PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EEUU y la UE firman un acuerdo de protección de datos para la cooperación judicial

|

Estados Unidos y la Unión Europea han firmado este jueves un acuerdo para la transferencia de datos personales para la lucha antiterrorista y la cooperación policial y judicial, que garantiza una protección elevada de los datos personales y el derecho de los ciudadanos europeos a recurrir ante los tribunales estadounidenses violaciones de la privacidad de sus datos.

El acuerdo ha sido firmado por parte europea por la comisaria de Justicia, Vera Jourová, y el ministro de Justicia holandés, Ard van der Steur, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la UE, y por la fiscal general estadounidense, Loretta Lynch, en nombre del Gobierno de Barack Obama, en el marco de la reunión ministerial informal de Justicia e Interior en Ámsterdam.

El citado acuerdo cubre todo tipo de datos personales como nombres, direcciones y antecedentes penales, que intercambien las autoridades judiciales de la UE y EEUU para prevenir, detectar, investigar y condenar delitos, incluidos los terroristas.

Ambas partes concluyeron las negociaciones del nuevo acuerdo de protección de datos para cooperar contra el terrorismo y el crimen organizado en septiembre de 2015, aunque la firma del acuerdo sólo ha sido posible después de que el presidente estadounidense firmara el pasado mes de febrero el Acta de Reparación Judicial, que permite a los ciudadanos europeos derecho a acudir a los tribunales estadounidenses en caso de violación de la privacidad de sus datos personales, tal y como ocurre ya en el caso de los ciudadanos estadounidense en Europa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

SALVAGUARDAS Y GARANTÍAS

El acuerdo, que se produce tras el escándalo del espionaje masivo por parte de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), incluido a las comunicaciones de ciudadanos europeos, relevada por el exanalista Edward Snowden, incluye salvaguardias y garantías para la transferencia legítima de todos los datos personales entre la UE y Estados Unidos como los antecedentes penales, nombres o direcciones, entre ellos, la limitación clara de que sólo podrán utilizarse para prevenir, detectar, investigar y juzgar delitos criminales, incluido delitos de terrorismo.

Además, la transferencia de datos personales a terceros países u organizaciones sólo podrá darse con el consentimiento previo de las autoridades del país que remitió los datos y los datos personales individuales no podrán retenerse más allá del tiempo “necesario o apropiado”, teniendo en cuenta el impacto para los derechos de intereses de la persona y el plazo de retención deberá conocerse de forma pública en todo caso.

Los ciudadanos europeos también tendrán derecho a acceder a sus datos con ciertas condiciones y a pedir que se corrijan, además de recurrir a los tribunales estadounidenses en caso de que se viole la privacidad de sus datos o cuando las autoridades estadounidenses rechacen su acceso a los datos o a la rectificación.

PUBLICIDAD

El acuerdo, que necesita el consentimiento de la Eurocámara para que pueda ser concluido formalmente, también contempla la creación de un mecanismo para informar sobre las violaciones de la protección de datos personales a las autoridades nacionales competentes.

PRIVACY SHIELD

El acuerdo sellado hoy es distinto del que negocia la UE con EEUU en materia comercial, el denominado “Escudo de la privacidad” (“Privacy Shield”, en inglés).

Con el acuerdo suscrito hoy, que se espera que pueda entrar en vigor a finales de mes, se sustituirá al anterior, al llamado “Puerto Seguro” o “Safe Harbour“, que quedó anulado por el Tribunal de Justicia de la UE en octubre de 2015 y obligó a Bruselas a negociar con Washington un nuevo marco para garantizar un mejor nivel de protección.

PUBLICIDAD

El dictamen de la máxima instancia judicial comunitaria respondió a la larga batalla legal contra Facebook que inició en 2011 el estudiante austríaco de Derecho Max Schrems.

PUBLICIDAD