José María Alonso asume la Presidencia del CIAM con el objetivo de convertir a Madrid en sede mundial del arbitraje
Alonso llega a este puesto después de renunciar a un segundo mandato al frente del ICAM; es uno de los grandes abogados especialistas en arbitraje. Su intención es colocar a Madrid en el mapa del arbitraje internacional como uno de los centros de referencia obligados para empresas españolas y latinoamericanas. Foto: Confilegal.

José María Alonso asume la Presidencia del CIAM con el objetivo de convertir a Madrid en sede mundial del arbitraje

|
04/1/2023 06:50
|
Actualizado: 05/1/2023 09:49
|

José María Alonso ha tomado posesión como presidente del Centro Internacional de Arbitraje de Madrid (CIAM) después de haber sido elegido por el Pleno de la institución en el mes de octubre del año pasado.

Alonso llega a este puesto después de haber llegado al final de su mandato como decano del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) –tras renunciar a presentarse a un segundo mandato– declarando sus intenciones de lograr que Madrid se vuelva una referencia internacional de arbitraje a la que acudan las empresas españolas y latinoamericanas, superando incluso a otras capitales mundiales del arbitraje como París, Londres o Miami, como subraya.

«El arbitraje es una fórmula más segura que los tribunales de algunos países para las personas y empresas que buscan seguridad jurídica en las operaciones internacionales», ha explicado Alonso a Confilegal, destacando los «mecanismos neutrales y los árbitros independientes y preparados» con los que cuenta la capital española.

El reto de los cuatro años que durará su mandato al frente del CIAM, afirma, se encuentra en poder convencer a los hispanohablantes de ambos lados del Atlántico de las ventajas de realizar sus procesos de arbitraje en España en la organización que ahora ha pasado a presidir. Mediante la firma de cláusulas de sumisión al CIAM, esta institución se aseguraría la exclusividad de las competencias como corte de dirimir las controversias en la que se vean involucrados los firmantes.

En cuanto a las herramientas disponibles para cumplir con esta ambiciosa meta, Alonso señala la constitución del CIAM, que surge de la actividad internacional de la Corte de Arbitraje de Madrid, la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje y la Corte Española de Arbitraje, además de contar con el ICAM como socio estratégico.

«Contamos con todos los recursos internos de todas estas cortes, incluyendo los del secretariado general, que no son demasiado numerosos, pero que irán aumentando mientras se vayan tramitando más arbitrajes en Madrid, que son la herramienta óptima para las compañías», asegura.

Menciona también que tiene el apoyo del Club Español de Arbitraje, «la asociación más importante» en este ámbito.

«Las leyes son estupendas en Madrid y estamos muy vinculados con Latinoamérica», señala Alonso, destacando que el CIAM debe ganarse la confianza de las empresas que trabajen fuera de España, las latinoamericanas y los despachos de abogados, que pueden recomendar las cláusulas de sumisión a sus clientes.

Alonso releva a Juan Serrada, de quien ha destacado  “su gran labor y compromiso” mientras ha ejercido como presidente interino entre las elecciones y el agotamiento del mandato del ICAM. Serrada seguirá formando parte del Pleno del CIAM, en representación de la Corte Civil y Mercantil (CIMA), junto al resto de miembros de las cortes fundadoras.       

El nuevo presidente del CIAM cuenta con más de 30 años de experiencia como árbitro internacional, fue miembro fundador y primer presidente del Club Español del Arbitraje y ha ejercido como socio director de los despachos Baker McKenzie y Garrigues.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales