PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La matemática parlamentaria impidió que Cs y PP devolvieran a los jueces la capacidad para elegir a sus 12 vocales en el CGPJ

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante su defensa de la proposición de ley que devolvía a los jueces el poder de elegir a sus 12 vocales en el CGPJ y que salió derrotada.
| | Actualizado: 23/09/2020 1:25

Y no fue otra cosa que la matemática. Frente a los 152 votos cosechados ayer por Ciudadanos y por el PP para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y permitir que los 5.500 jueces puedan elegir mediante voto secreto y directo a los 12 vocales jueces del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) –como se hizo en 1980 y nunca más–, se impusieron los 174 votos cosechados por el PSOE, Unidas Podemos y sus aliados, que votaron en contra.

Hubo 18 abstenciones en la votación de la Cámara Baja que dirigió la presidenta, Meritxel Batet Lamaña. 

La proposición de Ley fue rechazada.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, defendió antes, en el Pleno del Congreso, dicha proposición de ley impulsada por su grupo parlamentario con el objetivo de modificar la LOPJ «para el refuerzo de la independencia judicial». La pieza clave de dicha proposición era la reforma del sistema de designación de 12 de los veinte vocales que conforman el CGPJ, el órgano de gobierno de los jueces.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La vigente LOPJ establece que estos 12 vocales deben ser elegidos por las Cortes (seis por el Congreso y seis por el Senado) de entre una lista de jueces y magistrados preseleccionados por la carrera judicial. Con 25 avales, cualquiera de los jueces o magistrados puede postularse a vocal del CGPJ.

Los 8 vocales restantes son juristas de reconocido prestigio y son elegidos de la misma forma. Cuatro por la Cámara Baja y cuatro por la Cámara Alta.

Ciudadanos planteó que esos 12 vocales de procedencia judicial sean elegidos directamente por los jueces y magistrados y que se refuerce la objetivación de los criterios de mérito y capacidad en la elección de los otros ocho.

UNA DE LAS GRANDES REFORMAS PENDIENTES

De acuerdo con Arrimadas, esta es «una de las grandes reformas pendientes». Reivindicó la necesidad de «eliminar el control de las zarpas políticas sobre la Justicia». Y señaló al PSOE y a al PP como «los partidos que más mano han metido en el reparto de jueces», aludiendo en este sentido a los mensajes de WhatsApp sobre las negociaciones entre ambas formaciones para la renovación del CGPJ.

PUBLICIDAD

En su intervención cargó de un modo especial contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recordándole su compromiso inicial de que «el CGPJ fuera un órgano verdaderamente independiente del Gobierno».

«Y sabemos que su palabra no vale mucho», apostilló.

También acusó a Podemos, «que pedía la despolitización del CGPJ», de olvidarse de sus promesas, si bien a renglón seguido añadió que «han pasado de (…) animar y hacer escraches a indignarse porque le hacen uno en su casa».

PUBLICIDAD

«Lo que planteamos aquí es muy claro: ni bloqueo ni dedazo políticos», afirmó Arrimadas, que destacó que, de materializarse, dicha reforma sería «una de las principales herramientas para luchar contra la corrupción».

Subrayó, en este sentido, que el CGPJ se encarga de designar a los jueces y magistrados de los altos tribunales que conocen los asuntos relativos a los aforados. Según ella, «ahorraría millones de euros en robos y mordidas».

PUBLICIDAD

Para la líder ‘naranja’, aunque «profunda y ambiciosa», esta reforma era también «sencilla de acometer» y hubiera supuesto un «salto cualitativo» para «avanzar» en la democracia recuperando el «espíritu de la Transición», del que considera que se ha apartado la LOPJ.

«Decidan ustedes de qué lado de la Historia deciden estar hoy», ha planteado a los diputados.

PSOE: NO A UNA «JUSTICIA CORPORATIVA»

El PSOE se opuso a apoyar la propuesta de Ciudadanos porque considera que abocaría a una Justicia «corporativa». Y aprovechó el debate parlamentario para urgir al PP a pactar la renovación del actual CGPJ, cuyo mandato expiró hace casi dos años.

PUBLICIDAD

«Creemos que este no es el camino adecuado y de ahí la posición desfavorable del grupo socialista», afirmó la diputada socialista Isaura Leal.

No obstante, abogó por «un diálogo reforzado en el ámbito parlamentario» para pactar las reformas necesarias en el Poder Judicial.

«En ese camino del entendimiento nos encontraremos seguro», aclaró.

Leal defendió que «el Poder Judicial en España es independiente y no se cuestiona ni se debilita porque sean el Congreso y el Senado los que participen en la elección de los miembros del CGPJ».

Al contrario, continuó, la intervención parlamentaria aportaría una «doble legitimación» por contar con el respaldo del voto popular a través de sus señorías.

A este respecto, recordó que, de acuerdo con el artículo 17 de la Constitución, «la Justicia emana del pueblo» y el Parlamento es la representación de esa sobreranía.

La diputada socialista aprovechó  la coyuntura para insistir en la necesidad de renovar los actuales miembros del CGPJ, para lo cual se necesita el acuerdo obligatorio entre PSOE y PP, porque son las dos únicas formaciones cuyos votos, juntos, suman los 3/5 que son necesarios para la elección: 210 diputados.

«Al PP le pido responsabilidad para derribar el muro del bloqueo que han levantado con actitudes mezquinas», afirmó, acusando a la formación que preside Pablo Casado de frenar dicha renovación para «tapar sus propias vergüenzas».

EL PP INSTA AL PSOE A ROMPER CON «LA EXTREMA IZQUIERDA» Y VOLVER AL COMPROMISO CONSTITUCIONAL

Edurne Uriarte, diputada del PP, reprochó a los partidos del Gobierno que invoquen la Constitución para apelar a la renovación del CGPJ mientras, según dijo, amenazan la unidad y la soberanía nacional con una mesa para negociar «autodeterminación y amnistía» y «una reforma exprés del Código Penal» sobre los delitos de sedición y rebeldía y aplicarla de forma retroactiva con el objetivo de dejar sin efecto las condenas del proceso separatista.

«Dejen de invocar la Constitución para conminarnos a renovar el CGPJ, porque cada vez que invocan la Constitución nosotros nos acordamos de su vicepresidente comunista invocando el artículo 128 (sobre la intervención pública en la actividad económica) y a (Hugo) Chávez diciendo: ‘Exprópiese'», contestó.

Así, Uriarte urgió al PSOE a romper con «la extrema izquierda», los independentistas catalanes y Bildu y sumarse a la reforma judicial que plantea Ciudadanos.

«Vuelvan al compromiso constitucional», zanjó.

Uriarte avanzó, antes de la votación, que su partido apoyaría la propuesta de Ciudadanos porque considera que «contribuirá a la mejora del Poder Judicial».

Sin embargo, aclaró que los ‘populares’ no están de acuerdo con algunos de los cambios que contempla y confió en poder llegar a un entendimiento sobre los mismos «en el momento correspondiente».

LA AUSENCIA DE RENOVACIÓN DEL CGPJ ES LA MAYOR DEGRADACIÓN DEL ESTADO DE DERECHO

Desde Unidas Podemos, el diputado Enrique Santiago criticó a «las derechas» de PP, Ciudadanos y Vox por bloquear la renovación del CGPJ, en lo que calificó como «la mayor degradación del Estado de Derecho ocurrida desde hace años».

Y tachó directamente de «chantaje» que se hayan negado a aceptar cualquier acuerdo en el que intervenga la formación morada.

«Así desprecian los derechos políticos de millones de votantes», dijo.

Santiago les acusó también de mostrar «un inmenso desprecio» al principio de igualdad.

«Igual segregan los barrios y ciudades de la clase trabajadora, al confinar en Madrid a aquellos a los que previamente han negado la adecuada atención primaria, educativa y rastreadores, que defienden un supuesto derecho a participar en las instituciones exclusivamente a los electores que votan a los partidos de derecha o de extrema derecha (…). Es una actitud sediciosa», sentenció.