Ciudadanos expulsa al presidente de Melilla por haber ocultado que estaba imputado en un caso de «extraordinaria gravedad»
Eduardo de Castro González y la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en una foto tomada en las pasadas elecciones. Foto: EP.

Ciudadanos expulsa al presidente de Melilla por haber ocultado que estaba imputado en un caso de «extraordinaria gravedad»

|
03/4/2021 01:00
|
Actualizado: 02/4/2021 23:49
|

La comisión de régimen disciplinario de Ciudadanos (Cs) ha resuelto la expulsión del presidente de la ciudad autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, por incumplir las directrices del partido y por haber ocultado su condición de imputado en un procedimiento penal «de extraordinaria gravedad» que afecta a su condición de representante institucional al ejercicio de su cargo.

En un comunicado, Cs explicó que De Castro incumplió las directrices del partido y por ese motivo el pasado 12 de marzo le abrió un expediente disciplinario que quedó resuelto el pasado martes, 30 de marzo.

Así se acordó de acuerdo con el apartado k del artículo 116.1 de los estatutos vigentes del partido liberal: «Actuar en el ejercicio del cargo público de forma contraria a los principios y normas aprobadas por el partido, con deslealtad al partido, así como hacia sus órganos de gobierno, cuando perjudiquen gravemente su consideración ante la opinión pública».

La formación naranja destaca que «los principios e ideario del partido son un marco inquebrantable».

La fiscal jefe de la Fiscalía de Área de Melilla, Laura Santa Pau Vázquez, ha denunciado a De Castro y a los exconsejeros de Hacienda Julio Liarte y de Presidencia Paula Villalobos, ambos de Ciudadanos, por un delito de prevaricación administrativa en relación a las supuestas irregularidades cometidas en la concesión del servicio de grúa de Melilla.

Y pide que declaren ante el juzgado en calidad de investigados.

Según el auto judicial, la representante del Ministerio Público ha acordado la remisión de la documentación que obra en su poder al Servicio Común de Registro y Reparto, Sección Primera de esta ciudad, «a fin de que, por el Juzgado de Instrucción que por turno corresponda, se incoen las oportunas diligencias previas y se depuren responsabilidades» en las que pudieran haber incurrido Eduardo de Castro, Julio Liarte y Paula Villalobos, los tres miembros del primer gobierno que surgió tras las elecciones de mayo de 2019, los tres propuestos en el cupo de Cs en su coalición con PSOE y CPM.

La fiscal jefe, Laura Santa Pau, ha tomado esta decisión de tomar en consideración una denuncia ciudadana en la que se exponían las presuntas irregularidades cometidas por las tres autoridades cuando acabó el contrato mayor adjudicado a un empresario, dejando a la ciudad sin servicio de grúa por un tiempo hasta la concesión del mismo a un familiar del vicepresidente de Melilla y un posible daño a las arcas públicas de más de cinco millones de euros.

El ciudadano denunciante había remitido un amplio escrito a la Fiscalía de Melilla en el que pedía que actuara «ante las graves negligencias e ilegalidades que se están cometiendo por parte de los máximos responsables de la ciudad autónoma de Melilla», algo que ha llevado ahora a la fiscal jefe a sumarse a la denuncia y solicitar al juzgado la toma de declaración como imputados del actual presidente de la Ciudad y dos exconsejeros de Cs.

EL PP PIDE LA DIMISIÓN DEL PRESIDENTE DE MELILLA

Por otra parte, el expresidente de Melilla y presidente del PP de Melilla, Juan José Imbroda, pidió que se cumpla el pacto antitransfuguismo y que el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, dimita tras su expulsión por Ciudadanos (Cs).

En declaraciones a los medios, Juan José Imbroda celebró  la expulsión Eduardo de Castro de Ciudadanos, si bien señala que esta decisión llega con dos años de retraso.

El dirigente de la principal fuerza política en la Asamblea de Melilla manifestó así que es una buena noticia para la política melillense que «hoy, dos años después, expulsen a Eduardo de Castro de Ciudadanos: la dirección nacional lo ha echado del partido».

«Viene con dos años retraso porque la principal causa por la que lo tendrían que haber echado fue el incumplimiento en junio de 2019 de un pacto nacional entre PP y Cs por el que cual Cs tenía que haber apoyado a la lista de los populares por haber sido la más votada en las elecciones de mayo de ese año», declaró Imbroda, que en aquel momento se quedó a un voto de hacerse con la Presidencia de Melilla si hubiera recibido el «sí» de Eduardo de Castro, único parlamentario de Cs.

De Castro fue elegido ese día presidente de Melilla gracias a los ocho votos de CPM y cuatro de CPM, que sumaban 13, frente a los 12 de Juan José Imbroda tras recibir el respaldo de los 10 diputados del PP y 2 de Vox.

«Si (Eduardo de Castro) tuviera un ápice de vergüenza y de dignidad, este señor tendría que dimitir e irse de la Asamblea de Melilla porque primero los ciudadanos lo situaron en el último lugar en las elecciones de 2019 y segundo porque el partido por el que se presentó lo ha expulsado», subrayó el popular.

«Si tuviera algo de vergüenza, que lo dudo, debe irse inmediatamente de la Asamblea de Melilla», dijo el presidente y senador del PP Juan José Imbroda y actual líder de la oposición en la asamblea melillense, que ha subrayado que se ha producido «una reparación moral al PP de Melilla dos años después». «Nos queda la satisfacción de que llevábamos la razón, porque estábamos hablando de un hombre que andaba escaso de principios y valores por no decir que no tenía ninguno», enfatizó.

 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política