PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Colegio de Abogados de Málaga restablece el servicio de guardias en Marbella tras garantizarse la protección de los letrados

El decano, Francisco Javier Lara, suspendió el lunes todos los turnos de guardia por la falta de medidas de protección frente al coronavirusFrancisco Javier Lara, decano del Colegio de Abogados de Málaga., analiza la sentencia del TC relativo a los ingresos indebidos por plusvalías municipalesFrancisco Javier Lara, decano del Colegio de Abogados de Málaga.
|

El Colegio de Abogados de Málaga ha decidido restablecer el servicio de guardias en el partido judicial de Marbella -ayer se restableció en el resto de Málaga- debido a que se han habilitado los mecanismos pertinentes para garantizar la seguridad de los abogados en los juzgados y centros de detención frente al coronavirus.

De este modo, las asistencias se prestarán o bien mediante videoconferencias u otros sistemas telemáticos o bien de manera presencial, si así lo demandan los letrados, pero con las medidas necesarias, como distancia de seguridad y guantes.

El decano, Francisco Javier Lara, ha mostrado su satisfacción por el hecho de que los órganos judiciales de Marbella hayan accedido finalmente a la petición.

El Colegio de Abogados de Málaga suspendió este lunes todos los turnos de servicios de guardia en la provincia debido a los “importantes incumplimientos” en materia de seguridad que, en su opinión, ponían en peligro la salud de los letrados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tras esta decisión, el juzgado de instrucción número 3 de Marbella y el juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Marbella apercibió al decano del Colegio de Abogados de Málaga por la posible comisión de un delito de desobediencia si no facilitaba la asistencia letrada, pese a que no había medidas de protección frente al coronavirus.

Posibles acciones legales

La Junta de Gobierno colegial ha señalado, a través de un comunicado, que está convencida de que los apercibimientos al decano por su defensa de los intereses de los letrados malagueños quedarán “sin efecto”, toda vez que el cambio de criterio “pone de manifiesto que era posible garantizar la seguridad de los abogados”.

A pesar de ello, Lara ha explicado a Confilegal que si estos apercibimientos no quedaran sin efecto baraja la posibilidad de interponer una querella contra ambos jueces por un posible delito de prevaricación.

PUBLICIDAD

Y es que, a su juicio, “con la declaración del estado de alarma, la resolución de la Secretaría de Estado de Justicia, el acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y los acuerdos del Consejo General del Poder Judicial era perfectamente posible lo que estábamos haciendo, es decir, ofrecer la asistencia letrada por medios telemáticos”.

Lara ha recordado que la situación en los juzgados y centros de detención de Marbella esta semana era “pésima”, sin medidas de protección frente a un posible contagio de COVID-19, por lo que se ponía en peligro la salud de los abogados, de sus familias y, por extensión, del conjunto de los ciudadanos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD