PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El interés de las tarjetas ‘revolving’ baja al 22,86% TAE tras la sentencia del Supremo

Aun así Asufin advierte del peligro de este tipo de productos de créditoLa Sala de lo Civil del TS determinó el 4 de marzo que se considerará usura los contratos de las 'revolving' con intereses superiores al 20%.
|

La sentencia del Tribunal Supremo del pasado 4 de marzo que anuló por usura el interés del 27% TAE de una tarjeta ‘revolving’ de WiZink ha provocado una caída de los tipos medios del mercado, pasando de una media del 25,2% en diciembre al 22,86% en junio, según refleja el II Barómetro de Asufin sobre tarjetas ‘revolving’.

Esta bajada del 2,34% se refiere al al uso que se hace de la tarjeta para compras. Sin embargo, explica Asufin, si se observa el de disposición de efectivo, la caída es algo menor: del 29,63% al 27,70%, un 1,93% de descenso. Este descenso es más reducido en este tipo de uso debido a cómo han hecho el ajuste en sus costes las entidades financieras, indica el barómetro.

De este modo, lo que han reducido los bancos o establecimientos financieros de crédito ha sido el interés que cobran, que solo es una parte del coste de estas operaciones. La otra parte, la comisión por disposición en efectivo, que en muchos casos supera el 4%, se ha mantenido invariable.

El barómetro íntegro se puede consultar aquí: ASUFIN_II_BAROMETRO_REVOLVING_JUNIO_2020

En una compra con tarjeta ‘revolving’ se pagará 3,3 veces más en intereses

A pesar del descenso de los tipos de interés de las ‘revolving’, la asociación, presidida por Patricia Suárez, advierte que estas tarjetas siguen siendo más caras que otros productos de financiación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Así, apunta, la media del 22,86% de este mes de junio supone 4,17% más que el último tipo de interés medio de las tarjetas de crédito y ‘revolving’ publicada por el Banco de España que fue del 18,69%. Mientras que si se compara con la media de créditos a 1 a 5 años la diferencia es de un 15,97% lo que supone que si se financia una compra con tarjeta revolving se pagará 3,3 veces más en intereses que si se hace con un préstamo.

La Asociación de Usuarios Financieros destaca en el barómetro que con el tipo de interés medio actual, financiar una compra de 1.000 euros pagando una cuota mínima de 25 euros mensuales supone hacer frente a 540,83 euros en intereses y tardar en saldar la totalidad de la deuda hasta seis años y dos meses.

Todo ello, agrega, sin contar con otros posibles costes como la comisión anual que cobran muchas tarjetas. Si comparamos esta misma operación con los tipos de interés medios del mercado vigentes hace seis meses, tenemos que financiar esa compra en las mismas condiciones suponía hacer frente a 634 euros.

PUBLICIDAD

Cambios en los tipos de interés 

El barómetro refleja que la mayoría de las principales operadoras financieras del mercado ha rebajado sus precios, como la propia WiZink, objeto de la sentencia del Supremo, que ha recortado los tipos de interés del 24%, en diciembre de 2019 al 20%, dejando la TAE en el 21,94% frente al 26,82% de hace seis meses.

También han bajado precios Bankinter Consumer Finance, que deja su Bankintercard en el 19,99% TAE (frente al 26,82% anterior); Banco Sabadell, que baja su Visa Shopping al 18,86% (frente al 26,82% anterior) y Deutsche Bank, que hace lo propio con su Visa Shopping DB al 18,16% (frente al 23,87%).

Otras entidades han dejado intactos sus precios: Openbank no altera el 39,82% TAE de su Diamond Infinite Credit, que además repite como la más cara del mercado. La tarjeta de compras de Bankia se mantiene en el 26,08% TAE de diciembre; también lo hace la Visa&Go de CaixaBank, en el 24,9%; la Visa Pass de Carrefour, en el 21,99%; la Spymp de EFC (antes Evo Finance), en el 20,99%, las dos tarjetas de BBVA, en el 18%, y la Visa Proyecta de Abanca, en el 11,99%. Esta última se sitúa por segunda vez consecutiva como la tarjeta revolving más asequible del mercado, según el barómetro.

PUBLICIDAD

Todos estos resultados son con respecto al uso de las tarjetas ‘revolving’ para realizar compras en establecimientos.

PUBLICIDAD

Peligros de las ‘revolving’

Asufin, en un comunicado, ha alertado sobre los “peligros” de este producto de crédito, ya que se emite e incluso renueva de forma gratuita, sin condiciones ni garantías como contraprestación. Permite el pago de una cuota mínima y no establecen plazo final lo que complica sobremanera liquidar la deuda. A esto se añade, remarca, un complejo mecanismo de amortización del crédito que genera un tipo de interés muy alto.

Es muy difícil, a juicio de Patricia Suárez, presidenta de Asufin, “que las entidades hagan suya la filosofía del crédito responsable, tal y como aconseja el Banco de España, con un producto como este en el que se sube el tipo de interés para suplir una correcta evaluación de la solvencia del cliente. Además, el propio mecanismo facilita una espiral de sobreendeudamiento para el consumidor medio que no interesa a nadie”.

Demandas colectivas

Por estas razones, esta entidad ya está presentando demandas colectivas contra algunos de los productos más agresivos de este mercado. El Juzgado de lo Mercantil número 4 de Valencia admitió a trámite el pasado 3 de junio la primera de éstas contra las tarjetas Visa Classic, Go y Gold de CaixaBank interpuesta por las cláusulas abusivas que contienen estos contratos.

“No solo el interés desproporcionado que alcanzan sino también la falta de transparencia con las que se comercializan”.

PUBLICIDAD

A la espera de admisión a trámite se encuentran las demandas colectivas contra las principales comercializadoras de estas tarjetas: Carrefour, Bankinter Consumer y Wizink.

¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta de crédito convencional y una ‘revolving’?

En el barómetro, Asufin señala que una de las dudas más extendidas entre los consumidores financieros es qué diferencia una tarjeta ‘revolving’ de la de crédito convencional cuando ésta también permite fraccionar la deuda contraída.

La asociación explica que los límites de la propia tarjeta son mucho más bajos en el caso de las tarjetas ‘clásicas’, lo que permite un mayor control en el nivel de endeudamiento que se alcanza mes a mes.

Además, el modo de amortizar esa deuda también difiere entre una y otra. Si bien el uso generalizado de la tarjeta de crédito consiste en liquidar la totalidad de la deuda a mes vencido sin coste adicional, en la tarjeta ‘revolving’ la forma de pago predeterminada en la fraccionada llegando a penalizar, en forma de comisión, la liquidación total de la deuda.

En el caso de que se opte por fraccionar la deuda en una tarjeta clásica, suelen establecerse plazos que no superan los doce meses y con cuotas que cubren al menos un 5% del capital pendiente. Este porcentaje disminuye notablemente en el caso de las ‘revolving’, que suele oscilar entre el 0,5 y el 1,5% del capital a amortizar.

Asimismo, la tarjeta de crédito clásica, subraya Asufin, tiene un tipo de interés TAE mucho más reducido que ‘revolving’. “De una media del 16 al 18% de las primeras pasamos a un 20-24%, en las segundas“. Pagos más bajos y menos amortización del capital dan como resultado costes financieros superiores. En el caso de las ‘revolving’ se suma la posibilidad de obtener liquidez a crédito, lo que encarece aún más el ‘precio’ de este crédito.