PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Detenido un individuo por estafar más de 300.000 euros a varios clientes del banco en el que trabajaba

Presuntamente accedía sin autorización a la banca electrónica del cliente, creaba nuevas claves de acceso, y abría cuentas en bancos virtuales para transferir el dineroConseguía los datos de las víctimas a través de la información facilitada por un contacto que trabajaba en una empresa de verificación de identidades de personas, según informa la Policía.
| | Actualizado: 22/02/2021 12:22

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un individuo que supuestamente, aprovechando su condición de empleado de un banco, estafó a sus propios clientes mediante suplantaciones de identidad.

Habría llegado a conseguir un botín de 303.000 euros.

La Policía le imputa supuestos delitos de estafa, usurpación de identidad, revelación de secretos y falsedad documental.

Según ha informado la Dirección General de la Policía, en esta operación, bautizada como ‘Asalto’, han esclarecido una estafa principal sobre cuentas bancarias de una primera víctima por un montante de más de 246.000 euros, otra mediante cheques bancarios por valor de más de 41.000 euros, y una estafa por importe de 16.000 euros cometida sobre la cuenta bancaria de una persona que llevaba 20 años fallecida, y que no había sido cancelada ni reclamada por ningún familiar.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Policía está investigando a otras nueve personas más por los mismos hechos.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la comisión de estafas bancarias a través de la intrusión no autorizada en las cuentas corrientes de los clientes de una entidad bancaria.

PUBLICIDAD

Según informa la Dirección General, detectaron que «el investigado aprovechaba su condición de empleado para cometer los ilícitos, al disponer de un nivel de acceso suficiente como para modificar datos de las bancas en línea de aquellos clientes que consideraba más idóneos».

Señala que una vez dentro de la banca electrónica del cliente, generaba nuevas claves de acceso para, transcurrido un tiempo prudencial y habiéndose asegurado de que esos subterfugios no habían sido detectados ni por sus víctimas ni por la entidad financiera, abrir cuentas bancarias en diferentes bancos
virtuales a nombre de la víctima para no levantar sospechas.

PUBLICIDAD

Además, indica que «paralelamente abría otras cuentas, esta vez a nombre de terceras personas, para poder continuar realizando trasferencias del dinero estafado y ocultar su distribución y localización hasta que, finalmente, conseguía reducir los saldos a cero y se apropiaba del botín».

‘CONSEGUÍA TODOS LOS DATOS GRACIAS A UN CONTACTO EN UNA EMPRESA DE VERIFICACIÓN DE IDENTIDADES’

Para conseguir las documentaciones de identidad necesarias para abrir las diferentes cuentas bancarias con las que dificultaba la trazabilidad del dinero, «el detenido contaba con la ayuda de un trabajador de una empresa de verificación de identidades», explica la Policía.

Estas mercantiles prestan sus servicios a entidades financieras, agencias de viajes, compañías aéreas y el sector del automóvil, entre otros, verificando la identidad de los clientes que contratan sus servicios.

PUBLICIDAD

«De este modo, conseguía de primera mano todos los datos necesarios de las personas a las que suplantaba la identidad (cuentas corrientes, créditos, tarjetas, DNI, NIE o pasaporte), así como las fotografías de los documentos de identidad», informa la Policía.

Tras analizar todos los datos obtenidos, los agentes arrestaron al presunto autor y llevaron a cabo dos registros domiciliarios donde intervinieron 41.400 euros, 18.000 yenes y 2.000 dólares.

Además, han sido bloqueadas preventivamente 19 cuentas bancarias.

La operación ha sido desarrollada por la Unidad Central de Ciberdelincuencia.