La APM considera que la aprobación del Código Ético fue precipitada
La diosa Justicia, que corona la parte sureste del Tribunal Supremo -obra del escultor Miguel Blay- reflejándose en los cristales del despacho oficial del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes. Confilegal.

La APM considera que la aprobación del Código Ético fue precipitada

|
22/12/2016 12:48
|
Actualizado: 22/12/2016 17:09
|

La Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la asociación mayoritaria de jueces, se ha unido a las críticas  realizadas por la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV) y Foro Judicial Independiente (FJI) sobre la aprobación del Código Ético calificándolo de precipitado.

«Queremos resaltar la precipitación con la que se ha producido el acuerdo del Pleno, a falta de una reflexión más profunda» sobre el Código Ético aprobado el pasado miércoles por el máximo órgano decisorio de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Para la APM considera, asimismo, que debía haber habido un debate previo amplio en la carrera judicial, por lo que considera que el resultado es una imposición.

«La posición de nuestra Asociación partía de la necesidad de iniciar un amplio debate en la carrera judicial sobre los postulados éticos que hoy se nos presentan, considerando que la aprobación del documento de principios éticos sin ese debate, que debe surgir del conocimiento y difusión del trabajo realizado, supone una imposición que va más allá del compromiso ético al que debe atender un texto como el que se presenta», dice la Ejecutiva de la APM en un comunicado hecho hoy, precisando su posición.

«Lejos de la apertura de este necesario debate, el Pleno del CGPJ asumió la propuesta presentada por la Comisión de Ética Judicial ya no solo obviando algunas de las principales ideas que se planteaban como cuestión, sino apartándose de sus postulados básicos, que afectaban a importantes aspectos cuya discusión era imprescindible y motivó la participación de la APM en los trabajos que se desarrollaron, «añade la APM.

Para esta asociación de jueces, lo que debería estar preocupando es la falta de credibilidad del sistema judicial. 

«Esta solución no pasa por centrar el foco de atención en los integrantes del Poder Judicial a través de la promulgación de un Código Ético», explican.

Y, aunque reconocen que éste elemento puede contribuir a la mejora de esa defectuosa percepción, echan de menos medidas eficaces para alejar «la sombra de la politización de la justicia que tan graves daños viene causando al sistema judicial». 

«La regulación de la elección de los vocales judiciales del propio Consejo con arreglo al indudable espíritu de la Constitución ha sido siempre (y durante años en solitario) la primera -y no única- medida que debiera adoptarse».

En conclusión, 3 asociaciones de jueces, de las 4 existentes, consideran que el Código Ético no era necesario (Francisco de Vitoria), no era urgente (Foro Judicial Independiente) y es precipitado (APM).

Fuentes de Jueces para la Democracia, declararon hoy a Confilegal que «nosotros echamos en falta la participación de la sociedad en la elaboración del Código Ético».

Según fuentes del CGPJ, el Código Ético fue impulsado ante las referencias del informe GRECO del Consejo de Europa, que lo consideraban necesario.

Sin embargo, el CGPJ sí tenía un Código Ético vigente: el Código Iberoamericano de Ética Judicial, aprobado en la Asamblea Plenaria de la XIII Cumbre Judicial Iberoamericana, celebrada en 2006, en Santo Domingo, República Dominicana. En aquel entonces, el CGPJ ostentaba la Secretaría Permanente de esta organización, conformada por 22 países y el Estado Libre Asociado de Puerto Rico; fue uno de sus impulsores y suscriptores. El Pleno luego lo refrendó.

Dicho Código Ético fue reformado en la Asamblea Plenaria de la XVII Cumbre, que tuvo lugar en Santiago de Chile, en 2014. El CGPJ volvió a adherirse al mismo en febrero de este año.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Mundo Judicial