Firmas

Diez sugerencias que el nuevo fiscal general del Estado debería tener en cuenta, por su bien y el de la Fiscalía

Luis Santamaría
Diez sugerencias que el nuevo fiscal general del Estado debería tener en cuenta, por su bien y el de la Fiscalía
Sobre estas líneas, Álvaro García Ortiz, que será hoy confirmado por el Gobierno como nuevo fiscal general del Estado. Luis Santamaría, portavoz del PP en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, le expone en esta columna las diez "sugerencias" que debería tener en cuenta para salir con bien de esta situación inesperada que le ha catapultado al timón de la FGE debido a la salud de Dolores Delgado. Foto: Congreso.
01/8/2022 06:48
|
Actualizado: 01/8/2022 08:47
|

Cuando el pasado jueves el Grupo Popular calificaba al nuevo Fiscal General del Estado (FGE), Álvaro García Ortiz, como “la mano derecha, la mano izquierda y el alter ego” de Dolores Delgado estábamos haciendo nuestras las palabras de la Presidenta de la Asociación de Fiscales.

Y lo hacíamos para destacar que el nombramiento del señor García no era más que “otra vuelta de tuerca” y un ejercicio de continuismo que consideramos contrario a las recomendaciones que en los últimos tres años incluye la Unión Europea en sus informes sobre el funcionamiento del Estado de Derecho en España, donde reclama profundizar en la independencia y neutralidad del Fiscal General del Estado. Principios que no puede garantizar el candidato propuesto por el Gobierno.

Cuando decíamos que el señor García había sido “indiferente al daño causado” a la institución no hacíamos más que recoger la opinión del presidente de APIF, para destacar que el nuevo Fiscal General del Estado había sido parte y parte importante del desprestigio sufrido por la institución en estos años, y que por tanto no era una persona idónea para el cargo.

Le recordamos que doce miembros del Consejo General del Poder Judicial, sin distinción entre progresistas y conservadores, se limitaron a decir que reunía los requisitos que el ordenamiento exige para ser FGE, pero ninguno de ellos dijo expresamente que fuera un jurista “idóneo” para el cargo.

Y también que los siete vocales del Consejo manifestaron que no era una persona idónea para el desempeño del puesto, todo lo cual nos parecía que redundaba en el desprestigio de la institución que durante los próximos meses estará dirigida por un fiscal al que nadie considera idónea para el puesto.

Durante la comparecencia ante la Comisión de Justicia, quisimos dejar muy claro que nada nos gustaría más que reconocer que nos equivocamos cuando manifestamos que no es una persona idónea para el puesto y que no será ni imparcial ni neutral en el desempeño de su función.

LO QUE LE ACONSEJAMOS

Por eso le pedimos que nos ayude a rectificar y que para ello rompiendo con la forma de actuar de la Fiscalía General del Estado hasta el momento.

Para ello le sugeríamos varias ideas:

1.- Que compareciera en el Congreso con asiduidad rompiendo con la actitud esquiva de su antecesora, que amparada por la mayoría del gobierno en la mesa de la cámara que nunca permitió su presencia, convirtió a la Fiscalía General en la institución más opaca del Estado.

2­.- Que no se ampare en el debate doctrinal abierto sobre la prescripción y que apoye a un fiscal como el señor González Mota que lo único que pretende es evitar la impunidad de crímenes gravísimos, como lo fueron el ordenar la ejecución de Miguel Ángel Blanco.

Le recordamos que es su deber retorcer el ordenamiento si es necesario con tal de que este tipo de crímenes no queden impunes y también le pedimos que se implique y sea pro activo en la persecución de los 378 crímenes de ETA pendientes de esclarecer.

Que no cuestionara los informes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que amparan el intento de evitar la impunidad de quienes dieron la orden de ejecutar a Miguel Ángel Blanco.

Y también que no anteponga el salvar la mayoría parlamentaria que sostiene al Gobierno a sentar ante el banquillo a estos criminales, por mucho que algunos grupos parlamentarios así lo exijan.

3.- Qué termine con la actual política de nombramientos objetivando los procesos de selección para que sólo los mejores y no los familiares y afines puedan acceder a los puestos más altos de la carrera fiscal.

4.- Que constituya la comisión de ética que exige GRECO y a la que se opuso el señor García y su predecesora simplemente porque las cosas no estaban saliendo como ellos pretendían, y que por tanto diera cumplimiento a la exigencia de la Unión Europea incluida en forma de recomendación en el reciente informe sobre el Funcionamiento del Estado de Derecho en la Unión.

5.- Le preguntamos qué significaban para él palabras como “desjudicialización del conflicto”, o que sentía cuando oía peticiones para que la Fiscalía levante la presión en los procesos que afectaban al independentismo.

Le preguntamos si iba a entrar en este juego vil, si iba a cambiar los criterios mantenidos por los fiscales responsables de los procesos que se siguen en este ámbito en Cataluña y también si cuando en febrero haya que cubrir la plaza de fiscal jefe en Cataluña seguirá la opinión del Consejo Fiscal o tirará de galones para imponer a quien no ponga en peligro la mayoría que sostiene al gobierno.

6.- Le preguntamos si iba a garantizar que Dolores Delgado no se saltará el escalafón en su vuelta a la carrera fiscal como pretendía con la ya tristemente famosa enmienda 603 a la ley concursal que mi grupo destapó para escarnio y vergüenza de toda la carrera fiscal.

7.- También si iba a poner fin a los absurdos enfrentamientos que mantiene la Fiscalía con el Tribunal Supremo, con las asociaciones de fiscales, con la Fiscalía Europea y con el mundo entero.

8.- En relación con los señores Chaves y Griñán le preguntamos si compartía la opinión de quienes piensan que pagan justos por pecadores y si pensaba que el Supremo condena a justos y si había recibido instrucción alguna en relación con el indulto al señor Griñán que parece proponer el gobierno y si está de acuerdo con los indultos que se conceden contra el criterio de la Fiscalía.

9.- La preguntamos si iba a cambiar a cambiar el criterio de la Fiscalía que está recurriendo los terceros grados a etarras y también su acercamiento a las instituciones penitenciarias del País Vasco, o si por el contrario correría por delante de su caballo parea a salvar la mayoría parlamentaria que apoya al gobierno.

10.- Y también qué es lo que va a hacer para que se cumpla en Cataluña la sentencia que obliga a impartir el 25 % de las clases en castellano?.

A ninguna de estas preguntas respondió en sede parlamentaria, así que serán sus actos los que dirán, como así deseamos, si nos equivocamos con el señor García o si por el contrario acertamos al no considerarlo como una persona idónea para el puesto.

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Luis Santamaría:
Últimas Firmas