PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las Asociaciones de Jueces en contra de la supresión del CGPJ, como propone Ciudadanos: “Es un gran error”

|

Los portavoces de las cuatro Asociaciones de Jueces se han posicionado en contra -de forma frontal y directa-, a la propuesta de supresión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), desvelada hoy por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Cádiz. “Es un gran error y muestra un desconocimiento preocupante sobre la materia”, coinciden.

CARLOS BERBELL. 

Pablo Llarena, presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Joaquim Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Marcelino Sexmero, portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV) y Conrado Gallardo, presidente de la Gestora de Foro Judicial Independiente (FJI), coinciden en su oposición a la propuesta de Ciudadanos.

Los cuatro coinciden en que es necesaria una reforma del Consejo General del Poder Judicial, para que sea, de verdad, el órgano de autogobierno de los jueces, pero no su desaparición, como establece la propuesta de Ciudadanos. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Me parece absurdo pensar que un presidente vaya a poder asumir todo aquello que la Constitución atribuye al Consejo para defender la independencia judicial. Es radicalmente imposible. Si eso es lo que se pretende hacer, es un error y un paso atrás de gigante”, afirma Llarena. 

“Supone un retroceso muy importante. De aplicarse, nos equipararía a los países más atrasados, en el campo de la justicia, de Iberoamérica. Sería acabar con la independencia del poder judicial”, explica Bosch. 

“Pasaríamos de la mera politización”, dice Sexmero, “a la interferencia directa de los otros dos poderes del Estado, el legislativo y el ejecutivo, en el judicial. Rivera ha hecho una propuesta desde la ignorancia más absoluta”. 

PUBLICIDAD

“Se han pasado por la piedra toda la doctrina del Consejo de Europa. Nuestra Constitución fue pionera en establecer un gobierno autónomo del poder judicial”, cuenta Gallardo. “Pero los políticos han degradado tanto al Consejo, le han reducido tanto sus funciones, hasta dejarlo en la categoría de dirección general, que ahora llega un grupo de administrativistas y dice: supresión”. 

Este hecho, precisamente, que los autores de las propuestas hechas públicas hoy por Rivera, hayan sido cuatro catedráticos de derecho administrativo -Francesc de Carreras, Francisco Sosa Wagner, Andrés Betancort y Mercedes Fuertes, además de Elisa de la Nuez, abogada del Estado-, ha sido muy criticado.

“La propuesta muestra un conocimiento demasiado teórico sobre cuáles son los problemas de funcionamiento de los tribunales de Justicia y del CGPJ. Porque desconoce el volumen, la importancia, la trascendencia y la complejidad de lo que maneja el Consejo”, afirma Llarena. 

PUBLICIDAD

“Si ya el Consejo, por el diseño elaborado por los políticos, está a su servicio, al eliminarlo se les está entregando el control completo de la justicia”, sostiene Bosch. “La solución no pasa por lo que plantea Ciudadanos, que es eliminar al Consejo. Pasa por todo lo contrario. Por reforzar las estructuras que marcan un espacio autónomo de gestión y de decisión judicial. No es una propuesta nada acertada”. 

PUBLICIDAD

“El hecho de que hayan sido cuatro catedráticos de derecho administrativos los que han trabajado sobre la propuesta de Ciudadanos dice mucho de estos partido emergentes”, apunta Sexmero. “No han consultado ni con las asociaciones ni con nadie de la carrera judicial para elaborar un proyecto serio de verdad. Nosotros quisimos reunirnos con ellos, pero hasta la fecha. ¡Y somos los profesionales de la justicia!. No es serio suprimir el Consejo sin más. De aplicarse, incrementaría todos los defectos actuales. Volveríamos a la época franquista”. 

“Ni el PP ni el PSOE jamás antes se habían atrevido a tanto. Han desmontado el Consejo, pero no se han atrevido a eliminarlo. No pueden, constitucionalmente. Rivera”, continúa Gallardo, “le está haciendo el juego a los que lo quieren, de verdad, que son el PP y el PSOE. Ellos quieren que desaparezca el Consejo”.

Para los líderes de las cuatro asociaciones de jueces, la propuesta de supresión del CGPJ puede estar animada de buenas intenciones, por parte de Ciudadanos, pero de buenas intenciones se han pavimentado muchos caminos hacia los infiernos. 

“Es un error, un grandísimo error, que demuestra un desconocimiento preocupante sobre la materia”, afirman al unísono. 

PUBLICIDAD