PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Son competentes los jueces españoles en materia de menores y alimentos aunque el hijo no resida en España?

Yolanda Dutrey es letrada en Winkels Abogados. winkelsabogados.com.Yolanda Dutrey es consultora en Winkels Abogados. winkelsabogados.com.
| | Actualizado: 25/11/2017 22:11

En el supuesto que vamos a examinar se plantea una demanda de divorcio de mutuo acuerdo de dos personas españolas cuyo hijo menor, que está al cuidado de la abuela, reside fuera de la Unión Europea.

El Juzgado de familia de León, en sentencia de 9 de diciembre de 2016, estima la demanda de divorcio y acuerda la disolución del matrimonio, aprobando el convenio regulador presentado salvo las estipulaciones segunda y cuarta relativas al hijo menor del matrimonio, por falta de competencia judicial internacional de los tribunales españoles.

Ambas partes interpusieron recurso de apelación para pedir que se aprobara el convenio regulador en todos sus extremos y, en particular, en relación con las medidas sobre guarda y custodia del menor y alimentos para éste.

En el recurso de apelación, la Audiencia Provincial de León recoge todo el elenco de normas de competencia judicial internacional aplicables al caso y aclara la competencia de los tribunales españoles para conocer de todas las medidas, incluidos los alimentos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las normas que entran en escena en materia de competencia judicial internacional en este supuesto concreto son el Reglamento 2201/2003 y el Reglamento 4/2009 en materia de alimentos produciéndose unas vinculaciones complejas que se pueden resumir de la siguiente manera:

El Reglamento 2201/2003 da competencia a los tribunales españoles para conocer del divorcio. Al tener competencia para el divorcio, pueden tener competencia en materia de menores (si hay voluntad de los padres) y al tener competencia en materia de menores, tienen competencia en materia de alimentos.

COMPETENCIA

Así, la competencia de alimentos va vinculada a la de los menores y la de los menores va vinculada a la del divorcio, dando como resultado un lógico agrupamiento de materias. Pasamos a examinar esta cadena de manera más detallada:

La competencia de los tribunales para el divorcio no se discute. Las partes son españolas (y además residen normalmente en España) y por tanto, en aplicación del art. 3.1 del Reglamento, son competentes los jueces españoles.

PUBLICIDAD

No es desconocido que el foro habitual en materia de menores es el del domicilio del menor, y que ésa es la regulación que, de manera general, contemplan las normas de competencia judicial internacional existentes. Centrándonos en la normativa aplicable a este caso, ése es el foro que recoge el art. 8 del Reglamento 2201/2003 que prevé como juez competente en materia de menores los de la residencia del menor.

Siendo esto así, no es sin embargo una competencia exclusiva de los tribunales del domicilio del menor si no que pueden concurrir otros jueces como, por ejemplo, los jueces que están conociendo del divorcio si existe acuerdo entre las partes del mismo.

REQUISITOS

El requisito de mutuo acuerdo para dar competencia a los tribunales del divorcio en materia de los menores viene recogido en el artículo 12 del Reglamento 2001/2003.

PUBLICIDAD

El artículo 12 del Reglamento señala que “Los órganos jurisdiccionales del Estado miembro en que se ejerza la competencia con arreglo al artículo 3 en una demanda de divorcio, separación judicial o nulidad matrimonial tendrán competencia en las cuestiones relativas a la responsabilidad parental vinculadas a dicha demanda:

a) cuando al menos uno de los cónyuges ejerza la responsabilidad parental sobre el menor, y

PUBLICIDAD

b) cuando la competencia de dichos órganos jurisdiccionales haya sido aceptada expresamente o de cualquier otra forma inequívoca por los cónyuges o por los titulares de la responsabilidad parental en el momento de someter el asunto ante el órgano jurisdiccional y responda al interés superior del menor».

Por tanto, si se dan esos dos requisitos (responsabilidad parental y aceptación) el juez del divorcio es competente para conocer de los menores.

Esa vis atractiva se recoge también en el Reglamento de alimentos, Reglamento 4/2009, cuyo art. 3 señala que:

PUBLICIDAD

“Serán competentes para resolver en materia de obligaciones de alimentos en los Estados miembros (…), (entre otros jueces y de manera alternativa),

d) el órgano jurisdiccional competente en virtud de la ley del foro para conocer de una acción relativa a la responsabilidad parental, cuando la demanda relativa a una obligación de alimentos sea accesoria de esta acción, salvo si esta competencia se basa únicamente en la nacionalidad de una de las partes”.

De esta manera, al ser competente el juez español para la responsabilidad parental, lo es también para los alimentos referentes a ese menor.

Eso no quiere decir que no pudieran ser competentes también otros jueces para todas las materias, pero en España, aplicando los Reglamentos comunitarios y los lazos que tienen entre ellos, la competencia para el conjunto de las medidas planteadas es de los tribunales españoles si las partes lo solicitan.

Así lo señala la Audiencia Provincial de León en sentencia de 6 de septiembre de 2017, dejando claro, entre otras muchas cosas, que no es necesaria la residencia del menor en la Unión Europea para que sean de aplicación los textos comunitarios ni para que sean competentes los jueces españoles.

por Yolanda Dutrey.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, doctora en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Derecho comunitario por la Universidad Complutense, actualmente, Yolanda Dutrey también es colaboradora de Winkels Abogados. Su labor docente comenzó en 1994 en el Colegio Universitario San Pablo CEU y en la actualidad es profesora titular de Derecho internacional privado de la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid.
Para comentar, suscríbete
Si ya eres suscriptor, Inicia sesión