PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La magistrada Javato Martín autoriza a la Junta de Castilla y León a confinar dos pueblos durante 14 días por un brote de coronavirus

Matadero Avícola de Íscar, donde trabaja el contagiado "origen" que ha transmitido el coronavirus a la mayor parte de los afectados; 9 de ellos no tienen relación con éste.
|

La magistrada María Teresa Javato Martín, titular del Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid, autorizó ayer a la Junta a la Junta de Castilla y León a confinar, durante 14 días, a los habitantes de los municipios vallisoletanos de Íscar y Pedrajas después de que Sanidad ante el contagio por coronavirus que ha alcanzado a 49 personas. Otras 44 permanecen en estudio.

9 casos positivos no tienen vinculación directa con el origen del brote.

“Este hecho hace sospechar una alta posibilidad de transmisión comunitaria en la zona”, dice la magistrada en su auto.

Por ello, Javato Martín ha autorizado a la Consejería de Sanidad de la Junta para que adopte las medidas sanitarias preventivas para la contención de la pandemia en ambos municipios durante 14 días naturales a partir de la publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Sin perjuicio de la ulterior petición de prórroga”, subraya.

De la misma forma, exige a la Consejería que en el plazo de 48 horas, aporte la identificación y los test PCR positivos de los 9 casos en los que no se ha encontrado una vinculación directa con el brote.

Según refleja el auto, el informe presentado por la Dirección General de Salud Pública justificativo refleja que en los municipios de Íscar y Pedrajas de San Esteban se han registrado, en un brote iniciado el 19 de julio de 2020 y hasta la fecha, un total de 49 casos confirmados por el COVID-19.

PUBLICIDAD

El primer positivo fue un hombre de 46 años –”considerado el caso indice hasta la fecha– y se notificó el 23 de julio aunque los síntomas comenzaron cuatro días antes, el 19 de julio pasado, de acuerdo con el informe del Servicio de Epidemiología.

El hombre dio positivo por PCR el 22 de julio. Trabaja en el matadero de aves de Íscar.

Desde ese momento dio comienzo la investigación de sus contactos estrechos familiares, las personas con los que comparte vehículo para desplazarse al trabajo y sus relaciones laborales laborales.

PUBLICIDAD

El 24 de julio aparecieron otros dos casos, relacionados con el trabajador avícola. Por lo que se declaró como nuevo brote activo al Centro Coordinador de Alerta y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

PUBLICIDAD

La magistrada explica que dicho brote se ha extendido a la Comunidad Autónoma de Extremadura. El contagio a una mujer que tuvo contacto con el trabajador del matadero de Íscar se confirmó el 27 de julio.

Desde entonces, el contagio se ha extendido a 49 personas. 20 de ellas en Íscar y 17 en Pedrajas de San Esteban.

De los 49 casos relacionados con el brote, 22 (45 por ciento) son trabajadores del matadero de aves de Iscar y el resto tiene algún tipo de relación con los anteriores, fundamentalmente “convivientes familiares estrechos”.

El 57 por ciento de los casos son asintomáticos y en los que han presentado síntomas, estos son leves, detalla el auto.

PUBLICIDAD

“A fecha 31 de julio de 2020, se han declarado otros nueve casos confirmados recientes de COVID-19 en los municipios de Íscar y Pedrajas de San Esteban, en los que no se ha encontrado una vinculación directa con el brote tras su investigación epidemiológica. Este hecho hace sospechar una alta posibilidad de transmisión comunitaria en la zona”, explica.

Por último, obliga a la Junta a presentar, en el plazo máximo de 48 horas, la identificación y test PCR positivos de los nueve casos en los que no se ha encontrado una vinculación directa con el brote.