PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Dos años de cárcel por intentar introducir droga en prisión oculta en preservativos en la vagina

A esta pena ha sido condenada una pareja por un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud Ocurrió el 15 de mayo de 2019, en el centro penitenciario de Topas (Salamanca). Foto: Google
| | Actualizado: 05/01/2021 14:14

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a dos individuos, un hombre y una mujer, a dos años de prisión por intentar introducir droga en prisión.

Los ha sentenciado por un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud del artículo 368.2 del Código Penal.

El hombre responde a las iniciales de C. Q. G. y la mujer a las de N. C. R. Son pareja.

Él tiene antecedentes penales.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los hechos ocurrieron en mayo de 2019, en el centro penitenciario de Topas (Salamanca).

Además de la pena de cárcel, el tribunal ha impuesto a cada uno una multa de 3.000 euros, las condenas que reclamaba la Fiscalía.

En él condenado concurre la atenuante segunda del artículo 21 del Código Penal de actuar el culpable a causa de su grave adicción a las drogas.

La sentencia, número 37/2020, está fechada a 16 de diciembre y se ha conocido hoy.

PUBLICIDAD

La firman los magistrados de la Sección Primera José Ramón González Clavijo (presidente), José Antonio Vega Bravo (ponente) y Eugenio Rubio García. 

La resolución no es firme. Cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Según los hechos probados, el 15 de mayo de 2019, sobre las 16:40 horas, la condenada acudió como visitante al centro penitenciario de Topas para tener un vis a vis con su pareja, C. Q. G.

PUBLICIDAD

Cuando se encontraba en el departamento de identificación previo a la visita, fue cacheada por una funcionaria de prisiones, y «ella le entregó de manera voluntaria tres preservativos que tenía en el interior de su
vagina» con un total de 16,12 gramos de sustancia que, tras el análisis oportuno, resultó ser cocaína con pureza del 75,03%; y 30,28 gramos de sustancia que, tras el análisis, resultó ser resina de cannabis.

El tribunal expone que ambos, actuando de común acuerdo, «intentaban introducir la sustancia en el centro penitenciario para su posterior distribución o comercialización, si bien no llegaron a entrar en el circuito
de distribución».

PUBLICIDAD

Precisa que la cocaína tiene un precio en el mercado de 59,36 euros el gramo, y 18,47 euros la dosis, y que dicha sustancia habría alcanzado en el mercado ilegal el precio aproximado de 1.631,21 euros, en su venta al por menor por gramos; y de 2.317,43 euros en su venta al por menor por dosis.

Respecto al hachís indica que tiene un precio en el mercado de 5,52 euros el gramo y que dicha sustancia habría alcanzado en el mercado ilegal el precio aproximado de 167,14 euros en su venta al por menor.

PUBLICIDAD