Firmas

Objetivos y riesgos de la identidad digital europea

Objetivos y riesgos de la identidad digital europea
Carlos Franco aborda lo que significa la identidad digital europea y cómo va a impactar a nuestra vidas, con un enfoque técnico.
13/10/2023 06:31
|
Actualizado: 12/10/2023 22:29
|

La identidad digital europea es un sistema de identificación electrónica segura y estandarizada proporcionada por la Unión Europea (UE) y diseñada para que los ciudadanos de los países miembros de la UE puedan autenticarse en línea de manera segura y acceder a servicios digitales en toda la región.

Este sistema permite a los ciudadanos europeos verificar su identidad de forma electrónica y utilizarla para interactuar con una variedad de servicios en línea, como trámites gubernamentales, servicios de salud, banca en línea, educación en línea, etc.

En esencia, la identidad digital europea es una herramienta que permite a las personas autenticarse y confirmar su identidad de manera segura en el mundo digital, eliminando la necesidad de utilizar múltiples credenciales y contraseñas para acceder a servicios en línea. Su objetivo es simplificar y hacer más seguras las transacciones y servicios en línea, al tiempo que garantiza la protección de la privacidad y el cumplimiento de las regulaciones de protección de datos de la UE, como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

En resumen, la identidad digital europea es un sistema de autenticación electrónica estandarizado y seguro que permite a los ciudadanos europeos verificar su identidad en línea y acceder a una amplia gama de servicios digitales en toda la Unión Europea de manera conveniente y segura que parte de un proyecto y un concepto impulsado por la Unión Europea para proporcionar a los ciudadanos de la Unión una forma segura y confiable de identificación en línea que pueda utilizarse en una variedad de servicios y transacciones digitales en todo su territorio.

Conforme al marco legal y regulatorio, las recomendaciones, la posición de la Comisión ITRE del 9 de febrero de 2023 confirmada por el Pleno del 16/03/2023 con las derivadas negociaciones interinstitucionales iniciadas en fecha veintiuno de marzo de dos mil veintitrés, se pueden deducir los siguientes objetivos y beneficios ensamblados en la utilidad pública e interés social:

1.- Facilitar el acceso a servicios en línea: Uno de los objetivos fundamentales es simplificar y agilizar el acceso de los ciudadanos europeos a servicios en línea. Esto incluye servicios gubernamentales, financieros, de salud, educativos y otros, eliminando la necesidad de múltiples identificaciones y contraseñas.

2.- Mejorar la seguridad en línea: La identidad digital europea se implementa con altos estándares de seguridad, lo que contribuye a reducir el riesgo de robo de identidad y fraudes en línea. Esto beneficia tanto a los ciudadanos como a las organizaciones que ofrecen servicios en línea.

3.- Proteger la privacidad: A pesar de su alta seguridad, la identidad digital europea se desarrolla con un enfoque en la privacidad. Cumple con las regulaciones de protección de datos de la UE, como el GDPR, para garantizar que los datos personales de los ciudadanos estén debidamente protegidos.

3.- Promover la interoperabilidad: La identidad digital europea se diseña para ser interoperable en toda la Unión Europea. Esto significa que los ciudadanos pueden utilizarla en diferentes países miembros y en una amplia gama de servicios, lo que facilita la movilidad y las transacciones transfronterizas.

4.- Inclusión digital: Se busca garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a una identidad digital, incluidos aquellos que pueden tener dificultades para acceder a la tecnología. Esto contribuye a la inclusión digital y evita la exclusión de servicios en línea.

5.- Fomentar la confianza en la economía digital: La identidad digital europea tiene como objetivo promover la confianza en la economía digital, tanto para los ciudadanos como para las empresas. Esto puede aumentar la participación en transacciones en línea y el desarrollo de servicios digitales.

6.- Simplificar trámites gubernamentales: La identidad digital europea puede simplificar los trámites gubernamentales y la interacción con las autoridades. Los ciudadanos pueden presentar documentos, solicitudes y realizar trámites en línea de manera más eficiente.

7.- Estimular la innovación: Al proporcionar una base segura para la identificación en línea, se espera que la identidad digital europea estimule la innovación en el espacio digital, lo que puede dar lugar a nuevos servicios y soluciones en línea.

8.- Adaptación a las necesidades cambiantes: La identidad digital europea se diseñó para adaptarse a las cambiantes necesidades de la sociedad digital, incluyendo la evolución de la tecnología y las demandas de los ciudadanos.

9.- Contribuir a una Europa más conectada: En última instancia, la identidad digital europea contribuye a la creación de una Europa más conectada y cohesiva, donde los ciudadanos pueden participar activamente en la economía y la sociedad digitales.

10.- Reducir la carga administrativa: La identidad digital europea tiene como objetivo reducir la carga administrativa tanto para los ciudadanos como para las organizaciones al simplificar los procesos de autenticación y verificación de identidad en línea.

11.- Prevenir el fraude: La identidad digital europea contribuye a prevenir el fraude en línea al garantizar que las personas que acceden a servicios en línea sean quienes dicen ser, lo que puede proteger tanto a los ciudadanos como a las empresas.

12.- Establecer un marco común: La iniciativa de identidad digital europea tiene como objetivo establecer un marco común para la identificación electrónica en toda la UE, lo que simplifica la creación y gestión de sistemas de identificación digital en cada país miembro.

13.- Fomentar la confianza en línea: Al proporcionar una forma segura de verificar la identidad en línea, se espera que la identidad digital europea fomente la confianza de los ciudadanos en la realización de transacciones y actividades en línea.

14.- Apoyar la transformación digital: La identidad digital europea es un componente clave para respaldar la transformación digital en toda la UE, lo que puede impulsar la economía digital y la adopción de tecnologías digitales.

15.- Facilitar la colaboración entre sectores: Se busca facilitar la colaboración entre diferentes sectores, como el público y el privado, para ofrecer servicios digitales más amplios y eficientes.

16.- Promover la autodeterminación: La identidad digital europea busca permitir a los ciudadanos un mayor control sobre su identidad y la información que comparten en línea, promoviendo así la autodeterminación y la privacidad digital.

17.- Garantizar la seguridad cibernética: La identidad digital europea contribuye a elevar los estándares de seguridad cibernética al requerir medidas de autenticación y protección de datos robustas.

18.- Alinear con la Estrategia Digital Europea: La iniciativa de identidad digital europea está alineada con la Estrategia Digital Europea de la UE, que tiene como objetivo fortalecer la posición de Europa en la economía y la sociedad digitales.

19.- Alinear con estándares internacionales: Además de garantizar la interoperabilidad dentro de la UE, se busca que la identidad digital europea sea compatible con estándares internacionales, lo que facilitaría las transacciones y colaboraciones globales.

RIESGOS Y DESAFÍOS

Estos objetivos refuerzan la importancia de la identidad digital europea en la promoción de una experiencia en línea segura, eficiente y conveniente para los ciudadanos europeos y en el impulso de la transformación digital en la región.

Es un hecho innegable que la implantación de la Identidad Digital Europea es un paso importante hacia la digitalización y la simplificación de los servicios en línea en la Unión Europea.

Sin embargo, como cualquier iniciativa tecnológica, conlleva ciertos riesgos y desafíos que deben abordarse adecuadamente, entre los que se destacan los siguientes:

1.- Seguridad de datos personales: La gestión de datos personales es fundamental en la identidad digital europea. Existe el riesgo de brechas de seguridad o filtraciones de información sensible.

2.- Suplantación de identidad: A pesar de su propósito, la identidad digital europea también podría ser utilizada por personas malintencionadas para cometer fraudes o suplantar la identidad de otros.

3.- Privacidad y vigilancia: La recopilación y uso de datos para la identidad digital europea podría plantear preocupaciones sobre la privacidad y el potencial abuso por parte de gobiernos u organizaciones.

4.- Obsolescencia tecnológica: La tecnología en la que se basa la identidad digital europea podría volverse obsoleta con el tiempo, lo que requeriría inversiones adicionales para mantenerla actualizada.

5.- Inclusión digital limitada: No todos los ciudadanos europeos tienen acceso a la tecnología necesaria para utilizar la identidad digital europea, lo que podría excluir a algunos segmentos de la población.2

6.- Ataques cibernéticos: La identidad digital europea es un objetivo atractivo para ciberdelincuentes, lo que la hace vulnerable a ataques como «phishing», «malware» y «ransomware».

7.- Errores en la emisión de identificaciones: Los errores en la emisión de identificaciones electrónicas podrían llevar a situaciones de identidades incorrectas.

8.- Problemas de interoperabilidad: La identidad digital europea debe ser compatible con una variedad de sistemas y servicios en toda la Unión Europea, lo que plantea desafíos de interoperabilidad.

9.- Costes de implementación y mantenimiento: La implantación y el mantenimiento de un sistema de identidad digital europea a nivel europeo pueden ser costosos y requerir un presupuesto sostenible.

10.- Resistencia al cambio: La aceptación y adopción de la identidad digital europea por parte de ciudadanos y empresas puede encontrar resistencia debido a preocupaciones de seguridad y falta de confianza en la tecnología y los gobiernos.

11.- Abuso de datos para fines comerciales: Existe el riesgo de que las empresas utilicen datos de identidad digital europea con fines comerciales sin el consentimiento adecuado, lo que podría ser invasivo.

12.- Problemas legales y regulatorios: Las cuestiones legales y reguladoras en torno a la identidad digital europea, como la responsabilidad en caso de uso indebido o las interacciones mediante representación, aún pueden no estar completamente resueltas.

13.- Fallos técnicos y caídas del sistema: La identidad digital europea es vulnerable a interrupciones técnicas que podrían afectar la disponibilidad y el acceso a servicios críticos.

Por todo ello, resulta fundamental que los gobiernos y las entidades responsables aborden estos riesgos de manera proactiva y establezcan medidas de seguridad y protección de datos sólidas para garantizar el éxito y la confiabilidad de la Identidad Digital Europea.

Otras Columnas por Carlos Franco:
Últimas Firmas
  • Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
    Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
  • Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
    Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
  • Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
    Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
  • Opinión | Celeridad de la justicia: una asignatura pendiente del sistema judicial español
    Opinión | Celeridad de la justicia: una asignatura pendiente del sistema judicial español
  • Opinión | Carta abierta a la ciudadanía
    Opinión | Carta abierta a la ciudadanía