Confilegal
¿Por qué se ha ido Puigdemont a Bélgica?
Vicente Tovar, abogado y magistrado en excedencia.
Firmas

¿Por qué se ha ido Puigdemont a Bélgica?

Vicente Tovar
10 noviembre, 2017

A menudo escuchamos cómo se vanaliza la palabra “histórico” y se utiliza con ligereza y superficialidad, diciendo que estamos ante un fenómeno histórico o en presencia de un acontecimiento histórico para referirnos a situaciones ordinarias o cuasi ordinarias. Incluso se acude a este adjetivo para definir diez o doce partidos de fútbol cada año o de cualquier otro deporte.

Sin embargo en estos días, acudimos perplejos a una cascada de acontecimientos que de manera literal sí son históricos y así lo estudiarán nuestros descendientes dentro de unos años, en las clases de Historia.

Dentro de este contexto de estupefacción, ha sorprendido a algunos medios, el viaje realizado por Carles Puigdemont y otros cuatro ex consejeros del gobierno catalán destituido, los cuales se marcharon a Bruselas mientras para el resto de componentes de ese gobierno destituido se decretaba la prisión provisional como medida cautelar.

Con independencia (nunca mejor dicho) de la valoración que se haga a esta huida desde el punto de vista político e incluso moral, nosotros en este post queremos enfocar esta salida de España desde el punto de vista estrictamente jurídico y queremos dar una visión técnica de lo que ha hecho el Sr. Puigdemont, del porqué lo ha hecho y sobre todo si es una buena decisión que le va a beneficiar o le puede perjudicar .

Naturalmente, nada de improvisado hay en esa huida, como nada de improvisado tienen las intervenciones que está haciendo desde que se encuentra en suelo Belga.

De manera muy breve diré que desde 2004 se introduce en toda la Unión Europea la llamada Orden Europea de Detención y Entrega, que viene a sustituir el tradicional procedimiento de extradición por un sistema mucho más ágil de entrega de personas reclamadas, estableciéndose un sistema de cooperación directa entre autoridades judiciales, mediante el cual se procede a la petición y entrega de reclamados para su enjuiciamiento o bien para el cumplimiento de penas.

Este sistema reduce los motivos de denegación de la ejecución pero no los suprime totalmente.

Entonces la pregunta es la siguiente, si conocía la existencia de esta Euroorden porqué el Sr. Puigdemont y su séquito se marchan a un país de la Unión Europea y en concreto por qué se instalan en Bélgica, si tal orden de detención se va a cumplir y por tanto acabará siendo entregado a los Tribunales Españoles?

Por una parte porque aunque se suprime el principio de doble incriminación (ello quiere decir que se elimina la posibilidad de que el Estado al que se solicita la detención, deniegue la entrega porque los hechos no sean delito en su Código Penal), siempre que el delito tenga previsto en la legislación española una pena  igual o superior a tres años de privación de libertad o se integre en un listado de delitos que contiene la propia ley, en el resto de supuestos, sí se establece un control previo a tal petición.

En este caso concreto, resulta que en las categorías de delitos que recoge el referido listado no se encuentra ni el delito de rebelión ni el de sedición, y el de malversación necesita una interpretación extensiva para encajarlo en el más genérico delito de fraude. De ahí que la jueza Carmen Lamela haya incluido en su orden de detención también los delitos de desobediencia y de prevaricación,  de los que nada decía la querella del Fiscal.

Por tanto, el expresidente prófugo, desde el punto de vista táctico, consigue su primer objetivo: que el Estado al que se solicita la entrega no proceda de manera automática a entregarlo, sino que deberá previamente entrar en el fondo y realizar una valoración sobre la procedencia o no de acceder a lo solicitado por España.

Aquí viene el motivo de la elección de Bélgica como país donde fijar su residencia provisional.

Por una parte, a nadie escapa que se trata de un país complejo donde existe también un grave problema nacionalista e independentista. El propio Gobierno actual está formado por una coalición donde uno de los partidos  es independentista (de extrema derecha además) flamenco y que como hemos visto y escuchado estos días, simpatiza con la causa del secesionismo catalán. De ahí la inteligente elección del idioma flamenco por parte del Sr. Puigdemont, para relacionarse con la administración de Justicia belga. (Como digo aquí no hay nada improvisado).

En los casos que hemos visto en los que no procede la orden de entrega de manera automática, y se requiere un control previo, Bélgica posee los porcentajes mas elevados de denegaciones de estas órdenes de detención o incluso de extradiciones.

Y aquí viene el segundo gran motivo para que se eligiera Bélgica como país al que fugarse.

Junto a las causas que la ley contempla para denegar la ejecución de la orden y que son:

  • Que el acusado sea menor de edad
  • Que el acusado haya sido juzgado ya por los mismos hechos en otro Estado miembro
  • Y que el delito haya sido objeto de amnistía en el pais de entrega,

Junto a esas causas, como digo, Bélgica incluye una mas: que exista atentado contra los derechos fundamentales.

Y esa es la clave de toda la estrategia de los huidos. Pretenden que Bélgica aprecie que en España se atenta contra los derechos fundamentales y que si es entregado, aquí no se van a respetar sus derechos.

De ahí que la estrategia incluya ruedas de prensa denunciando esta opresión, entrevistas en los medios de comunicación exponiendo cómo en España nos dedicamos a violar los derechos de la gente o encuentros con los alcaldes de la vara en los que la consigna es clara: en España no hay justicia y los jueces, que están dirigidos por el gobierno, infringen los derechos humanos.

Si esta estrategia es acertada o no, nos lo dirá el tiempo, pero es un arma de doble filo, pues por una parte es verdad que tiene un tanto por ciento de posibilidades ( yo no creo que en exceso) de que la euroorden sea denegada, pero si Bélgica no la deniega y procede a la entrega (que sería lo razonable), el Sr. Puigdemont y sus colegas  estarán en situación de prisión provisional, con casi toda seguridad, hasta que se dicte sentencia firme, pues no es que haya riesgo de fuga. Es que la fuga se ha consumado y se encuentran en busca y captura.

Nos encontraríamos entonces con la paradoja de que los hoy en prisión acudirán al juicio en situación de libertad, pues cesará la situación de prisión preventiva cuando desaparezcan los motivos cautelares que han llevado a adoptarla, en tanto que él y los cuatro exconsejeros, irán a juicio con toda probabilidad, en situación de prisión provisional pues será difícil la puesta en libertad de quien se sabe es amigo de sustraerse a la acción de la justicia.

 

Vicente Tovar

Vicente Tovar

Magistrado en excedencia.


Leave a Reply

1 Comment on "¿Por qué se ha ido Puigdemont a Bélgica?"

avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
wpDiscuz