La Justicia da la razón a Confilegal y condena en costas a la Asociación de “Defensa del Procurador”

Juan Carlos Estévez, presidente del Consejo General de Procuradores de España. Carlos Berbell/Confilegal.
|

La Justicia ha dado la razón a Confilegal en la demanda de juicio verbal sobre derecho de rectificación, articulado contra nuestro medio por la llamada Asociación de “Defensa del Procurador” (ADP), que ha sido condenada en costas al considerar que nuestra información publicada está amparada por la doctrina del “reportaje neutral”, de ahí que hayamos sido absueltos.

La ADP consideraba que la entrevista que le hicimos a Juan Carlos Estévez, presidente del Consejo General de los Procuradores de España, y que publicamos el pasado 15 de enero contenía hechos inexactos y perjudiciales, “perjudiciales”, entendemos que para su honor, lo cual ha sido absolutamente desechado en la sentencia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Coslada, María de las Nieves Gómez Martínez, ha entendido que eso no es así.

Considera que, “las pruebas, interrogatorio de los periodistas firmantes de la entrevista [Carlos Berbell y Yolanda Rodríguez] y, en especial, de la documental unida a la demanda, incluida la entrevista completa adjunta en soporte digital” son un ejemplo de “reportaje neutral”.

“Las manifestaciones aparecidas en la página web www.confilegal.com el día 15 de enero de 2018 tienen desde luego amparo en lo que se conoce como ‘reportaje neutral’ por cuanto se trata de la transcripción de una entrevista realizada a un tercero (el Sr. Estévez), que no se efectúan comentarios al hilo de las mismas, limitándose sin más a transcribir la entrevista, no reelaborando la misma, no personalizando las manifestaciones vertidas por el entrevistado con comentarios propios”, dice la magistrada en su sentencia.

PUBLICIDAD

La magistrada, en su motivación, cita 8 sentencias del Tribunal Supremo, 47 sentencias del Tribunal Constitucional y 4 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“Lo más importante de esta sentencia es como la magistrada revela que el medio de comunicación se limita a reproducir, siguiendo los cánones del reportaje neutral, las aseveraciones del presidente del Consejo de Procuradores, Juan Carlos Estévez“, explica José María Garzón, abogado que llevó la dirección del caso en representación de Confilegal.

PUBLICIDAD

“El fallo deja muy claro que dichas declaraciones tienen interés periodístico y que están protegidas por el derecho a la información, sin que los autores aporten nada de su propia cosecha. La magistrada, además, se apoya en numerorísima jurisprudencia y doctrina, tanto española como del Tribunal de Estrasburgo. Desde el punto de vista técnico, está muy trabajada”, añade el letrado.

PUBLICIDAD

Molestos con las declaraciones del presidente Estévez

La ADP articuló su demanda en torno a la última pregunta que los autores le hicimos a Estévez, precisamente sobre ella.

¿La querella que les puso la Asociación para la Defensa del Procurador ha sido uno de los peores momentos de su historia?

Y Estévez contesta lo siguiente:

“Para nada. Yo sabía que eso no tenía ningún recorrido. Fue peor para Antonio Álvarez-Buylla, que era el decano en ese momento, porque le costó su puesto como vocal del Consejo General del Poder Judicial. No pudo tomar posesión, aunque estaba elegido por el Senado, porque es un señor. Pero podía haber tomado posesión”.

“Hay un grupo, que siempre son los mismos, que han presentado querellas y denuncias ante todos los colegidos de España”.

PUBLICIDAD

“Son odiados por toda la Procura”.

“El nacimiento de todo esto es el impago de cuotas. Son gente que se han dedicado dado a hacer competencia desleal y a trabajar a precios bajos. Nosotros cobramos por un monitorio, de arancel, 35 euros. Alguno de estos los llevaban por 5 y  10 euros, con el aliciente de que iban a recibir 10.000 monitorios de una empresa grande. El problema es que luego hay que tramitar esos 10.000 monitorios y carecían de medios”.

“Cuando luego había que pagar la cuota no tenían dinero. Y ese es el origen de todo los males. Las querellas no tenían ni pie ni cabeza”.

“A mí me afectaban todavía menos, porque el famoso estatuto que da origen a todas las querellas se tramita siendo yo decano del Colegio de Procuradores de Madrid, pero luego se termina cuando yo ya no era decano”.

“El Estatuto se elaboró, se aprobó en Junta General, con una mayoría del noventa y tantos por ciento de los votos y se manda al Consejo General de Procuradores, que tiene que informar, y a la Comunidad de Madrid”.

“El Consejo General hace sus observaciones. Se recogen. La Comunidad hace las suyas, se recogen y se aprueba el Estatuto”.

“Estos señores afirmaban que se había reformado torticeramente el Estatuto. Pues no. Lo reformó el Colegio de Procuradores de Madrid, con los informes positivos de la Comunidad y del Consejo General, tras las modificaciones ordenadas”.

“Al final todo se ha archivado, como tenía que ser”.

La ADP afirmó en el juicio que no había tenido nada que ver con la renuncia de Álvarez-Buylla

Durante el juicio, el letrado de la ADP hizo mucho hincapié en el hecho de que la citada asociación no había tenido nada que ver en la renuncia del anterior decano del Colegio de Procuradores de Madrid, Antonio Álvarez-Buylla, a convertirse en vocal del Consejo General del Poder Judicial, tal como afirmaba Estévez en la entrevista.

Y para sustanciar su afirmación, aportaron como prueba la nota que Álvarez-Buylla hizo pública en su momento el 15 de enero de 2015.

Sin embargo, obviaron dos entrevistas posteriores, de Confilegal, al exdecano en las que les señala a ellos como la causa de su renuncia.

La primera, publicada el 13 de diciembre de 2016 bajo el título Antonio Álvarez-Buylla: “A mí la ADP me ha perjudicado de forma muy grave en lo personal, en lo familiar y en lo profesional”.

Y la segunda, del 2 de marzo de 2018, que llevó como titular Antonio Álvarez-Buylla: “La querella que me puso la ADP fue el motivo fundamental por lo que renuncié a ser vocal del CGPJ”.

En ambas, el exdecano del Colegio de Procuradores de Madrid deja más que claro que tuvo que renunciar por el acoso al que le sometió la ADP.

La magistrada desestima íntegramente la demanda de la ADP y, como indicábamos al inicio de la información la condena en costas.

La sentencia no es firme y puede ser apelada.

Antonio Álvarez-Buylla, exdecano del Colegio de Procuradores de Madrid; para él está muy claro que el acoso de la ADP fue la razón para que no fuera vocal del CGPJ.