PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El presidente del Gobierno culpa al PP del acuerdo cerrado con EH-Bildu para derogar la reforma laboral de 2012

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia televisiva de hoy. Foto: Moncloa.
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha culpado hoy al Partido Popular del acuerdo que firmó el Grupo Parlamentario Socialista con los separatistas vascos de EH-Bildu para que estos se abstuvieran en la votación final que tuvo lugar en el Congreso de los Diputados del pasado miércoles y que permitió, por 177 votos a favor y 166 en contra, prorrogar el estado de alarma vigente por otros 15 días, hasta el 7 de junio.

Según el acuerdo suscrito, el PSOE, a cambio de la abstención de los 5 diputados de EH-Bildu, se comprometió a derogar la reforma laboral aprobada por el Gobierno del Partido Popular en 2012, actualmente vigente.

Sánchez, durante su comparecencia televisiva –seguida de rueda de prensa– ha justificado que tomaron esa decisión para asegurar la prorroga del estado de alarma y, con ello, la restricción de movilidad de los ciudadanos con el fin de impedir que se produjeran nuevos brotes de la pandemia. 

“El Gobierno no tenía garantizada la mayoría en esa votación. Si no hubiéramos tenido esa prórroga, de 15 días más, hasta el 7 de junio, mañana mismo, en Madrid, cualquier vecino hubiera podido coger su coche y haberse ido a Murcia, a Andalucía, a su segunda residencia, por poner un ejemplo concreto”, explicó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Por supuesto tenemos muy controlada la pandemia, pero necesitábamos garantizar, todavía, una restricción de movilidad que nos permita homogeneizar la situación de la epidemia en mínimos valores en todo el territorio nacional. Y eso, prácticamente lo vamos a lograr, al final de esta nueva prórroga del estado de alarma”, añadió.

A juicio de Sánchez, en julio los españoles habremos recuperado nuestra libertad de desplazamiento, regresando a la situación anterior a la pandemia.

EL PP, IRRESPONSABLE 

El presidente del Gobierno subrayó varias veces que la prioridad absoluta era sacar la prórroga del estado de alarma. 

PUBLICIDAD

“Insisto, lo irresponsable es que haya partidos políticos que gobiernan en Comunidades Autónomas, que están gestionando codo con codo, arrimando el hombro con el Gobierno de España, precisamente esa emergencia sanitaria, y el Grupo Parlamentario del Partido Popular haya votado en contra”, señaló.

No es que se haya abstenido y, por lo tanto, no haya obstruido la tramitación de esa nueva prórroga”, dijo. “Es que se ha opuesto. Y al oponerse hay grupos minoritarios que abren la espita a otros debates.”. 

LA REFORMA LABORAL 

Sánchez, a continuación, justificó el acuerdo con EH-Bildu, aunque no definió su alcance.

PUBLICIDAD

“Ahí es donde entra la cuestión de la reforma laboral. La reforma laboral aprobada en 2012 por la Administración del Partido Popular no fue pacífica, fue impuesta por la mayoría del Gobierno de entonces, con 186 escaños, y en contra del diálogo social“, apuntó.

PUBLICIDAD

“Desde 2012 hasta ahora existe un malestar en ese diálogo social en muchos sectores laborales como consecuencia de una imposición que no se ha conseguido corregir”.

A continuación, el presidente recordó la reforma laboral que el Gobierno llevó a cabo a principios de febrero corrigiendo uno de los aspectos que tuvo esa reforma, que permitía a los empresarios despedir unilateralmente a los trabajadores por una baja por enfermedad.

“Eso se corrigió, como consecuencia de una sentencia del Tribunal Constitucional. Muchos trabajadores y trabajadoras las consecuencias de aquella reforma en forma de precariedad, de devaluación salarial, de desprotección salarial y en forma de un desequilibrio en la negociación, en beneficio de un determinado empresario y en detrimento de la representación sindical de los trabajadores“.

“Esos son desequilibrios que el Gobierno de España aspira a corregir”, dijo. 

PUBLICIDAD

¿En qué sentido? En el sentido del diálogo social. En estos pocos meses de legislatura hemos aprobado, conjuntamente, Gobierno, sindicatos y empresarios,  una subida del salario mínimo interprofesional histórica, y, en segundo lugar, hemos aprobado la extensión de los ERTE hasta el 30 de junio. La intención del Gobierno es seguir impulsando el diálogo social“, afirmó.

EL PRESIDENTE DE LA CEOE, “UN PATRIOTA” 

Sánchez ha repetido, que esa es la vía que va a seguir con sindicatos y con empresarios, haciendo una mención especial a Antonio Garamendi Lecanda, presidente de la patronal CEOE.

“En este caso tengo buena relación con el presidente de la CEOE. Yo creo que es un patriota, una persona con un enorme sentido del estado, con responsabilidad también, y estoy convencido de que ese diálogo social se retomará cuanto antes”, ha asegurado.

SE APROBARÁ EL INGRESO MÍNIMO VITAL 

Por otra parte, Sánchez anunció que el próximo martes el Gobierno aprobará el ingreso mínimo vital. Una protección habitual permanente que ya existe en otros países de Europa y que tiene el objetivo de reducir la tasa de pobreza.

Será una prestación de la Seguridad Social. Su coste anual rondará los 3.000 millones de euros anuales, beneficiará a 4 de cada 5 personas en situación de pobreza severa, beneficiará a 850.000 hogares, de los cuales la mitad tienen niños a su cargo.

La cuantía dependerá del número de miembros de cada hogar. Se analizarán las rentas y el ingreso mínimo vital cubrirá la diferencia hasta alcanzar el ingreso mínimo que correspondería a cada hogar por el tamaño de la familia.

Empezará a cobrarse el mes de junio.