Miguel Ángel Galán denuncia a Luis Rubiales ante la Fiscalía Anticorrupción por cinco supuestos delitos
Miguel Ángel Galán, presidente de CENAFE, es el autor de la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra Luis Rubiales y contra Gerard Piqué por cinco delitos.

Miguel Ángel Galán denuncia a Luis Rubiales ante la Fiscalía Anticorrupción por cinco supuestos delitos

|
21/4/2022 06:50
|
Actualizado: 21/4/2022 01:15
|

El hombre que tumbó a Ángel María Villar como presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Miguel Ángel Galán, ha presentado una denuncia contra el sucesor de este, Luis Rubiales, ante la Fiscalía Anticorrupción por los delitos supuestos de corrupción entre particulares, corrupción en los negocios, administración desleal, prevaricación administrativa y cohecho.

«La Federación Española de Fútbol es una entidad privada que tiene funciones públicas delegadas, por sus estatutos y por la Ley del Deporte de 1990. Precisamente, esta ley, en su artículo 33, dice qué funciones públicas tiene delegadas. Una de esas funciones públicas delegadas por el Consejo Superior de Deportes, es la de organizar competiciones de carácter oficial estatal. Y la Supercopa de España es una competición de carácter oficial estatal», explica Galán a Confilegal.

«Rubiales, por lo tanto, en ese acto ha ejercido como un agente colaborador de la Administración pública. El contrato, por ello, tenía que haberse sacado a concurso público. En esto no caben comisiones ni mordidas ni nada. La Federación no es una empresa privada ni una sociedad limitada que pueda hacer un negocio jurídico normal en este caso concreto», precisa. «No puede llevarse la Supercopa donde quiera, porque es una función pública del Consejo Superior de Deportes».

Esta es la base de la denuncia interpuesta contra Rubiales por Miguel Ángel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (CENAFE) de fútbol.

En 2016 una denuncia similar a esta, contra Villar, por los supuestos delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental, interpuesta también ante la Fiscalía Anticorrupción, fue el origen de la llamada Operación Soule, que se materializó a mediados de 2017 con la detención del entonces presidente de la RFEF por la Guardia Civil.

Y también fue el autor de otra, esta de finales de ese año, ante el Tribunal Administrativo del Deporte que propició la destitución de Villar por incumplimiento del deber de neutralidad al ostentar la Presidencia de la Comisión Gestora de la RFEF siendo, a su vez, candidato a la reelección en la máxima responsabilidad de la Federación.

Fue esto, precisamente, lo que propició que Rubiales asumiera la máxima responsabilidad de la RFEF tras ganar las elecciones de mayo de 2018.

DENUNCIA CONTRA RUBIALES Y OTROS

Esta denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción contra Rubiales es también extensiva contra la RFEF, la empresa Kosmos Global Holding, S.L., y Gerard Piqué, fubolista del FC Barcelona y administrador único de la Kosmos.

«Luis Rubiales pactó con Gerard Piqué el cobro de una comisión multimillonaria por el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí. Documentos y audios a los que ha tenido acceso el medio de comunicación ‘El Confidencial’ revelan que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) presionó a las autoridades de Riad para que abonaran al jugador del FC Barcelona hasta 24 millones de euros por disputar el torneo en ese país y trató luego de ocultar la participación del futbolista en el contrato», se puede leer en la denuncia.

Galán cita algunos de los audios como el de la conversación que mantuvieron Rubiales y Piqué el 15 de septiembre de 2019: «Geri, enhorabuena. Y no me refiero ni al partidazo de ayer ni a tu gol. Me refiero a que ya son más de las 12 y por lo tanto ya es firme el acuerdo con Arabia Saudí. Un abrazo, gracias por todo y aquí estoy para lo que necesites».

El comentario, según Galán, forma parte de los «Supercopa Files», un alud de archivos inéditos que desvelan, entre otros presuntos escándalos, que Piqué tuvo un papel decisivo en las negociaciones para la celebración de la Supercopa en Arabia Saudí y disfrutó a lo largo de ese proceso de un trato privilegiado por parte de Rubiales por motivos no aclarados.

EL PELOTAZO

«Los movimientos de Rubiales y Piqué para dar un pelotazo con la venta de la Supercopa comenzaron a finales de 2018. Hasta ese año, la competición consistía en una eliminatoria de ida y vuelta en la que se enfrentaban el campeón de Liga y el de la Copa del Rey. Pero el central del FC Barcelona, que simultanea su faceta de futbolista profesional con la presidencia de una empresa que organiza eventos deportivos llamada Kosmos Holding, propuso convertir el torneo en una ‘final-four’ de tres partidos (dos semifinales y una final) en la que participarían los dos primeros clasificados de la Liga y los dos finalistas de la Copa del Rey, para aumentar así el valor de sus derechos televisivos», subraya.

En la denuncia Galán se refiere al salario variable de Rubiales. Un salario ligado a los ingresos que recibe la Federación.

El presidente de la RFEF «dio su visto bueno al nuevo formato y autorizó al futbolista a sondear en secreto el mercado audiovisual en busca de posibles compradores. A partir de ese momento, Piqué pasó a trabajar para la Federación en paralelo a su condición de jugador de la primera plantilla del Barça».

De acuerdo con Galán, Rubiales ocultó a los órganos internos de control de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) su pacto con Gerard Piqué para conseguir un aumento salarial y que este último se llevara una “comisión de éxito” de hasta 24 millones de euros por trasladar la Supercopa a Arabia Saudí.

«La vicepresidenta de Integridad de la Federación, Ana Muñoz, pidió a Rubiales y su equipo que le aclararan los compromisos que había adquirido el organismo con la empresa del jugador del FC Barcelona, Kosmos Holdings, pero estos negaron que existiera ningún tipo de acuerdo. Rubiales también vetó un informe del Comité de Ética de la propia Federación, que se opuso a celebrar la Supercopa en Arabia Saudí por tratarse de una dictadura que pisotea los derechos de las mujeres, castiga la homosexualidad y aplica la pena de muerte. Tanto Muñoz como los tres integrantes de la Comisión de Ética de la RFEF presentaron su dimisión semanas después», explica.

Según Galán, los audios y el anexo al contrato con Arabia desvelados este lunes por El Confidencial acreditan la existencia de ese vínculo y las gestiones de Rubiales para favorecer a Piqué, pero los correos también evidencian un movimiento para silenciar otros aspectos incómodos para la RFEF.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales