PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Asufin presenta la primera demanda civil contra la agencia de valores Q-Renta

Pantallazo de la página web de la entidad demandada.
|

El Juzgado de lo Civil 25 de Barcelona, del que es titular el magistrado Antonio Morales Adame, ha admitido a trámite la primera querella civil contra la agencia de valores QRenta por un supuesto conflicto de interés e incumplimiento en la prestación de servicios a sus clientes, que sufrieron el bloqueo de sus fondos tras la intervención de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en 2018.

La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) ha interpuesto esta demanda por la vía civil para reclamar entre 200.000 y 400.000 euros de perjuicio causados por la agencia catalana dirigida por Jaime Miquel a dos de sus asociados entre 2015 y 2019, según consta en la querella.

PUBLICIDAD

En ella, la asociación denuncia que Q-Renta incumplió sus obligaciones de gestión de cartera y de asesoramiento financiero, con una asunción de riesgo mayor que la correspondiente al perfil de los clientes que tenían perfilados.

PUBLICIDAD

Además, Asufin acusa a la agencia de «incurrir en un conflicto de interés intentando manipular el mercado, ya que representaban al mismo tiempo a las empresas que luego colocaban en los fondos bajo su gestión».

En concreto, el escrito detalla que ocho compañías del MAB –Eurona, Eurocnosult, Inkemia, Home Meal, Elzinc, Cerium, Inclam y Cleaver– cuyas acciones o bonos fueron colocados por QRenta y también han formado parte de las carteras y del patrimonio cogestionado por la agencia.

PUBLICIDAD

«Posiblemente, como respuesta al insuficiente interés captado por la acciones de inversores dependientes a QRenta, la agencia a partir de las gestión de las aportaciones de sus clientes minoritarios o mediante los fondos de las IICs cogestionados, inició la inversión en estos valores para satisfacer la notable escasez de demanda en estos productos», denuncia el escrito.

«Han incumplido la normativa en tanto que no han seguido las instrucciones del cliente y han estado colocando el dinero en productos de mucho riesgo del Mercado Alternativo Bursátil (MAB)», ha explicado a Europa Press la presidenta de Asufin, Patricia Suárez, que se ha mostrado «bastante impactada porque es una agencia que lleva 25 años en el mercado y no tenía este tipo de comportamiento».

6.500 POSIBLES AFECTADOS

Unas 6.500 personas podrían haberse visto afectadas por la falta de liquidez que llevó a la suspensión temporarl de varios fondos por la CNMV el pasado año y que tras abrir su cotización han perdido todo su valor, según denuncia Asufin. Suárez ha explicado que el perfil de los afectados se ajusta a familias con un alto nivel de ahorro, pero no muy profesionalizado, por lo que «muchas han perdido todos sus ahorros».

PUBLICIDAD

Suárez ha denunciado la «dejación» por parte del MAB, que dió la voz de alarma muy tarde. «Son ellos los que tienen que informar de que hay movimientos sospechosos al regulador, la CNMV, para que pare la cotización o tome medidas», ha detallado Suárez.

Tras la presentación de la querella a través del abogado colaborador de Asufin Fernando Gavín, el pasado 24 de mayo, medio centenar de personas afectadas han acudido a la asociación, principalmente en Madrid y Barcelona, estando la mayoría de afectados en Cataluña. Paralelamente, se ha dado de alta una Plataforma de Afectados de Esfera Capital y Qrenta. EP.

PUBLICIDAD