Firmas

Cartas desde Londres: Deep Purple, unos cuantos «sirs» y los «youtubers»

Cartas desde Londres: Deep Purple, unos cuantos «sirs» y los «youtubers»
El columnista, Josep Gálvez, hace una relación de los exiliados económicos del Reino Unido para evadir impuestos, como el grupo Deep Purple. Foto: Jonas Rogowski.
09/2/2021 06:47
|
Actualizado: 23/2/2021 12:26
|

Parece ser que la decisión algunos “youtubers” de trasladarse por motivos tributarios a Andorra ha suscitado una agria polémica en España.

Algunos les han reprochado a estos chavales ser unos egoístas, otros pidiendo que se les sancione e incluso algún que otro trasnochado reclamando incluso que se les castigue vía Código Penal.

Lo cierto es que en el Reino Unido, cuna del liberalismo y de Margaret Thatcher, intentar pagar menos impuestos es un deporte nacional que se practica desde tiempos inmemoriales.

Por eso no es de extrañar que, incluso antes de cumplir la mayoría de edad, el personal se busque un “solicitor” o “un barrister” para que le ayude a planificar fiscalmente su vida lo mejor posible.

Por eso creo que vale la pena echar un vistazo a este viejo fenómeno llamado “Tax Exile” (exilio fiscal), una música que los británicos llevan bastantes años bailando y que parece haber llegado con fuerza a España.

UN HOMBRE ELEFANTE CON PASAPORTE

Ahora que precisamente se celebra el 40º aniversario del estreno de “El Hombre Elefante”, esa perturbadora película de David Lynch, cabe recordar que la grabación de este drama en los tiempos victorianos sufrió graves dificultades por el hecho de que sir Anthony Hopkins no podía estar en el Reino Unido más que unas pocas semanas.

¿La razón? Pues como adivinarán, el maravilloso actor galés y heredero del gran Richard Burton, tenía entonces su residencia fiscal fuera del país, por lo que el tampón en su pasaporte ponía en marcha el cronómetro para grabar el film en Inglaterra y marcharse a toda prisa para evitar al fisco británico, “Her Majesty’s Revenue & Customs”.

De hecho, según parece, todas las secuencias de sir Anthony Hopkins con ese otro genio de la interpretación llamado John Hurt, quien interpretaba al muy educado Josep “John” Merrick, se grabaron sin que la máscara del deforme personaje estuviera aún acabada.

No lo hizo nada mal, ¿verdad? Y encima sin pagar impuestos en el Reino Unido.

HUMO PARA HACIENDA

Nos vamos ahora al ruidoso Londres de 1971 con el grupo Deep Purple, autores de auténticos himnos del rock como “Highway Star”, “Black Night” o “Strange Kind of Woman”, entre otros muchas canciones de decibelios a gogó.

Según cuenta la historia, esta panda de melenudos, temiendo que el fisco inglés echara el guante a las importantes ganancias por sus discos, decidieron seguir el consejo de sus asesores fiscales y dejaron de grabarlos en el Reino Unido para evitar así la imposición tributaria.

Cualquier fan del grupo sabrá ahora el motivo por el que su celebérrimo disco de 1972 se tituló “Made in Japan” y se grabara en ese país o que su más famosa canción “Smoke in the water” relate el incendio de los estudios mientras preparaban un album en Suiza.

Cierto. La letra de la canción cuenta la historia real de los hechos sucedidos el 4 de diciembre de 1971: mientras Deep Purple se encontraba en Montreux para grabar, se produjo un incendio que destruyó por completo el estudio de grabación móvil, propiedad de los Rolling Stones y situado en el Casino de Montreux y al que se hace referencia la letra de la canción como «the gambling house».

Como ven, gracias al “tax exile” para evitar pagar a la hacienda del Reino Unido, Deep Purple creó en Suiza una de las canciones más famosas de la historia.

AL SERVICIO DE SU MAJESTAD, PERO SIN TRIBUTAR

Los que tengan ya alguna edad recordaran que en España hemos tenido durante años al ilustre y recientemente desaparecido sir Sean Connery, considerado por muchos como el mejor de los James Bond de todos los tiempos por filmes como “Dr. No”, “Goldfinger” o “Thunderball”, entre otros.

Curiosamente, pese a estar al servicio de su graciosa majestad, este 007 decidió evitar el pago de impuestos en el Reino Unido cuanto antes, situando su residencia fiscal fuera del país en los años 60, primero trasladándose a Marbella y luego a las Bahamas.

Y aunque no cabe duda de que sir Sean Connery se ahorró millones en impuestos al fisco británico, el actor siempre afirmó que se trataba únicamente de una decisión política: «Como muchos escoceses en el extranjero, estoy deseando volver a casa, a una Escocia independiente», decía.

Por si esto no fuera suficiente, recordemos además que el famoso compositor John Barry, autor de nada menos que 11 de las bandas sonoras de James Bond, también cambió su residencia del Reino Unido a los Estados Unidos para evitar impuestos hasta su fallecimiento en 2011. 

¿OYEN LAS CAMPANAS TUBULARES?

Virgin es probablemente es una las compañías discográficas más conocidas, lo que se debe, por supuesto, al tremendo carisma de su fundador, sir Richard Branson y al bombazo que supuso la publicación en 1973 del álbum “Tubular Bells” de Mike Oldfield.

Branson, un hippie educado en la muy exclusiva universidad inglesa de Stowe, demostró ya desde el principio una gran capacidad para los negocios y como dice su biógrafo Tom Bower«A diferencia de sus amigos que se manifestaban en contra de la guerra de Vietnam, Branson buscaba ideas que le hicieran ganar dinero».

Y es que, aunque Branson no era aficionado a la música, era un tipo listo y vio que podía haber bastante dinero con un sello discográfico y la venta de discos por correo, aprovechando una reciente modificación legislativa en el Reino Unido, permitiéndole crear el gran grupo empresarial que hoy es Virgin.

Como se imaginarán, sir Richard también goza de las mieles del “tax exile”, llegando incluso a vender su fabulosa mansión en Oxfordshire para trasladarse a las calurosas playas de su isla privada en el Caribe, Necker.

Por su parte, Mike Oldfield es conocido también en el Reino Unido por abandonar el país por motivos fiscales, teniendo su residencia fijada en las Bahamas desde hace unos años.

De hecho es sabido que, en los años 70, los asesores fiscales del señor Oldfield le aconsejaron emigrar cuanto antes para escapar de los impuestos, por lo que ha estado viviendo en Suiza, Mónaco, Ibiza o Mallorca.

UNA LISTA DE “SIRS” INTERMINABLE

Como vemos, la práctica del “tax exile” es tan vieja como el diablo y, de hecho, se dice que fueron los Rolling Stones con sir Mick Jagger a la cabeza, quienes iniciaron esa práctica a finales de los años 60 desplazándose a Francia, donde grabarían el álbum “Exile on Main Street”, cuyo título ya me imagino que saben ahora a qué responde.

A esta lista se unen otras tantas “celebrities”: David Bowie (quién por cierto rechazó en 2003 el distinción de caballero, “sir» por la Reina Isabel II de Inglaterra) se trasladó también en los años 70 a Suiza; sir Rod Stewart hizo lo propio y se fue a California o sir Ringo Starr, quien se trasladó a Monte Carlo in 1975.

Y ya paro porque la lista de estos honorables caballeros es interminable…

Por cierto, ya puestos… ¿Alguien recuerda el motivo por el que Julio Iglesias no tiene residencia fiscal en España desde 1978?

Otras Columnas por Josep Gálvez:
Últimas Firmas
  • Opinión | Los responsables de las tractoradas no anunciadas se enfrentan a penas de hasta un año de prisión
    Opinión | Los responsables de las tractoradas no anunciadas se enfrentan a penas de hasta un año de prisión
  • Opinión | El cambio de uso por prescripción: el descontrol de las infraviviendas
    Opinión | El cambio de uso por prescripción: el descontrol de las infraviviendas
  • Opinión | Si pediste un crédito de consumo y el banco no cumplió, pueden devolverte los intereses
    Opinión | Si pediste un crédito de consumo y el banco no cumplió, pueden devolverte los intereses
  • Opinión | Análisis de la primera sanción en España por incumplir la normativa sobre publicidad de criptoactivos
    Opinión | Análisis de la primera sanción en España por incumplir la normativa sobre publicidad de criptoactivos
  • Opinión | La videograbación de los juicios con jurado sigue sin ser preferencia del LAJ Luis Revilla
    Opinión | La videograbación de los juicios con jurado sigue sin ser preferencia del LAJ Luis Revilla