PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Estas son todas las nuevas salidas profesionales gracias al “LegalTech”

El autor de la columna, el abogado Felipe Herrera, identifica, al menos, 13 profesiones -u ocupaciones- nuevas gracias al LegalTech.
|

Diciembre, al ser el último mes del año, no puede ayudarnos sino a pensar en lo que viene, nuevos propósitos y objetivos o incluso para muchos la excusa perfecta para emprender nuevos proyectos, renovarse, reinventarse o directamente cambiar de aires y puesto de trabajo.

Como sabemos, el sector legal está siendo afectado por la irrupción tecnológica y ahora es un buen momento para subirnos a la “ola Legaltech” que obligará a los despachos profesionales y las asesorías jurídicas de las grandes empresas a transformar sus procesos y su forma de trabajar en favor de lo que algunos llaman “New Law”.

Evidentemente, el abogado artesanal va a seguir existiendo y no podrá quedarse al margen de la transformación tecnológica, entendiendo que la misma será asumida por las nuevas generaciones.

Todo lo contrario, todos los operadores jurídicos tendrán que realizar un cambio de mentalidad y entender que su experiencia se mezclará con la de otros perfiles como ingenieros, matemáticos, expertos en data analytics, en inteligencia artificial, perfiles jurídicos híbridos (jurídico tecnológicos) y otras nuevas profesiones que surgen gracias a la Legaltech e innovación jurídica de las que hablaremos a continuación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Qué es la Legaltech

Sea como sea, podemos definir brevemente la Legaltech como el uso de tecnología para comercializar o prestar servicios legales, distiguiendo dos grandes líneas de actuación:

A) “Software” o servicios “online” que reducen o eliminan la necesidad de acudir al abogado en su modalidad más tradicional y

B) “software” o servicios “online” que aceleran la gestión de las tareas de los propios abogados y firmas, reduciendo el coste y el tiempo que un profesional debe invertir.

PUBLICIDAD

Aun así, la “Legaltech” también implica todo lo relacionado con la innovación legal, que no siempre es tecnológica, cuestión notoria ya que el concepto, como veremos ahora, resulta sumamente importante a la hora de entender las nuevas profesiones y perfiles de abogados que están creciendo en el sector jurídico.

Por tanto, antes de hablar sobre innovación legal debemos saber qué se entiende por innovación. De conformidad con el Diccionario de la lengua española, hablamos de innovación para referirnos al cambio que introduce novedades y modifica elementos ya existentes con el fin de mejorarlos o renovarlos.

Además, el término innovación proviene del latín innovatio, que significa crear algo nuevo, y está formada por el prefijo in (que significa estar en) y por el concepto novus (que significa nuevo).

PUBLICIDAD

Asimismo, coloquialmente se usa para referirse a nuevas propuestas, nuevos inventos y sus implementaciones económico-sociales.

PUBLICIDAD

Ahora bien, la innovación entendida en sentido estricto solo puede hacerse en relación a las ideas que se implementan como nuevos productos, servicios o procedimientos de modo que encuentran una aplicación exitosa y se imponen en el mercado gracias a su difusión.

Llegados a este punto podemos plantearnos ¿qué debemos entender por innovación legal?

En verdad es un concepto todavía abierto y moldeable, de modo que cuenta con múltiples interpretaciones.

Aun así, suele ser común entenderla como cualquier aportación novedosa en materia legal, ya sea un nuevo modelo de negocio, nuevos puestos de trabajo, una nueva tecnología o un nuevo proceso, que se aplica a la abogacía y a la labor del abogado.

PUBLICIDAD

Dicho esto, y visto el concepto de innovación general, quizá sería más lógico afirmar que nos referimos a innovación legal cuando se aplica un cambio en el ámbito jurídico para introducir novedades en elementos ya existentes y mejorarlos.

En opinión del autor, resulta esencial nutrirse de una buena información y formación para tener claros los pasos a dar.

La solución no es entrar a competir con la tecnología

Llegados hasta aquí, podemos citar el último informe de The Law Society sobre el uso de la tecnología en el sector (Legaltech), donde se afirma que el 15% de los grandes bufetes británicos ya ha reemplazado abogados cualificados por sistemas automatizados durante los tres últimos años; una cifra que se ha multiplicado por cinco desde 2013.

No obstante, el dato desciende al 3% en firmas medianas y al 2% en pequeñas.

Asimismo, otros informes anteriores de The Law Society concluían que se iban a destruir entre 67.000 y 114.000 puestos de trabajo a 20 años vista (lo que supone entre el 20% y el 25%) y otro estudio, también anterior en este caso, de la consultora Deloitte  cuantificaba en un 39% el porcentaje de empleo en Estados Unidos que se vería afectado por esta situación.

Visto lo anterior, parece imprescindible que los profesionales del sector jurídico comprendan que la solución no es entrar a competir con la tecnología sino todo lo contrario, deben adaptarse a ella y entender que con la misma pueden conseguir nuevas oportunidades de negocio y profesiones donde se necesitará de perfiles con conocimientos legales pero también tecnológicos.

En este sentido, Paula Fuentes Bueso, experta en talento y coach, afirma que como consecuencia de la digitalización los puestos de trabajo más solicitados en el sector legal entre 2017 y 2019 han girado en torno a los siguientes campos: estrategia digital y contenido, social media, big data, e-commerce, ciberseguridad y marketing.

Además, la experta también afirma que los perfiles más buscados y exitosos serán los knowledge workers. Es decir, profesionales capaces de moverse tanto “online” como “offline”, y que fundamentalmente se diferencian de los otros por tener capacidades que los convierten en prácticamente únicos en el mercado laboral, ya que son capaces de resolver problemas no rutinarios, innovar y tener pensamiento crítico.

De esta forma, parece que en los próximos años dedicarse a la Legaltech e innovación legal será una opción muy recomendable si también se enfoca desde un punto de vista de cambio, al generar nuevas salidas profesionales.

Dicho esto, aquí os dejamos un listado muy interesante sobre nuevas áreas y profesionales relacionadas con los servicios jurídicos y la innovación:

Responsable Digital de la organización

Son los encargados de la estrategia de los datos de la compañía. Reúnen, analizan y gestionan los datos, protegiendolos y controlando su calidad para poder tomar decisiones precisas en asuntos que afectan a diferentes áreas, obteniendo así una mayor rentabilidad para el negocio.

Analista de datos para despachos

Tiene la misión de extraer y analizar los datos de distintas fuentes, interpretarlos y filtrarlos. Todo ello para establecer conclusiones que sean útiles para el negocio. Se requiere de un perfil analítico e investigador.

Administrador de las relaciones con clientes

Persona que conoce las necesidades del consumidor y que, a través de un software, identifica e implementa las vías o acciones que tiene que ejecutar un negocio para convertir, captar y retener a los clientes en su ciclo de vida.

Responsable de experiencia de cliente

Es el encargado de captar, examinar, filtrar e identificar las necesidades y motivaciones del cliente para mejorar el producto o servicio de la compañía o cualquier mejora interna de ésta. Su objetivo es vender y fidelizar, pero sobre todo crear fans de los productos o servicios que la empresa oferta.

Responsable de SEO

Se encarga de optimizar y mejorar la página web, entiende la forma en la que los usuarios hacen las búsquedas y trata de introducir mejoras en el sitio web para que aumente el número de visitantes a la página.

“Content Manager” 

Es el responsable de la estrategia de los contenidos del despacho: desde noticias jurídicas a las últimas sentencias. Los crea, sigue, controla y modifica en la web, los blogs y las redes sociales.

“Social Media Manager”

Es el responsable de marcar la estrategia de la marca, productos y servicios de la compañía en las redes sociales. A veces puede asemejarse a la figura del Community Manager.

Responsable de ciberseguridad

Vigila y protege los datos e información de la compañía, implantando y desarrollando métricas que estudien la vulnerabilidad de los sistemas para prevenir el posible ataque de los mismos en consonancia con la política estratégica del negocio.

“Hacker” ético

Es el responsable de comprobar y proteger la seguridad interna de los sistemas de la compañía y de prevenir y anticipar los posibles ataques informáticos. Ha de conocer muy bien la empresa y los negocios y servicios de ésta.

Responsable de “E-commerce”

Es el encargado de definir, implantar y hacer seguimiento de todo el proceso de venta online. Hace de puente entre el comercio on-line y off-line.

“Legal Project Management

Equipo o persona encargada de aplicar los conceptos de la gestión de proyectos a las tareas y procesos legales.

Legal Operations

El equipo o persona encargada de optimizar la prestación de servicios legales en una organización o firma legal.

“Legal Engineer

La persona encargada de hacer de contacto entre la parte de desarrollo y la parte legal. Son normalmente abogados programadores.

Legal Design

Se trata del equipo o persona encargada de estimar y crear contenido o servicios legales que resulten usables, útiles y atractivos para cualquier tipo de público.

Otras competencias

Además de todo lo indicado, más centrado en conocimiento, existen otras habilidades que también deben cultivarse.

Las llamadas “soft skills” o competencias sociales. Son por ejemplo la inteligencia emocional, el espíritu emprendedor, la curiosidad, la creatividad o el pensamiento estratégico.

En conclusión

En conclusión, cuando hablamos de Legaltech también nos referimos a innovación legal o jurídica, sin que la misma siempre implique tecnología.

De todo ello se están generando nuevas áreas y profesiones como las mencionadas.

Por tanto, resulta esencial nutrirse de una buena información y formación para tener claros los pasos a dar.

Al final del día lo más importante es ser feliz. Por ello, y para empezar con buen pie este 2020 tecnológico-jurídico, quiero recordarte que nunca sigas en un trabajo que no te gusta.

Si eres feliz haciendo lo que haces, te gustarás a ti mismo y tendrás paz interior. Y si tienes eso, habrás obtenido más éxito del que podrías haber imaginado.