Detenido un individuo en Valladolid por instalar una cámara en los aseos de mujeres de su centro de trabajo 
La cámara estaba oculta en el dispensador del papel higiénico. Foto: Policía Nacional

Detenido un individuo en Valladolid por instalar una cámara en los aseos de mujeres de su centro de trabajo 

En la empresa Konecta, que en Valladolid gestiona el servicio de atención al cliente de Vodafone
|
15/10/2019 09:09
|
Actualizado: 23/3/2021 16:33
|

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Valladolid como presunto responsable de la instalación de una cámara de vídeo en los servicios de mujeres de la empresa donde trabaja, Konecta, que en esa ciudad gestiona el servicio de atención al cliente de Vodafone.

La detención tuvo lugar el pasado viernes.

El arrestado tiene 51 años y no tiene antecedentes. Tras prestar declaración quedó en libertad con la prohibición de que se acerque a la empresa.

La investigación comenzó tras una denuncia presentada en la Comisaría el pasado 9 de octubre por un responsable de una empresa, que entregó una mini cámara que encontró una trabajadora oculta en el baño de mujeres.

El hallazgo de la cámara se produjo el pasado martes por la noche cuando la trabajadora fue a coger papel higiénico del dispensador metálico, que se abrió y la dejó al descubierto.

La empleada lo comunicó a sus superiores, que comprobaron que en el resto de aseos de las instalaciones no había más cámaras de este tipo.

Los informáticos de la empresa comprobaron que se trataba de una microcámara que contaba en su interior con una tarjeta de memoria y que en el momento del hallazgo estaba grabando.

La cámara contenía una tarjeta micro-SD que fue analizada por los investigadores, en la que hay imágenes del baño de la empresa y tambien en otras dependencias del centro de trabajo.

En ella se pudo apreciar a dos mujeres que son grabadas por debajo de la falda, grabaciones realizadas sin su conocimiento ni consentimiento y que afectan a su intimidad.

Tras realizar distintas pesquisas identificaron a la persona que presuntamente colocó la cámara y realizó las grabaciones.

Los investigadores detuvieron al presunto autor de los hechos e intervinieron varios dispositivos de grabación y almacenamiento de imágenes (discos duros, cámaras tarjetas MicroSD, Tablets y pendrive).

La operación fue realizada por la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid.

La Policía Nacional analiza las grabaciones con el objeto de obtener nuevas evidencias e identificar a otras posibles víctimas.

En la plantilla, integrada por 1.800 empleados, su gran mayoría son mujeres, unas 1.500.

La empresa publicó un escrito en los tablones de sus centros de trabajo en Valladolid donde manifiesta que ha realizado todas las comprobaciones necesarias para confirmar que no hay más dispositivos de este tipo en las instalaciones y que tomará las acciones pertinentes para clarificar los hechos «velando porque no se vulnere en ningún caso la privacidad de ningún empleado».

La dirección de la empresa asume que los hechos son «de tal entidad y gravedad» que no dudarán en «actuar de forma contundente» contra el responsable o responsables de la instalación de este dispositivo, con «medidas disciplinarias y judiciales».

Noticias relacionadas:

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales