Scilingo, el exmilitar argentino condenado por los «vuelos de la muerte», obtiene su primer permiso penitenciario
Adolfo Scilingo en el juicio por el que fue condenado a 1.084 años de cárcel. EP.

Scilingo, el exmilitar argentino condenado por los «vuelos de la muerte», obtiene su primer permiso penitenciario

|
21/3/2016 15:58
|
Actualizado: 21/3/2016 15:58
|

El exmilitar argentino, Adolfo Scilingo, condenado por la Audiencia Nacional (AN) a 1.084 años de cárcel por los «vuelos de la muerte», disfrutará próximamente su  primer permiso de prisión de seis días después de que José Luis Castro, magistrado del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, así lo decretara. Una decisión que ha sido confirmada por la Sección Primera de la Sala de lo Penal de ese órgano judicial.

Sclingo fue condenado por su participación en treinta delitos de asesinato y 255 de detención ilegal cometidos en el llamado Proceso de Reorganización Nacional entre los años 1976 y 1983; delitos de lesa humanidad. Extinguirá su pena el 20 de abril de 2026.

La Sección Primera de la Sala, formada por los magistrados Fernando Grande-Marlaska, Manuela Fernández Prado, Ramón Sáez, Nicolás Poveda, Javier Martínez Lázaro y Fermín Echarri, rechazaron el recurso presentado por la Fiscalía, que se oponía a este permiso.

Respaldan, así, las cautelas establecidas por Castro para que el condenado disfrute el permiso en el domicilio designado, sea recogido y devuelto a la cárcel de Alcalá de Henares (Madrid)  por «la persona que le avala» y se presente ante las Fuerzas de Seguridad en días alternos.

En el auto los magistrados recuerdan que el Juzgado tomó en consideración que Sclingo se encuentra preso desde 2001 y, por lo tanto, próximo a cumplir ininterrumpidamente quince años del total de la condena, que «con los límites legales es de 25 años de prisión».

Ha superado más de la mitad de la condena y se encuentra clasificado en segundo grado de tratamiento.

«BUENA CONDUCTA» EN PRISIÓN

Se ha valorado también la antigüedad de los hechos acaecidos hace más de 35 años, la «buena conducta» penitenciaria y el «correcto desempeño» de sus destinos, así como que la Junta de tratamiento concediera el permiso por unanimidad. «Quienes se encargan de su tratamiento lo consideran recomendable para su reinserción», añade.

Añade que el equipo técnico de tratamiento del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria constató que Scilingo tiene «arraigo» en España, su esposa ostenta la nacionalidad española y el hecho de que sus «escasos medios materiales» hacen «poco previsible» su fuga. «El riesgo de que quebrante la condena es muy limitado», agrega, para apuntar que también es poco previsible la reincidencia delictiva.

Además, el auto pone de relieve «el deterioro cognitivo del interno por su larga prisionización» y  la «asunción parcial de su responsabilidad delictiva» que los especialistas aprecian en el preso, de 69 años de edad. Los magistrados acuerdan que disfrute este primer permiso y rechazan otras cuatro peticiones para «evaluar la conduucta del interno y la utilidad del permiso para su tratamiento y reinserción».

El Tribunal Supremo confirmó en 2007 su condena a un total de 1.084 años de cárcel por un delito de lesa humanidad con el resultado de 30 muertes con la agravante de alevosía, una tortura y 256 detenciones ilegales.

Los jueces consideraron probado que el ex oficial de Marina de guerra argentino participó al menos en dos ‘vuelos de la muerte’, en los que 30 personas, supuestos «subservisos», detenidos en la  Escuela Superior de Mecánica de la Armada Argentina, murieron tras ser arrojadas al mar vivos, tras ser narcotizadas, desde aviones a gran altura.

El límite máximo de cumplimiento en prisión para Scilingo se fijó en 25 años por lo que no termina de cumplir su pena hasta el 20 de abril de 2026. Está clasificado en segundo grado penitenciario, que permite disfrutar de hasta 36 días al año fuera de la cárcel (repartidos en bloques de un máximo de siete días) siempre y cuando que se cumplan una serie de requisitos y con la autorización de los jueces. EP.

 

 

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales