PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La UEFA recusa al magistrado del caso Superliga para eludir la imposición de sus sanciones

LA ORGANIZACIÓN QUE PRESIDE ALEKSANDER CEFERÍN NO HA ANULADO LAS SANCIONES CONTRA REAL MADRID, BARCELONA Y JUVENTUS COMO EXIGÍA RUIZ DE LARA La recusación de la UEFA, organismo que preside el esloveno Aleksander Ceferín, busca ganar tiempo, apartando a Ruiz de Lara del caso, en espera de la nueva magistrada que tomará posesión del Juzgado de lo Mercantil 14 el próximo mes de diciembre.
| | Actualizado: 28/09/2021 15:50

La UEFA, presidida por el esloveno Aleksander Ceferín, ha recusado al magistrado Manuel Ruiz de Lara, competente en el caso «Superliga»,en lo que, a todas luces aparece como una maniobra legal para eludir las sanciones económicas y su imputación por un delito de desobediencia a la autoridad judicial. 

Ruiz de Lara, titular temporal del Juzgado de lo Mercantil 14 de Madrid, dictó un auto el pasado 20 de septiembre dando 5 días a la UEFA acreditando que había cumplido las medias cautelares que le impuso en los autos de 20 de abril y 1 de julio pasados bajo el aviso de la imposición de ambas medidas. 

Ahora, justo cuando el magistrado va a dar el paso para responder a la absoluta falta de respuesta de la UEFA, la organización que preside el esloveno se descuelga afirmando que «no reconoce la jurisdicción del Tribunal de Madrid y cree firmemente que siempre ha actuado en pleno cumplimiento de los procedimientos pendientes».

En su último auto, Ruiz de Lara calificó la posición procesal de la UEFA «al margen del Estado de Derecho, en abierta promoción de prácticas que comprometen el principio de libre competencia en el mercado».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El magistrado había ordenado a la UEFA que anulara los procedimientos disciplinarios abiertos a Real Madrid Club de fútbol, Fútbol Club Barcelona y Juventus de Turín.

La UEFA solo los «suspendió».

«No ha probado que haya dejado sin efecto las sanciones encubiertas impuestas a los clubes fundadores de la Superliga y tampoco acredita que haya publicado en su web la anulación de los procedimiento disciplinarios abiertos a los tres equipos», añadió en ese auto.

Y explica que hoy ha presentado «alegaciones formales» ante el Juzgado.

PUBLICIDAD

«IRREGULARIDADES FORMALES»

Además, la UEFA ha presentado una moción para la recusación del juez Ruiz de Lara, el entender que hay «irregularidades significativas en este procedimiento».

«En línea con la ley española –y en el interés fundamental de la justicia– la UEFA espera que el juez en cuestión se aparte inmediatamente hasta que se considere esta moción de forma completa y adecuada«, pidió, añadiendo que también presentará un recurso formal ante la Audiencia Provincial de Madrid.

«La UEFA continuará tomando todas las medidas necesarias, en estricta conformidad con la legislación nacional y de la UE, con el fin de defender sus intereses y -lo que es más importante– los de sus miembros y todas las partes interesadas en el fútbol», advirtió el organismo presidido por Aleksander Ceferin.

PUBLICIDAD

Por último, la UEFA defendió que «siempre ha actuado de acuerdo no sólo con sus Estatutos y Reglamentos, sino también con la legislación de la UE, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la legislación suiza en relación con este proyecto de la llamada ‘Superliga'».

OBJETIVO: GANAR TIEMPO

Es evidente que, con esta recusación, la UEFA trata de ganar tiempo, apartando a Ruiz de Lara del «caso Súper Liga» hasta el próximo mes de noviembre, cuando está previsto que tome posesión otra magistrada.

PUBLICIDAD

Este comunicado llega un día después de conocerse que la UEFA no proseguirá con los procedimientos legales contra el Real Madrid, FC Barcelona y Juventus de Turín, los tres clubes ‘supervivientes’ de los doce iniciales que ‘fundaron’ la Superliga.

Es decir, UEFA mantiene –en abierta desobediencia a las órdenes del magistrados– suspendidas las sanciones contra las tres clubes pero no las anula, como le ha exigido el magistrado Ruiz de Lara.

El organismo presidido por Ceferin dice mostrarse firme para «detener» los planes de la Superliga, el proyecto inicialmente apoyado por doce de los principales clubes europeos –entre ellos los españoles Atlético de Madrid, Real Madrid y FC Barcelona– que pretendía acabar con el actual formato de la Liga de Campeones.

PUBLICIDAD

Una intención que depende de lo que diga el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ante el que el magistrado Ruiz de Lara elevó una cuestión prejudicial preguntando si UEFA y FIFA están impidiendo la libre competencia y en la que solicita al tribunal de Luxemburgo si existe abuso de posición dominante.