PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El PP responde a los 52 diputados franceses que defendieron a los independentistas juzgados por el Supremo

Destaca que “los líderes independentistas no han sido juzgados por sus opiniones, sino porque han atacado nuestras leyes”El texto está firmado por los 66 diputados, los 70 senadores y los 12 europarlamentarios del Partido Popular. Foto: EP
|

El Partido Popular ha respondido hoy en una tribuna en el diario francés Le Monde, suscrita por sus 148 parlamentarios, a los 52 diputados de la Asamblea Nacional de Francia que denunciaron la «represión de los electos catalanes» en España.

«No, la democracia española no socava las libertades fundamentales», se titula.

PUBLICIDAD

En este texto, firmado por su presidente, Pablo Casado, y sus portavoces parlamentarios, Cayetana Álvarez de Toledo, Javier Maroto y Dolors Montserrat, la formación ha mostrado su «indignación» por las «acusaciones tan graves e infundadas» que hicieron los parlamentarios franceses, al acusar a la democracia española y sus instituciones de «socavar los derechos y libertades fundamentales, de reprimir y de tomar medidas arbitrarias».

PUBLICIDAD

El pasado 1 de septiembre, un grupo de 52 diputados de la Asamblea Nacional, entre ellos el líder de La France Insoumise, Jean-Luc Mélenchon, y del de la Union des Démocrates et Progressistes Indépendants, Jean-Christophe Lagarde, criticaron en una tribuna en el dominical Le Journal du Dimanche el «ataque a las libertades fundamentales y al ejercicio de la democracia» que, a su juicio, sufren los políticos independentistas catalanes.

Criticaron «la represión de los electos catalanes» en España y pidieron «el apaciguamiento de las tensiones y el fin de las medidas arbitrarias que afectan a los representantes electos del sufragio universal».

PUBLICIDAD

El PP les ha contestado «en defensa de la democracia española».

El PP recalca en su tribuna que la democracia española goza de una calidad tan elevada como la francesa, según todas las organizaciones internacionales; explica los detalles del juicio a los líderes del ‘procés’; y esboza una comparación con la región de Córcega.

PUBLICIDAD

Cita el último informe de Freedom House, de 2019, que da a España una puntuación de 94 sobre 100, una de las más altas del mundo, destaca.

Además, incide en que España tiene uno de los sistemas más descentralizados, con el poder dividido entre las instituciones centrales y las autónomas, a diferencia de Francia, que cuenta con un modelo político más centralizado.

«Sobre todo, queremos señalar que los líderes independentistas no han sido juzgados por sus opiniones, sino porque han atacado nuestras leyes fundamentales, violando los derechos y libertades de millones de españoles, y sobre todo de los ciudadanos de Cataluña», destaca el PP en su tribuna.

El partido de Casado recuerda que el Tribunal Supremo no juzga el debate político sobre la independencia, «un debate que por otra parte se puede realizar de manera libre en nuestro país», e insiste en que el juicio se centra en la ruptura de las leyes y de la Constitución española.

COMPARACIÓN CON CÓRCEGA

«La Fiscalía del Tribunal Supremo de España ha concluido que los acusados cometieron un delito de rebelión y ha solicitado importantes penas de prisión, porque se ha demostrado que se usó la violencia en el contexto de una estrategia planificada y organizada para fracturar nuestro orden constitucional, incluida la celebración de un referéndum ilegal y una declaración unilateral de independencia por parte de las autoridades autónomas catalanas», prosiguen los ‘populares’.

PUBLICIDAD

Por último, el PP propone a los dirigentes franceses que imaginen un supuesto en el que los nacionalistas de Córcega organizaran desde las instituciones un referéndum ilegal sobre la independencia de la isla y proclamaran unilateralmente la secesión, «rompiendo la Constitución, y en particular su artículo primero sobre la «República indivisible»».

Según explica el PP, en ese caso los tribunales franceses y todas las instituciones «sin duda reaccionarían con la misma firmeza en defensa de sus reglas democráticas, su Constitución y la unidad de Francia».

«Si esto sucediera, nosotros estaríamos sin dudarlo del lado de Francia, para defender su democracia, su Constitución y su unidad, con la misma convicción con la que actualmente estamos defendiendo la democracia española, nuestra Constitución y la unidad de nuestro país», defiende el PP.

El texto está firmado por sus 66 diputados, 70 senadores y 12 eurodiputados.