PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Fiscalía pide 20 años de cárcel para una mujer acusada de asesinar a su madre mientras dormía

El juicio se celebrará hoy en la Audiencia Provincial de MadridSerá juzgada por un jurado popular. Foto: Confilegal
|

La Fiscalía Provincial de Madrid reclama 20 años de prisión para una mujer acusada del asesinato de su madre  mientras dormía.

Esta individua, Nerea C. B., será juzgada a partir de hoy por un jurado popular en la Audiencia Provincial de Madrid.

La vista comenzará a las 10.00.

También se sentará en el banquillo de los acusados, Alejandro C. J., para quien la Fiscalía pide 17 años, tres menos que para la otra acusada porque no se le aplica la agravante de parentesco.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Según relata el representante del Ministerio Público en su escrito de acusación, el 7 de mayo de 2017 ambos se dirigieron al domicilio de M. I. C. B., madre de Nerea C. B., en Parla, con la que ésta tenía una “relación conflictiva”.

La acusada vivía con su madre.

Indica que una vez en el interior de la vivienda, se encontraron a la mujer en la cama, dormida, y la atacaron por sorpresa con un cuchillo “de grandes dimensiones”, de al menos 20 milímetros de ancho.

Así, tras sujetarla, inmovilizarla y colocarse uno de ellos a horcajadas sobre la víctima, “comenzaron a asestarle puñaladas por la zona del cuello y el tórax ocasionándole en la zona del hombro nueve heridas no mortales”, expone la Fiscalía.

PUBLICIDAD

Señala que durante la disputa, la víctima “trató de defenderse protegiéndose con las manos y brazos, sufriendo por ello varios cortes” en ambas manos.

La mujer falleció como consecuencia de un shock hipovolémico por sección de la yugular izquierda.

Según manifiesta la Fiscalía, con el fin de dificultar la investigación, los acusados simularon que se había producido un robo en la casa.

PUBLICIDAD

Afirma que para ello cogieron varios efectos que la acusada manifestó como sustraídos y posteriormente algunos de ellos fueron hallados en poder de ambos.

Además, apunta que tras el asesinato, la pareja se puso de acuerdo también para revolver varias estancias del piso.

PUBLICIDAD

Poco después, abandonaron el piso y se dirigieron a la casa de Alejandro C., donde éste vivía con sus padres y su hermana.

Según la Fiscalía, permanecieron allí el resto de la noche hasta la mañana siguiente, cuando salieron para ir al Parque de Atracciones, “después de deshacerse del cuchillo y de la ropa manchada por la sangre de M. A”.

Además, afirma que en dicho centro de ocio simularon una caída accidental de la acusada para poder justificar los cortes que se había provocado en la mano izquierda.

PUBLICIDAD

Apunta que allí estuvieron hasta el mediodía y regresaron a Parla en metro.

Para entonces, el padre de la víctima había descubierto el cuerpo sin vida de su hija después de extrañarse de no poder contactar con ella y acudir a su domicilio “al que accedió con sus propias llaves”.

La Fiscalía informa que en la fecha de los hechos, la víctima consumía varios medicamentos con principios activos que favorecían el sueño por su efecto sedante o hipnótico, todos ellos en rangos terapeúticos, y que los acusados lo sabían.

Destaca que los acusados no sufrían ninguna alteración psicopatológica que alterase sus capacidades cognoscitivas ni volitivas.

Ambos están en prisión provisional desde el 9 de marzo de 2018.