las cámaras de televisión en sus vistas públicas.

PUBLICIDAD

En este sentido, el mencionado Barómetro de julio del CIS hace una simple pregunta sobre el «grado de independencia del Tribunal Supremo» que es contestada positivamente por un 29,8 por ciento (un 6,5 por ciento dice que muy alta y un 23,3 por ciento que bastante alto) y negativamente por un 44,2 por ciento (un 25,7 por ciento afirma que bastante bajo y un 18,5 por ciento que muy bajo), de los 2.952 encuestados.

«Todo el mundo iniciado en la elaboración de encuestas sabe que la clave está en cómo se formulan las preguntas y en qué orden. Y dependiendo de eso, se consigue una respuesta u otra. Sin querer malinterpretar la encuesta del CIS, pero parece dirigida a la consecución de un fin, y es a poner de manifiesto la peor de las fotos de la justicia sin tener en cuenta el excelente trabajo que los miembros de la carrera realizan cada día», señala López.

PUBLICIDAD

CÓMO FUNCIONA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA 

De acuerdo con el mencionado Barómetro de julio del CIS, un 48 por ciento de los encuestados cree que la Justicia funciona mal (un 30,9 por ciento) o muy mal (un 17,1 por ciento), frente a un 46 por ciento que afirma que funciona bien (un 1,2 por ciento), bien (un 21,4 por ciento) o regular (un 24,1 por ciento).

Para López, sin embargo, no todo es una cuestión del CIS. «Es evidente que aquí se ha podido fracasar, desde el Consejo, en aplicar una política proactiva y permanente de comunicación», afirma. 

En su Barómetro de julio el CIS pregunta a los encuestados si el funcionamiento de los tribunales es ahora mejor, igual o peor que antes.

PUBLICIDAD

Un 67,8 por ciento cree que mejor (13,5 por ciento) e igual (un 54,3 por ciento) frente a un 17,5 por ciento que cree que peor.

De la misma forma, los preguntados en este sondeo, opinan que la Justicia no funciona bien porque las «penas son blandas» (un 31,6 por ciento), «está politizada» (un 26,7 por ciento), porque «hay mucha burocracia» (un 25,3 por ciento), porque el trato es «discriminatorio (un 24,8 por ciento), porque «hay mucha corrupción» (un 20,4 por ciento), porque las «leyes están anticuadas» (un 15,9 por ciento), por «lentitud» (un 15,3 por ciento) y por «falta de recursos» (un 14 por ciento).

PUBLICIDAD

Y piensan que el problema es porque se necesitan más jueces (un 41,8 por ciento), más personal auxiliar (un 26,4 por ciento), más y mejores medios informáticos (un 19,4 por ciento) y más y mejores instalaciones (un 7,9 por ciento). Porque los medios son más bien insuficientes (un 61 por ciento).

Por otra parte, el 79,4 por ciento cree que es necesaria una reforma de la Administración de Justicia. Un 35,5 por ciento lo cree muy necesario y un 43,9 por ciento, bastante necesario,

Un 9,4 por ciento opina que no lo es: el 7,5 por ciento, cree que es poco necesaria y un 1,9 por ciento  que no lo es.

SE CONFÍA MÁS EN LOS JUECES QUE EN EL PARLAMENTO O EL GOBIERNO

El Barómetro de julio del CIS, por último, pide a los encuestados que valoren el grado de independencia de los jueces españoles. El 29,4 por ciento opina que es muy alto (5,6 por ciento) y bastante alto (un 23,8 por ciento).

Por el contrario, el 50,8 por ciento dice que es bastante bajo (un 33 por ciento) o muy bajo (un 17,8 por ciento).

PUBLICIDAD

Sin embargo, curiosamente, los consultados, a la hora de poner su confianza, lo hacen más en los jueces (un 31,2 por ciento), que en el Parlamento (un 16,5 por ciento) o el Gobierno (un 11,9 por ciento, que se lleva así un sonado «zasca»).