PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Banco de España y las asociaciones de consumidores alertan sobre los riesgos del «Black Friday»

Desde el portal del cliente bancario del propio Banco de España insisten en la necesidad de extremar las precaucionesLa sede central del Banco de España se encuentra en la Plaza de La Cibeles, en pleno centro de Madrid. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

El «Black Friday» aterriza este viernes en nuestro país. Se estructura en una semana de descuentos en España que hay que saber aprovechar.

Además de beneficiarse de las ofertas que se encuentren desde este 29 de noviembre y días posteriores, es importante ser precavido. Banco de España y asociaciones de consumidores alertan de sus riesgos.

PUBLICIDAD

Desde el portal del cliente bancario del propio Banco de España insisten en la necesidad de extremar las precauciones.

PUBLICIDAD

Se indica que para los ciberdelincuentes es una oportunidad perfecta para hacerse con tu información bancaria ya que, movidos por las prisas de las suculentas ofertas de tiempo limitado, los compradores prestan menos atención a las páginas webs visitadas.

También se señala cómo se puede llegar a la suplantación de personalidad en la contratación de servicios bancarios.

PUBLICIDAD

Y se explica que los ciberdelicuentes intentan hacerse con información personal por distintas vías (correos electrónicos, sitios web, SMS, etc.) que aparentan ser legítimas.

En estas fechas es corriente que envíen un correo al comprador para que valide o confirme una supuesta compra. Una vez tienen tus datos en su poder podrán emplearlos para contratar productos bancarios en tu nombre o robar dinero directamente de cuentas y tarjetas.

También advierte de la necesidad de rechazar también los correos que dicen escribir en nombre del Banco de España en los que intentan convencer de que dispones de un producto bancario, se ha recibido una transferencia o se ha depositado dinero de la lotería y para cobrarlo tienes que realizar un pago previo.

PUBLICIDAD

Son falsos, pues el Banco de España nunca envía ni solicita información confidencial por correo electrónico a los ciudadanos.

El Banco de España persigue estas actividades y recomienda a los ciudadanos seguir los consejos y buenas prácticas desglosados en la Oficina de Seguridad del Internauta adscrita a INCIBE.

PUBLICIDAD

¿Cómo evitar el fraude?

En cuanto a medidas preventivas, señalan que el consumidor debe fijarse bien en la dirección web (url) de las páginas a las que accedas, que deberán comenzar siempre por «https», sobre todo si vas a introducir datos de tu tarjeta o medio de pago.

También destacan que es positivo que la página cuente con sellos de confianza para el comercio electrónico. Si la página no te es conocida, es útil buscar opiniones en foros de internet o redes sociales.

Como otra alternativa que plantea el regulador bancario es la opción de realizar los pagos por Internet con tarjetas prepago, en las que se debe recargar el saldo previamente, o tarjetas virtuales, creadas exclusivamente para operaciones no presenciales.

También advierte tener cuidado con los correos electrónicos recibidos. Desconfía de aquellos cuyo contenido persiga asustarte y te insta a que proporciones información personal, como nombres de usuario y contraseña.

Revisa su ortografía y redacción, ya que muchas veces contendrán errores de traducción y frases mal construidas.

PUBLICIDAD

Detectar esos correos es que van encabezados con fórmulas genéricas como «Estimado cliente» o similar, y es probable que pidan que hagas algo urgentemente con el pretexto de que tu cuenta será cancelada o limitada.

Generalmente incluyen un enlace que, en vez de llevar a la web oficial, le lleva a otra que estéticamente es muy parecida. Por último, hay que comprobar la dirección de correo electrónico del remitente, ya que no se suele corresponder con quién dice ser.

Desde este portal se indica que, si se ha conseguido detectarlo, no se debe proporcionar información ni acceder a los enlaces ni descargar cualquier dato adjunto. En caso de duda, aconseja remitir el correo a la empresa o servicio que supuestamente aparezca representado.

En el caso concreto de si uno ha caído en este tipo de trampas, lo importante es comunicarlo a la entidad lo sucedido para que bloquee la operación y revierta, en la medida de lo posible, el problema.

A continuación, hay que cambiar las contraseñas de todos los servicios que utilices habitualmente, como el propio correo electrónico, lo más importante es utilizar contraseñas distintas en cada uno. Es aconsejable, además, presentar denuncia ante la policía.

Existen muchas otras técnicas que puedes usar para prevenir la ciberdelincuencia. No te confíes, infórmate y usa el sentido común para no caer en ningún fraude cuando hagas tus compras por Internet.

José Antonio Moreno, director general de ANDEMA.

Cuidado con las falsificaciones

Otro de los riesgos a los que se enfrentan los compradores es a que les cuelen productos falsos: OCU, en colaboración con ANDEMA (la Asociación para la Defensa de la Marca), alerta sobre ello a los consumidores.

Las compras online, en las que el consumidor no puede tocar el artículo ni verlo bien, son un caldo de cultivo ideal para colocar falsificaciones.

OCU y ANDEMA recomiendan desconfiar de los productos de marcas conocidas que estén demasiado baratos… puede que se trate de una gran oferta, pero también podría ser un objeto falso.

No hay que fiarse de páginas webs desconocidas, donde no den detalles del producto. Por sistema, no hay que comprar en sitios web que ofrezcan pocas garantías de seguridad.

Las falsificaciones van mucho más allá de los bolsos o los relojes de marca. Los juguetes son también productos muy falsificados: según datos de intervenciones aduaneras de falsificaciones de la Comisión Europea, los juguetes falsificados fueron en 2018 los segundos artículos más incautados en Europa.

Los juguetes de moda son objeto de deseo para falsificadores, pero estos productos pueden plantear más problemas, porque no cumplen las normas de seguridad. Para evitarlo:

Desde estas asociaciones se indica la necesidad de revisar que el juguete está bien embalado, que tiene los datos del fabricante o importador, la edad recomendada y las advertencias de seguridad en el envase.

Otro elemento importante es comprobar de que tiene las instrucciones en castellano y cuenta con el marcado CE oficial.

Para José Antonio Moreno, director general de ANDEMA, se aprecia un cambio de tendencia en ciudades como Madrid Barcelona, más preocupados por la venta ilegal “desde este verano, en ambas ciudades se aprecia un avance en la voluntad política de cambiar las cosas y luchar de forma activa contra las falsificaciones”.

En su opinión, la clave para reducir esta lacra se encuentra en la necesidad de contar con “un plan global que aborde el problema desde el punto de vista social, económico, de sensibilización del ciudadano, policía”.

Moreno espera que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo acaba de presentar este año un plan nacional para luchar contra la venta de falsificaciones en nuestro país. “Estamos esperanzados con el proyecto y esperamos que se active de inmediato”.

Respecto a Internet, sigue siendo un problema para diferenciar las compras legales de las piratas “El mundo online es difícil de controlar, está poco regulado y ofrece grandes oportunidades a los falsificadores. Internet no sólo ofrece un canal en el que fácilmente”.

A su juicio “se pueden comprar falsificaciones aquellas personas que quieren hacerlo, sino que es muy sencillo que el consumidor sea engañado y compre una falsificación sin querer, ya que no puedes ver ni tocar el producto que quieres adquirir”.

En cuanto a la respuesta judicial, desde ANDEMA se indica que no es homogénea: “hay juzgados y Audiencias Provinciales que aplican el artículo 274 del Código Penal de forma correcta, considerando que el bien jurídico protegido es la exclusividad en el uso del titular del derecho de marca”.

Pero también “hay otras Audiencias Provinciales que aún siguen aplicando la obsoleta doctrina del error en el consumidor y el principio de intervención mínima del Derecho Penal y, como consecuencia, numerosos procedimientos judiciales terminan en absoluciones”.

Para el director general de ANDEMA “Consideramos que el mensaje que un Estado como el español debe enviar a los que se lucran con la venta de falsificaciones debe ser muy distinto. Alto y claro se debe decir que España no permitirá que haya lucro a costa de las infracciones de los derechos de marcas, a través de la distribución y venta de falsificaciones”.