PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Comité Técnico de Árbitros comunica oficialmente que la Supercopa de España incluirá el sistema de línea de gol y ‘Vardict’

Velasco Carballo, actual presidente del CTA, alegaba que “desde que se llegó aquí lo que se ha pretendido es hacer pequeña historia en el arbitraje español”Sala del VAR.
|

La rueda de prensa realizada el pasado 20 de noviembre y que llevó a cabo el Comité Técnico de árbitros (en adelante CTA), hizo hincapié, especialmente, en el Sistema de Vídeo Arbitraje (VAR por sus siglas en inglés Video Assistant Referee).

Además, se comunicó durante la entrevista que la Supercopa de España contará con el sistema de línea de gol y el “Vardict”.

PUBLICIDAD

El propio Carlos Velasco Carballo, actual presidente del CTA, alegaba que “desde que se llegó aquí lo que se ha pretendido es hacer pequeña historia en el arbitraje español”.

PUBLICIDAD

Es así como comunicaba que en la Supercopa de España que tendrá lugar el próximo enero, se implementaba el sistema de línea de gol por primera vez en España.

El sistema de línea de gol está basado en una serie de cámaras instaladas en el terreno de juego. Las propias cámaras detectan el balón y a través de un sistema propio y específico evalúan las imágenes recogidas.

PUBLICIDAD

A la mayor altura posible dentro de los límites del estadio

Actualmente, y en las competiciones en las que ya se ha incluido dicho sistema, el sistema está formado por siete cámaras en cada portería que se instalan a la mayor altura posible dentro de los límites del estadio.

La innovación que presenta la Supercopa de España es que el sistema estará formado por catorce cámaras que estarán conectadas a los colegiados.

En un segundo de tiempo, el árbitro recibirá un mensaje de texto en su reloj indicándoles que es gol, es decir, que el esférico ha rebasado la línea de cal.

PUBLICIDAD

Además, el sistema también incorpora un sonido para avisar del mensaje en la radio o intercomunicador que tienen los árbitros entre sí. A través del mismo, podrán escuchar la palabra gol en tres ocasiones.

El proveedor tecnológico de este sistema de línea de gol será Hawk-Eye, que también es el actual proveedor de las competiciones españolas.

PUBLICIDAD

Según menciona el propio Velasco Carballo, “la empresa tiene la certificación de FIFA para implantar este sistema y es proveedor de distintas ligas”.

El otro sistema que se incorporará en los próximos días 8,9 y 12 de enero es el denominado “Vardict”.

“Es un sistema de “Hawk.eye” que comunica las decisiones a los espectadores en los marcadores, algo fundamental en el éxito del VAR, para que tengan la misma información que quienes lo vean por la televisión” analiza el presidente.

Velasco Carballo, hizo especial hincapié en esta consideración de la transparencia. La transparencia que ha logrado el Var desde su implementación es lo que ha fundamentado su éxito.

Y se pretende seguir perfeccionando dicha transparencia a través de este sistema ya que lo que se quiere es que todo espectador pueda ver lo que sucede en la sala VOR.

PUBLICIDAD

Que pueda ver las mismas imágenes que el propio árbitro. A través de este proyecto se conseguirá una credibilidad segura y absoluta.

Diversos criterios en situaciones arbitrales

Desde la implementación del VAR en la Liga Santander este ha sido criticado e incluso puesto en duda, generalmente, por motivo de diversos criterios en situaciones arbitrales.

Pero Velasco Carballo alegó en la propia rueda de prensa que en las competiciones de La Liga o las supeditadas a la RFEF, los aciertos en el área alcanzan 253 mientras que errores solo han sido 23 respecto a los penaltis.

Esto significa que hay un 8% de error frente a un 91% de acierto. Analizando los fueras de juego, este acierta en un 96%.

Por lo tanto, el VAR queda demostrado que no es perfecto y que se tienen que pulir una serie de errores que son manifiestos. Se tendrá que unificar el criterio arbitral que es una de las críticas más comunes en este sistema.

Pero evolución del mismo a través de la implementación de estos nuevos sistemas alude a la idea de que cada vez será más perfecto y las situaciones de injusticia en el fútbol serán mucho menos visibles.