PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Separatistas y nacionalistas consiguen, por vez primera en la historia, 36 escaños en el Congreso: el 10,2 %

Gabriel Rufián diputado de ERC en el Congreso de los Diputados.
|

Las formaciones separatistas y nacionalistas han conseguido en estas últimas elecciones 36 diputados, superando en número los resultados obtenidos el 28 de abril pasado y rompiendo el techo histórico que consiguieron en 2011, que fue de 34.

Esto supone un 10,2 por ciento de los 350 escaños de los que están compuesta la Cámara Baja. 

PUBLICIDAD

En esta ocasión, y esta es una novedad, han conseguido 2 escaños los antisistema de la Candidatura de Unidad Popular (CUP), de Cataluña, y el Bloque Nacionalista Galego (BNG), que, al obtener un escaño, regresa al hemiciclo, del que desapareció en 2015.

PUBLICIDAD

El partido independentista con más diputados en sus filas es ERC, que lidera Gabriel Rubián, la cual ha obtenido 13 escaños –2 menos que el 28A-, al perder más de 150.000 votos.

Juntos por Cataluña, la formación del prófugo Carles Puigdemont, obtuvo un escaño más, situándose en 8 tras ganar más de 26.000 votos.

PUBLICIDAD

En el País Vasco, el PNV suma un escaño más, hasta los 7 y Bildu llega hasta los 4 diputados, mientras que el PP sigue quedándose sin representación en esta comunidad autónoma.

El quinto diputado de Bildu lo obtiene por Navarra, y se han quitado al PSOE.

En el caso de Cataluña, el leve incremento se produce apenas un mes después de conocerse la sentencia del juicio por el ‘procés’ independentista que concluyó el 27 de octubre de 2017 con la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) en Cataluña, y que motivó que por primera vez se aplicara en España el artículo 155 de la Constitución.

PUBLICIDAD

Se mantienen así las expectativas reflejadas en varias encuestas, que ya apuntaban al mantenimiento de la presencia independentista en el Congreso de los Diputados representada por una ERC que ha terminado imponiéndose de forma definitiva a la formación que sustituyó a la antigua Convergencia.

BILDU EN PAÍS VASCO Y NAVARRA

También en el País Vasco las encuestas reflejaban una intención de voto que permitía aventurar un mantenimiento de la cuota del PNV en dicho territorio, que ha pasado de 6 a 7 escaños con un porcentaje de votos superior al 32 por ciento.

PUBLICIDAD

El suelo del nacionalismo se tocó en 2008 cuando las cuatro formaciones analizadas no pasaron de 22.

Este mal momento para las fuerzas separatistas se debió al fuerte descenso que experimentó ERC, que bajó de ocho a tres diputados, y la desaparición de EA y la CHA, que perdieron el único escaño que tenían en la Cámara Baja.