PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Se esperan multas millonarias para las compañías de seguros que no sean transparentes

El Consejo Ministros aprueba llevar al Parlamento reforma Ley de Distribución de Seguros para mejorar la transparencia a nivel contractual.
|

El Consejo de Ministros aprobaba este viernes el Proyecto de Ley de Distribución de Seguros y Reaseguros privados, con el que se traspone la Directiva 2016/97 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de enero de 2016, que pretende introducir más transparencia en la compra venta de seguros en nuestro país y proteger mejor al asegurado.

Desde el Ministerio de Economía se indica que esta nueva normativa europea persigue dos objetivos fundamentales. Por un lado, esta normativa aumentará la proyección de los asegurados mediante el incremento de la transparencia, evitando conflictos de interés o diseñando productos más adecuados para el consumidor.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Además, se trata de establecer unas condiciones de competencia equitativa para todos los operadores del sector, que sean adecuadas y proporcionadas a los distintos tipos de canales de distribución.

Por lo que respecta a sus efectos sobre los consumidores, la futura ley refuerza las normas de conducta y transparencia.

Entre ellas, que la persona que contrate un seguro debe estar informada de “todos los costes y gastos asociados” y el asegurador deberá “advertirle sobre los riesgos” de los productos de inversión sobre basados en seguros.

PUBLICIDAD

También se deberá informar al cliente de las estrategias de inversión que le proponga la entidad mediadora del seguro y proporcionarle “una evaluación periódica” de la idoneidad de este producto.

Este proyecto de ley incrementa las multas máximas por incumplimiento hasta los cinco millones de euros, con el objetivo de aumentar la protección de los asegurados y establecer condiciones de competencia equitativa para todos los operadores del sector.

PUBLICIDAD

Así, se establecerán procedimientos específicos para canalizar las denuncias públicas frente a infracciones en materia de distribución de seguros y reaseguros, fomentando así la colaboración de los profesionales que trabajen en el sector, sin que ello implique riesgos laborales para los que comuniquen estas irregularidades. También se refuerzan los poderes de supervisión de las autoridades de los Estados miembros.

PUBLICIDAD

Se pretende reforzar las normas de conducta y transparencia y se pondrán requisitos adicionales para la distribución de productos de inversión basados en seguros. Se evitarán así conflictos de interés que puedan perjudicar al cliente; se introduce el concepto de ventas vinculadas y combinadas; se establecen requisitos en materia de gobernanza de productos, en particular, en el diseño, aprobación y control de estos y se refuerza el régimen de infracciones y sanciones.

Este Proyecto de Ley modifica la estructura del mercado de la distribución de seguros y reaseguros, fijando la tipología de distribuidores y los requisitos para acceder a esta actividad. Asimismo, se refuerzan los de profesionalidad y competencia de los mediadores de seguros y reaseguros.

Un sector en crecimiento que lo utiliza el 55% de los españoles

En total, va a afectar a más de 3.200 corredores de seguros 77.000 agentes de seguros sujetos a la supervisión de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, a los sujetos a la supervisión de las comunidades autónomas, y a todas las entidades de seguros que distribuyan seguros directamente.  El volumen de primas contratado fue de  63.392 millones de euros durante el pasado año.

Hay que reseñar también que el 55% de los españoles gasta ente 200 y 1.000 euros al año en seguros. Los hombres tienen más predisposición a la contratación de seguros materiales, entre los que se encuentran los de Autos, Incendio, Robo y Viajes frente a las mujeres que se decantan más por los seguros personales como Vida, Decesos, y de Salud.

El Consejo Ministros aprueba llevar al Parlamento reforma Ley de Distribución de Seguros para mejorar la transparencia a nivel contractual.

Son los resultados que arroja el estudio ‘Qué les importa a los españoles‘, realizado por MetLife Iberia, que publica con motivo de la celebración del Día Mundial del Seguro, que se celebra hoy 14 de mayo.

PUBLICIDAD

De este estudio se desprende, que el 50% de los españoles gasta entre 200 y 999 euros al año en productos de seguros, y un 20% de ellos declara un gasto anual de entre 1.000 y 2.000 euros. Sólo un 7% de los encuestados declara un gasto menor de 200 euros al año.

En cuanto a las diferencias por género, la investigación concluye que los hombres que afirman gastar esa cantidad alcanzan el 55% frente al 45% de las mujeres, por lo tanto, los hombres se sitúan 10 puntos por encima de las mujeres en cuanto a contratación de seguros.

Si atendemos a la tipología de seguros más contratados por los españoles, los seguros de Coche o Moto encabezan la lista (83%), seguidos por los seguros de Hogar (76%) y los seguros de Vida (45%). Les siguen los seguros de Decesos (35%), los seguros Médicos (31%), los de Accidentes (18%) y los Planes de Pensiones (16%).

Gobernanza en la compraventa de seguros

La norma, que se lleva ahora al Parlamento para su tramitación,  introduce el concepto de ventas vinculadas y combinadas, es decir, aquellas que ofrecen productos de seguros conjuntamente con otros servicios o productos distintos de los seguros como parte de un mismo paquete o acuerdo. El Ministerio ha apuntado también que se establecen requisitos en materia de gobernanza de productos, en particular en el diseño, aprobación y control de estos.

El distribuidor de seguros deberá informar en este caso si los distintos componentes se pueden adquirir de forma separada, e indicar los correspondientes justificantes de costes y gastos de cada uno de ellos.

Según ha explicado el Ministerio de Economía, la norma también incluye requisitos en materia de gobernanza de productos, en particular en su diseño, aprobación y control.

De esta manera, los distribuidores de seguros que diseñen sus propios productos para su venta deberán elaborar, mantener y revisar un proceso de aprobación para cada uno de ellos, así como de las modificaciones que puedan sufrir.

Con este proyecto de ley se pasa a considerar como distribuidores de seguros y reasegurosmás allá de los mediadores tradicionales (agentes y corredores), a las entidades aseguradoras y reaseguradoras, a los mediadores de seguros complementarios, entre los que se incluyen a los participantes en el mercado que distribuyen productos de seguros con carácter accesorio; y a los comparadores de seguros.

Además, en el caso de los operadores de banca-seguros, la entidad de crédito o el establecimiento financiero de crédito podrá poner su red de distribución a disposición de más de un operador de banca-seguros.