PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más de 1.000 profesores piden a las universidades públicas catalanas la retirada de manifiestos ‘aberrantes’ contra la sentencia del ‘procés’

Los claustros de las principales universidades catalanas han aprobado manifiestos "casi idénticos" contra la sentencia del Supremo, en los que se reclama el derecho de autodeterminación, la libertad de quienes denominan “presos políticos”, y se condena “la represión y la violencia policial” en CataluñaProfesores de toda España, también de Cataluña, subrayan que el hecho de que la universidad se exprese en nombre de todos sus miembros "implica una evidente agresión" al derecho fundamental de la libertad ideológica". Foto: EP
|

Más de 1.000 profesores de toda España han reclamado en una carta abierta a los rectores de las siete universidades públicas catalanas que retiren los manifiestos contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre el ‘procés’, en los que se reclama el derecho de autodeterminación, la libertad de quienes denominan “presos políticos”, y se condena “la represión y la violencia policial” en Cataluña.

Foro de Profesores y ‘Universitaris per la convivència’ prepararon esta “carta abierta a los rectores de las universidades públicas de Cataluña: en defensa de la libertad ideológica”, que denuncia que el contenido de estos textos es “aberrante” y de “extraordinaria gravedad”.

Fue publicada el pasado 24 de octubre, y va dirigida a los rectores de la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Lérida, la Universidad de Gerona, la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona Y la Universidad Politécnica de Cataluña.

En apenas tres días, ya había sido suscrita por más de 800 docentes universitarios de toda España, también de Cataluña, según informó el martes Foro de Profesores.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tras el impacto mediático de esta misiva, “cientos de profesores han manifestado su deseo de adherirse a ella y hasta el momento ya ha sido suscrita por más de 1.000”, ha informado a Confilegal Chantal Moll de Alba, profesora de Derecho Civil de la Universitat de Barcelona, y miembro de ‘Universitaris per la convivència’, del grupo de juristas ‘Llibertats’, del Foro de Profesores y de  ‘Aixeca’t/Levántate’.

PUBLICIDAD

En la misiva, los firmantes expresan que han observado con “estupor” que los claustros de todas las universidades públicas catalanas han votado y aprobado “manifiestos casi idénticos” en los que se reclama el derecho de autodeterminación y la libertad de quienes denominan “presos políticos” y se condena “la represión y la violencia policial” en Cataluña.

PUBLICIDAD

Ante este hecho, que consideran de una “extraordinaria gravedad”, muestran su “radical desacuerdo” con lo que perciben como un contenido “aberrante”, e instan a los rectores a adoptar las medidas necesarias para “retirar estos manifiestos, que tanto dañan la imagen de nuestras universidades y tan lesivos resultan con el derecho fundamental a la libertad ideológica de los discrepantes”.

Destacan que los órganos de gobierno de las universidades están conformados por profesores, estudiantes y personal de administración y servicios, que “en modo alguno han sido elegidos por sus ideas políticas” y que “carecen de legitimidad moral” para pronunciarse sobre cuestiones de orden político en nombre de las personas a las que representan.

Estos profesores también recuerdan a los rectores catalanes que las universidades “no tienen derechos, sino potestades”, y que la libertad de expresión es un derecho fundamental que “corresponde exclusivamente” a las personas, como apuntan claramente diversas sentencias de nuestro Tribunal Constitucional”.

Además, indican que “el hecho de que una administración se exprese en nombre de todos sus miembros implica una evidente agresión a otro derecho fundamental, la libertad ideológica, protegida por el artículo 16 de la Constitución”.

PUBLICIDAD

También subrayan que es “incompatible con la misión de la Universidad tratar de contribuir a dibujar en la esfera pública un pensamiento único sobre cualquier tema, máxime cuando se trata de asuntos que generan una fuerte controversia social”.

Los firmantes indican que los miembros de los claustros que realmente compartan lo que se afirma en esos manifiestos pueden suscribirlos a título individual, tal y como hacen ellos en esta carta.

Por último, se ponen a disposición de las universidades catalanas “para contribuir a un debate sereno y riguroso sobre todas las dimensiones del grave conflicto que se vive en esta comunidad”.

LOS MANIFIESTOS DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS CATALANAS

En sus manifiestos, las universidades públicas catalanas apoyan las protestas contra la sentencia por el ‘procés’ y apuntan que “no hay margen para el silencio” ante la situación de “represión y la erosión de las libertades y los derechos civiles”.

Además, defienden el “derecho de autodeterminación” y piden la “inmediata” puesta en libertad de los condenados y el retorno de “las personas exiliadas”.

Apoyan la huelga indefinida, que comenzó el pasado martes, convocada por asociaciones estudiantiles catalanas en protesta por la sentencia y para reclamar la amnistía de los condenados y defender la autodeterminación.

CHANTAL MOLL DE ALBA: ‘LA COMUNIDAD ACADÉMICA SE REBELA CONTRA LA SUMISIÓN AL PODER NACIONALISTA CATALÁN’

Entre los firmantes de esta carta abierta a los rectores se encuentra la profesora Chantal Moll de Alba, que destaca que “la comunidad académica se rebela contra la sumisión al poder nacionalista catalán”.

“Ya no es cuestión de ideologías, de partidos políticos. Es una cuestión de derechos fundamentales. Es la libertad de cátedra, que está en juego. Es el derecho a la educación de nuestra juventud el que está en juego. Es muy grave”, explica esta profesora.

De izquierda a derecha: Manuel Piñol, tesorero de ‘Llibertats’; Pere Lluis Huguet, expresidente de ‘Llibertats’, exvicepresidente del Consejo General de la Abogacía Española y del Consejo de la Abogacía catalana, y exdecano de Reus; el abogado y profesor Eloy Moreno, actual presidente de ‘Llibertats’, y la abogada y profesora Chantal Moll de Alba, responsable de relaciones intercionales de ‘Llibertats’. Foto: Carlos Berbell

Chantal Moll de Alba informa que no pudo entrar a dar clase hace una semana porque cuatro encapuchados habían impedido todos los accesos a la universidad.

Destaca que “lo más grave de la situación” fue que “estos individuos, que estaban coaccionando a cientos de personas recibieron el amparo de la autoridad académica, que legitimó su actuación”.

Denuncia que “en vez de llamar a las Fuerzas de Seguridad para proteger la libertad de cátedra, la libertad de educación, lo que hicieron fue suspender la actividad académica”.

Esta profesora apunta que en ningún lugar de Europa impedirían a profesores y alumnos dar clase porque “va contra la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea”.

“Va contra los derechos fundamentales que recoge nuestra Constitución” y “va contra el espíritu universitario, que es universal y plural”, sentencia.