PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El COI aplaza los Juegos Olímpicos 2020: En cuatro semanas fijará una nueva fecha

La enorme apuesta económica no permite a Japón aplazar los Juegos Olímpicos mucho tiempo.
|

La mañana de ayer, se reunió el Comité Olímpico Internacional (COI), en Lausana (Suiza), con el objeto de atajar la crisis mundial relacionada con el coronavirus y la situación que viven, actualmente, los Juegos Olímpicos, previstos en desarrollarse en Tokio este próximo verano 2020.

Finalmente, tras la reunión de urgencia, se ha decidido posponer los Juegos Olímpicos, negando rotundamente su cancelación, según dispone el comunicado oficial.

No obstante, aún se desconoce las fechas en las que se celebraran.

El COI ha decretado un plazo de cuatro semanas para tomar la decisión final respecto a la posposición de los Juegos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sin embargo, la máxima expresión del movimiento olímpico baraja tres fechas en las que poder mover la competición.

Se podría llevar a cabo un aplazamiento de los mismos al año próximo, 2021, o incluso al siguiente, 2022.

Otras de las opciones que se baraja es la de demorarlos hasta otoño del presente año en caso de que la crisis mundial se vea notablemente apaciguada.

PUBLICIDAD

El comunicado emitido ayer presentaba en su último párrafo la necesidad de cooperación con el gobierno japonés, además de la indudable participación de las Federaciones Internacionales y Comités Olímpicos Nacionales, además de otros entes colaboradores.

Así lo manifestaba en la nota oficial: “Por lo tanto, además del estudio de diferentes escenarios, necesitaría el pleno compromiso y cooperación del Comité Organizador de Tokio 2020 y las autoridades japonesas, y de todas las Federaciones Internacionales (IF) y los Comités Olímpicos Nacionales (NOCs). También requeriría el compromiso y la colaboración de los organismos de radiodifusión titulares de derechos (RHB) y nuestros patrocinadores de los principales socios, como parte de su continuo y valioso apoyo al Movimiento Olímpico, así como la cooperación de todos los socios y proveedores de los Juegos. y contratistas”.

Es necesaria la figura del gobierno japonés, así como de su Comité Organizador, ya que se tendrá que atender a todas aquellas pesquisas legales tras la declaración de aplazamiento.

PUBLICIDAD

Además, Japón había hecho efectiva una gran inversión, 35 millones de euros, añadiendo otros 12 millones de euros de presupuesto de organización, si bien el riesgo total alcanza los 2800 millones de euros a los que habría que añadir otros casi 12.000 millones invertidos en la preparación, incluidas infraestructuras.

PUBLICIDAD

Por otro lado, la colaboración y cooperación de las Federaciones internacionales y Comités Olímpicos Nacionales parece indudable, puesto que muchas de ellas, recientemente, habían generado fuertes presiones al COI ya que consideraban que se estaba generando una desigualdad manifiesta entre aquellos deportistas que, si que estaban pudiendo ejercitarse, en contra de aquellos que se encontraban recluidos por medidas de prevención.

El Comité Olímpico Noruego fue el primero en pronunciarse directamente ante el COI, manifestando su voluntad de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, precisamente por el riesgo a la salud de los deportistas que ello podría implicar, además de la falta de existencia de juego limpio o “fairplay” con aquellos países que no estaban conteniendo la epidemia con medidas de contención de la población.

En nuestro país, el Comité Olímpico Español recibió la negativa, por parte del Ministerio de Cultura y Deportes, ante la solicitud de permitir los entrenamientos de los deportistas olímpicos pese al estado de alarma.

Por lo que España era una de las naciones que se unía a que esos Juegos Olímpicos se vieran aplazados.

PUBLICIDAD