PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Fallece la fiscal antidroga, Cristina Toro Ariza, por coronavirus

Cristina Toro -a la que no le gustaban nada las fotos- es la primera por la derecha.
|

La Fiscalía Especial Antidroga ha perdido hoy a uno de sus miembros más queridos y apreciados, Cristina Toro Ariza, de 58 años, que ha fallecido por coronavirus, después de diez días de estar ingresada en un hospital.

Toro Ariza actuaba ante la Audiencia Nacional y estaba a las órdenes del fiscal jefe, José Ramón Noreña, que ha seguido muy de cerca todo este tiempo su enfermedad.

Pertenecía a la Promoción de 1987. Llevaba, por lo tanto, 33 años ejerciendo como fiscal.

“Disfrutaba con su profesión. La vivía mucho. Era muy alegre, con mucho carácter, pero muy afable”, recuerda su amiga, Cristina Dexeus, presidenta de la Asociación de Fiscales, a la que pertenecía Toro desde que entró en la carrera.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La fiscal fallecida comenzó en los Juzgados de Sevilla, luego, en 1990, pasó a los de Madrid y desde hace 9 años y medio años servía en la Fiscalía Especial Antidroga.

En 2016 se le concedió distinción de la Orden de San Raimundo de Peñafort.

Para la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, que coincidió con ella en la Audiencia Nacional, aunque en diferentes destinos, “su pérdida es irreparable. Cristina era una gran fiscal. Como persona era conciliadora, positiva, facilitaba todo. Una mujer de encuentro. Una gran persona”.

PUBLICIDAD

El pasado domingo, el edificio de la Audiencia Nacional fue descontaminado a fondo.

PUBLICIDAD