PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Navajas dice que dos fiscales intentaron influirle en el informe de la Fiscalía sobre las querellas contra el Gobierno

Afirma que son "fiscales de altísima consideración", de lo penal, que en mayo acudieron a su despacho e intentaron influenciarle en el sentido del informeLuis Navajas, teniente fiscal del Tribunal Supremo, confiesa que le han herido las críticas que "de manera insólita e injusta le han hecho desde las asociaciones de fiscales" por pedir al Supremo la inadmisión a trámite de todas las querellas.
| | Actualizado: 21/09/2020 13:00

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, ‘número dos’ de la Fiscalía General del Estado (FGE), ha asegurado que dos fiscales intentaron influir en su decisión de pedir el archivo de las querellas presentadas contra el Gobierno por su gestión del coronavirus.

Afirma que «son fiscales de altísima consideración», pero que «en este sentido están contaminados ideológicamente».

Cuenta que esto sucedió en mayo y que entonces se dio cuenta de que «con esta tropa no podía ir a la guerra».

Según asegura, uno de ellos es la exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Así lo ha manifestado Luis Navajas en una entrevista en el programa Más de uno, de Carlos Alsina, en Onda Cero en la que se ha defendido de las críticas que ha recibido por haber solicitado el archivo de las querellas sin haber convocado la Junta de Fiscales.

«No convoqué la Junta de Fiscales de Sala porque habría tenido que excluir a algunos compañeros, magníficos juristas, pero absolutamente esclavos de su ideología en este caso. Yo hubiese tenido que excluir por ejemplo, a los dos fiscales, dos juristas de penal, juristas de altísima consideración, hasta ahora amigos míos, que en el mes de mayo cuando el pan estaba todavía por cocer, cuando nadie conocía todavía el texto de las querellas porque esas las tenía el Tribunal Supremo, cuando yo todavía estaba estudiando lo que era la prevaricación y la omisión del deber de socorro y los delitos contra los derechos de los trabajadores, acudieron a mi despacho a influenciarme en el fondo de este asunto», ha explicado Navajas.

«¿Cómo?», le ha preguntado el periodista, a lo que Navajas a respondido: «Pues a aconsejarme «Oye, en tu hombro radica el prestigio de la Carrera. No vayas a poner un baldón en tus últimos meses».

«El prestigio naturalmente con los querellantes», ha agregado.

PUBLICIDAD

«La cosa era todavía más grave cuando uno de esos fiscales, una compañera, acababa de lanzar en meses anteriores, en abril o marzo, unas soflamas contra el Gobierno publicando un artículo, un comentario. Posiblemente ahora saldrá y dirá «libertad de expresión». No. Los fiscales tenemos absolutamente prohibido por el Estatuto y sancionado como falta muy grave el felicitar o censurar a las autoridades políticas», ha proseguido.

Entonces, Alsina le ha preguntado que si se referería al artículo de la exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal sobre el estado de alarma.

«Usted está poniendo el nombre y yo le digo que sí», ha respondido Navajas.

PUBLICIDAD

Puede ver la entrevista pinchando aquí.

A partir del minuto 23.45 es cuando dice que acudieron a su despacho a influenciarle sobre el fondo del asunto.

PUBLICIDAD

En el 24.23 señala a Madrigal.

«Esa persona ya estaba absolutamente contaminada», ha espetado Navajas. «Y está aún más contaminada, porque algo que las asociaciones no saben, ese escrito crítico con el Gobierno es de tanta influencia, o algunos querellantes lo consideran, que lo han unido a sus querellas. Es decir, que teóricamente esa persona, si se abre un procedimiento ante el Supremo podría ser llamada como testigo de la acusación», ha continuado.

Del otro compañero, ha dicho que es «un fiscal extraordinario, pero contaminado», que le fue a decir «Tú no te calientes la cabeza, lo que tienes que hacer es esto. Y yo te aconsejo que… Y lo que yo tengo que hacer cuando lo haya estudiado es dirigirme contra los querellados».

PUBLICIDAD

«Hay un refrán que dice que a veces es mejor estar solo que mal acompañado. Yo con esa tropa no podía entrar a debatir», ha zanjado.

OTRAS DE LAS RAZONES POR LAS QUE NO CONVOCÓ LA JUNTA

Navajas explica que otra de las razones por las que no convocó la Junta, aparte de porque, según él, no era necesario, era porque quería evitar filtraciones.

Asimismo, respalda su decisión señalando que «históricamente nunca se ha convocado la Junta de fiscales de Sala del Supremo por un problema de esta naturaleza».

Respecto al informe de la Fiscalía pidiendo al Supremo la inadmisión de las querellas, ha argumentado que es «un trabajo reflexivo, muy meditado y en el que no ha intervenido para nada la fiscal general del Estado».

Navajas también confiesa en la entrevista que le han herido las críticas que «de manera insólita e injusta le han hecho desde las asociaciones de fiscales» por pedir al Supremo la inadmisión a trámite de todas las querellas.

Recuerda que ahora corresponde a la Sala de lo Penal del Alto Tribunal decidir si sigue el criterio de la Fiscalía e inadmite las querellas o abre un procedimiento penal.

«Los que dicen que es un informe impreciso, insostenible y de mal abogado… el Supremo nos va a poner a cada uno en su lugar», señala.

Navajas afirma que el informe no está respaldando al Gobierno en sus actuaciones ni tampoco pretende olvidar a las víctimas. Asegura que ha tenido presente a las víctimas de la pandemia presentes y destaca que la fiscal responsable de víctimas ha trabajado codo a codo con él. Explica que la opinión del Ministerio Fiscal en este informe es que la reparación a las víctimas tiene que llegar, pero no por la vía penal.

Por otra parte, el teniente fiscal del Supremo ha defendido a la Secretaría Técnica de la Fiscalía, que también ha recibido críticas al ser elegida por el Gobierno: «La Secretaría Técnica del Supremo es un grupo de fiscales cualificados, desde tiempo inmemorial, pero si no nos gusta el sistema vamos a cambiarlo…».

Asimismo, ha explicado que, a su juicio, los fiscales deberían ser examinados cada cinco años y ha defendido que se revise el sistema de elección del fiscal general del Estado si genera tanta controversia y polémica.

Navajas opina que un fiscal no debería de estar más de 10 años por muy bien que lo haga.

También se ha referido al fiscal Ignacio Stampa respecto a su relación con la abogada de Podemos Marta Flor. Ha dicho que él lo habría apartado de la Fiscalía.

Luis Navajas es teniente fiscal del Supremo desde hace seis años. Su mandato finalizó en octubre del año pasado y se jubila a finales de este año, dentro de 81 días.

La Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF) ha mostrado recientemente su “preocupación” ante el vencimiento hace meses del mandato de Navajas, y el del fiscal jefe de la inspección, Fausto Cartagena, que concluyó el pasado marzo, y que todavía no se haya convocado concurso para cubrir estas plazas.

La APIF denuncia que «se está incumpliendo el propio estatuto orgánico del Ministerio Fiscal» por dejar en funciones a ambos, y ha reclamado a la fiscal general del Estado que convoque «de inmediato» un concurso para cubrir estas plazas.